Niño de 10 años es secuestrado y obligado a pelear por una pandilla de adolescentes

Por Mariana Buendia
01 de Noviembre de 2019 Actualizado: 08 de Noviembre de 2019

El pasado miércoles 30 de octubre en una localidad de Escocia, un niño de 10 años de edad que vendía barras de macarrón de casa en casa, fue brutalmente atacado por una pandilla de adolescentes y obligado a pelear con otro niño, mientras era grabado.

Sonny Murray, un alumno de la Primaria Carigur, vivió una pesadilla después de que un grupo de chicos armados con cuchillos y botellas lo abordara cerca de su casa ubicada en Fernieside Crescent. La pandilla de aproximadamente 12 jóvenes, lo secuestró y lo obligó a pelear cruelmente, reportó Edinburgh News.

Casi después de dos horas, el niño indefenso, golpeado y asustado, tuvo la fortuna de que una vecina que paseaba a su perro en las cercanías, logró escuchar.

Yvonne Yenkinson de 65 años de edad, compartió su experiencia con el mismo medio: “Oí un fuerte ruido y alguien dio un grito estrepitoso. Entonces grité ‘¡Ey!’, y el grupo se esfumó”. Al llegar al lugar, Murray gritaba como loco y sus piernas no podían sostenerse, le salía sangre de su boca y tenía toda la cara hinchada, informó la mujer.

Imagen Ilustrativa. (Mario Tama/Getty Images)

La mujer pudo ver que entre la pandilla había dos adolescentes, que se quedaron mirando cuando ella llegó. Yekinson indignada, declaró: “Las dos chicas estaban allí de pie y tengo que decir que las maldije y las llamé cobardes y matonas”. También agregó, que descaradamente le contestaron “¿Quién, yo?”, pero definitivamente eran parte del grupo.

Por otro lado la salvadora del chico, permaneció a su lado hasta que vino su mamá y la policía. Ella señaló que Murray estaba casi por desmayarse, pero increíblemente estaba preocupado por su bicicleta y sus barras de macarrones, además de lo que su madre le iba a decir, informó el mismo medio escocés.

“Me dijo que lo habían amenazado con botellas y que tenían cuchillos. Debió haber estado aterrado” añadió la vecina. “Encontramos su bicicleta y le habían cortado los neumáticos y sacado el dinero de su bolsa. Estaba muy alterado, pero lo abracé y lo consolé”, finalizó.

Imagen Ilustrativa. (Pixabay/ Alexas_Fotos)

La mamá del niño, Lynda Murray, de 38 años de edad, estaba profundamente agradecida con Yekinson por haber salvado a su hijo. “Si no fuera por la mujer que ayudó a Sonny, no sé qué habría pasado. Podría estar muerto ahora mismo”, declaró la mujer.

También agregó que solo han vivido en la zona por ocho meses, por lo cual su hijo desconocía mucho sobre el lugar.

Tras el lamentable suceso, la Sra. Murray declaró ante la policía de Escocia, dando detalles sobre la banda de delincuentes.

Por otro lado, su hijo fue revisado en el Hospital Sick Kids, donde afortunadamente no encontraron ningún daño mayor en los estudios que le realizaron.

Sin embargo, el trauma y el daño psicológico es definitivo. La madre señaló que su hijo tiene miedo de estar solo en los lugares oscuros y le ha dicho: “Mamá, si alguna vez desaparezco, prométeme que no te mudarás de casa hasta que te encuentre de nuevo”.

*****

Mira a continuación:

Esta chica solitaria y acosada recupera su autoestima al asistir a un evento que cambiaría su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS