Niña siente que ‘Dios’ le dice que salga, luego escucha llorar a una bebé recién nacida en los arbustos

Por Li Yen
17 de Julio de 2019 Actualizado: 17 de Julio de 2019

Elysia Laub vive con su familia en una hermosa propiedad en el bloque 18000 de White Oak Avenue en Lowell, Indiana. La niña tenía solo 9 años cuando apareció en los titulares del país. ¿Qué hizo ella? Fue aclamada como un ángel de la guarda por salvar una pequeña vida.

Sucedió mientras Elysia jugaba en su casa. Ese lunes en particular, en julio del 2016, estaba dentro de su casa cuando de repente tuvo un fuerte sentimiento que la impulsó a salir. Elysia dijo que al principio pensó que estaba oyendo voces en su cabeza, según varios informes. Sin embargo, la sensación de salir al exterior se hizo más fuerte.

Elysia dijo que recordaba el dicho bíblico que dice “Dios se mueve de manera misteriosa”. Así que, ella fue a su patio trasero y no vio ni oyó nada. Estaba a punto de volver a su casa cuando, de repente, escuchó extraños “gritos” que salían de los arbustos.

Elysia pensó que uno de sus cerditos había salido del corral, así que fue a investigar. Tras la investigación, hizo un descubrimiento asombroso en un área rural cerca de un arroyo en su patio trasero justo antes de las 11 a.m., reportó NBC Chicago.

Elysia, una niña de nueve años de edad, siguió el sonido hasta los arbustos. Al separar las hojas, vio, para su total asombro, ¡a una bebé recién nacida! La asombrada Elysia dijo a la agencia de noticias: “Solo vi unas piernas rosadas pateando. Sabía que estaba viva y que teníamos algo. No podía dudar de mí misma. Sabía que teníamos que conseguir ayuda”.

Sorprendida y horrorizada, Elysia fue a buscar a su madre, Heidi, quien al principio pensó que su hija estaba soñando despierta. Pero cuando Heidi vio a la niña con sus propios ojos, inmediatamente la recogió.

Aparentemente, alguien había dado a luz a esta bebé en su patio trasero. El cordón umbilical y la placenta de la recién nacida seguían unidos, y los gusanos estaban por todo su cuerpo desnudo, pero al menos lloraba y seguía viva. Heidi le dijo a su hija: “Elysia, corre a la casa y llama al 911 lo antes posible”.

“Llegué a la casa y le pusimos una de nuestras mantas de bebé a su alrededor”, dijo Heidi.

Cuando la policía llegó poco después, examinaron el estado de la bebé. Declararon que la niña podría haber estado sola durante varias horas o un día antes de que Elysia la encontrara. “Es obvio que esta niña, según los informes médicos, nació unas pocas horas antes de ser encontrada”, dijo el sheriff John Buncich del departamento de policía de Indiana. “Pudo haber sido de la noche a la mañana”.

Las temperaturas alcanzaron cerca de 32 grados Celsius ese día. Por lo tanto, la piel de la recién nacida estaba quemada por el sol, pero por lo demás estaba bien… gracias a Elysia que actuó de acuerdo con su intuición.

“Un milagro que [la niña de 9 años] estaba ahí fuera para encontrarla”, dijo el sheriff Buncich. Los agentes nombraron a la niña “Miracle Jane Doe” y llamaron a Elysia el “ángel guardián” de la niña.

“Es un milagro que la hayamos encontrado. Dios puso a mi hija ahí fuera para salvar a esa bebé. Ella está bien. Esta es realmente una buena historia”, dijo la madre de Elysia en una entrevista con WMAQ.

La recién nacida fue llevada al Anthony’s Hospital, donde fue tratada por quemaduras de sol. Después de eso, la niña sana fue trasladada a un hogar de acogida. La identidad de la madre de la bebé fue luego rastreada por el Departamento del Sheriff de Lake County, y se reveló que era una adolescente menor de edad del vecindario, según People.

“No lo hice yo sola, alguien me ayudó”, dijo Elysia a CBS Chicago. Cuando se le preguntó “quién” ayudó, ella respondió con toda la honestidad de un niño, “Dios”.

“Si yo no hubiera estado allí y Dios no le hubiera dicho a mi cerebro, si mi cerebro no me hubiera hecho ir allí, hubiéramos encontrado una bebé muerta en el patio esta tarde”, dijo la pequeña niña. “Hubiera sido mucho peor y muy diferente”.

Afortunadamente, “Miracle Jane Doe” sobrevivió gracias a la agilidad de Elysia.

En lugar de abandonar a una recién nacida de esta manera extrema, hay opciones seguras disponibles. Bajo la ley Safe Haven, implementada en los 50 estados de los Estados Unidos, las mujeres pueden entregar anónimamente a sus bebés sin temor a ser procesadas—hasta los 45 días de edad en Indiana—a un miembro del personal de un hospital, departamento de policía, estación de bomberos o proveedor de servicios médicos de emergencia. Posteriormente, el bebé recibirá atención médica y será adoptado por una familia.

Mira el vídeo a continuación:

Regresaron a casa después de mucho tiempo y les dieron una gran sorpresa

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS