Niña de 7 años da importante lección a maestra antes de morir: “Nos enseñó a ser mejores personas”

Por Celeste Armenta
10 de Mayo de 2021
Actualizado: 10 de Mayo de 2021

Para la maestra Sara, lo más importante es la educación y el bienestar de sus alumnos, así que decidió pasar sus vacaciones de verano en 2020 junto a una de sus alumnas que luchaba contra el cáncer. No sabía que esa experiencia y lo que vivirían después le dejaría una lección de vida.

Charlie Fernandez conoció a su maestra, Sara Norton de 54 años, cuando llegó a la Escuela Primaria Saddlewood en Colonie, Albany, en Nueva York, en 2019. La pequeña de 6 años había sido diagnosticada de neuroblastoma, un cáncer poco común y agresivo, aún así la pequeña “gobernaba la escuela”, dijo Norton en una entrevista a People.

Charlie “amaba ir a la escuela”, compartió Jason Fernandez, su padre. Pero la clase favorita de la pequeña definitivamente era de la maestra Norton, porque ahí podía acostarse junto a George y Henry, unos perros que siempre estaban en la clase. En un espacio especial que la maestra preparó para Charlie, ella podía descansar luego de los fuertes efectos del medicamento en su pequeño cuerpo, según el mismo medio.

En solo unos pocos meses, Charlie y Norton desarrollaron una relación especial. “Son amigas. Se divierten juntas. Y se ríen”, dijo Fernandez a News 10.

El pronóstico de vida de Charlie era devastador. Aún así, la familia se preparó para una ronda de quimioterapia a inicios del 2020, cuando sucedió algo inesperado.

“No puedo ver”, dijo Charlie a sus padres. “Yo dije: ‘La televisión está ahí’. Ella dijo: ‘No, no puedo ver'”, recordó Danielle, la madre de Charlie.

Un tumor inoperable estaba presionando el nervio óptico, lo que provocó que la niña perdiera la vista. “[Su vista] nunca regresó”, dijo Fernandez. “No sabemos si puede ver algo. A ella realmente no le gusta hablar de eso”.

Charlie dejó de asistir a la escuela, pero la maestra Norton la visitó regularmente en el hospital. Cuando la pandemia debido al virus del PCCh, también conocido como el nuevo coronavirus, provocó el cierre de las escuelas, la pequeña estaba muy débil para unirse a la clase en línea.

Cuando las condiciones lo permitieron, Norton visitó a Charlie en su casa junto a George y Henry, los adorables perros con los que ella pasaba los días en la escuela.

Debido a que la niña no estaba recibiendo asistencia médica por su reciente ceguera —debido a la ocupación de los hospitales por la pandemia—, la maestra fabricó ella misma un bastón con un aro de hula hula, para que Charlie pudiera guiarse y caminar.

Aademás, Norton entrenó a George y lo convirtió en un perro guía, de acuerdo a People.

“Estaba débil por sus tratamientos y tenía miedo de salir, pero se sujetaba de George y el aro y caminábamos unos pasos por la calle”, recordó Norton.

“Ella hará todo lo posible por cualquier niño en su salón de clases”, dijo Danielle de la maestra Norton. “Somos los padres más afortunados de tenerla en nuestra vida como maestra de nuestra hija”.

Norton renunció a sus vacaciones y continuó visitando a Charlie durante todo el verano, llevándole juegos en braille y letras con textura para que la niña las encontrara.

“Nunca me rendí porque ella nunca se rindió”, dijo Norton. “Nunca devolvería lo que obtuve de ella ese verano”

La maestra se convirtió en un miembro más de la familia Fernandez, e hizo más fácil la vida de Charlie. Aún así, el padre de la niña reconoce que Norton “trata a todos los niños de su clase por igual. Ellos la aman”.

Con todos los cuidados, Charlie pudo regresar a clase presencial cuando su escuela reabrió. Su maestra ya había preparado a los alumnos, hablándoles de cómo era la ceguera de la niña y cómo le afectaba y también lo haría con ellos.

“Y aceptaron el desafío, guardaron sus sillas, mantuvieron la puerta abierta para ella, le daban cosas táctiles para tocar”, recordó Norton. “Le leían libros y le explicaban las imágenes”.

Si Charlie necesitaba un color rosa para colorear, todos corrían para buscarlo, y ningún niño dijo “Pero tú no puedes verlo, Charlie”, reflexionó Norton.

Debido a su dedicación, los padres de Charlie no dudaron en nominar a la maestra al premio “Thank A Teacher”, un reconocimiento que otorga  Staples, una cadena de suministros al por menor. Entre miles nominados en Estados Unidos, Norton fue una de las 20 ganadoras de una tarjeta de regalo de  USD 5000, para útiles escolares.

“Sabía que ella iba a ganar”, dijo Danielle.

“La Sra. Norton ha hecho todo lo posible por nuestra hija y todos sus estudiantes […] abogó por ella incluso cuando no pudimos, se ofreció como voluntaria para enseñar su escuela de verano en nuestra casa”, dijo Danielle en diciembre de 2020, en un mensaje a Staples, informó el Distrito Escolar en Colonie. “La Sra. Norton gasta su propio dinero en cosas y se aseguró de luchar por su educación y por todos los servicios que necesita”, agregó.

La maestra Norton dijo que para ella era un honor enseñar a Charlie: “Me convirtió en una mejor maestra; me desafió a hacer que las cosas funcionen para ella”, de acuerdo a News 10.

Desafortunadamente, Charlie recayó y su condición empeoró. El 19 de abril, falleció a la edad de 7 años.

“Quien la conoció no la olvidará. Con la fuerza que mostró, nos enseñó cómo amar más profundamente y cómo ser mejores personas. Ella fue un regalo”, dijo la maestra Norton.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS