Niñera atrapa a ladrona inexperta que no pudo escapar de sus rudos brazos

Por Marjorie Aguirre
13 de Julio de 2019 Actualizado: 18 de Julio de 2019

Una niñera de la ciudad estadounidense de Everett, en Washington, vio que la camioneta del servicio de correo dejó algunos paquetes en la casa de su empleador, pero lo que no imaginaba es que solo unos minutos más tarde alguien se detendría para robarlos.

Kate Anderson estaba en su horario de trabajo cuando se percató que los paquetes recién descargados por el servicio de correo estaban siendo robados por una intrépida mujer. Kate observó que un auto se detuvo y una una mujer bajó corriendo y tomó algunos paquetes de la puerta de la casa de sus patrones y luego corrió hacia el automóvil, según reportó Q13Fox.

“La vi inclinarse y recogerlo, y pensé, ‘oh, Dios mío, ella está robando’, entonces, para ser sincera, simplemente me fui tras ella”, declaró Kate a KIRO7.

Mientras la ladrona dejaba el paquete en el carro, Kate salió corriendo de la casa. El conductor del auto, al verla, entró en pánico y aceleró antes de que la ladrona consiga subir.

La aspirante a ladrona cayó al suelo, ilesa, pero sin forma de escapar. Nuevamente se levantó y tropezó, pero apenas intentó correr Kate ya estaba sobre ella.

Todo el episodio fue captado por la cámara de seguridad de la casa que está oculta en el timbre.

La siguiente escena que muestra la cámara es a Kate sosteniendo a la ladrona por el cuello, arrastrándola de regreso a la casa. “Oye, ¿qué estás haciendo? ¿Qué estás tratando de robar?”, dice Kate dirigiéndose a la ladrona que niega los hechos. “No hice nada”, dice mientras intenta escapar. “Llama a la policía, ¡acaba de robarse algo de mi casa!”, gritó Kate a un transeúnte.

Después de unos ocho minutos, los agentes del sheriff del condado de Snohomish apresaron a la frustrada ladrona que ya tenía órdenes de arresto pendientes.

Resulta que la ladrona, Rhieanna Schindler, es bien conocida por las fuerzas del orden de la región. La mujer de Everett, de 29 años, tiene órdenes de arresto por posesión de drogas y robo, y fue arrestada más de 20 veces desde el 2010, según reportó Kiro7.

La propietaria de la casa, Tanya Smith, dijo que estaba muy complacid  pero no sorprendida por las acciones de Kate. “Aunque es bastante sorprendente lo que hizo, no me sorprende”, dijo Tanya a KIRO. “Kate es una persona increíble y muy recta y no le aguanta tonterías a nadie, estoy muy orgullosa de ella”.

Y para demostrar su gratitud, Tanya llevó a Kate a cenar.

Kate dijo que el incidente la dejó conmocionada, pero que no dudaría en volver a hacerlo. “Nunca sentí que ella era una amenaza para mí. Así que creo que lo hubiera manejado de la misma manera, sí, porque no está bien hacer eso. No está bien para nada, en mi opinión”, dijo.

El departamento del alguacil dijo que no recomienda que los ciudadanos tomen el asunto por sus propias manos, pero si Kate Anderson quiere dejar el negocio de niñera, ya la están contratando.

Mira cómo este hombre encontró la paz y la tranquilidad en una práctica milenaria

TE RECOMENDAMOS