Niño autista se inquieta cuando empresa suspende sus waffles favoritos, así que le envían la receta

Por Louise Bevan
01 de Abril de 2021
Actualizado: 01 de Abril de 2021

El único alimento sólido que Jerico Roman, de 9 años, puede masticar y tragar es una marca específica de waffles que ya se descontinuaron. Aunque esto puede parecer extraño para quienes no tienen problemas de alimentación, Jerico, que es autista, se enfrenta a retos de alimentación algo complejos.

Después que su desesperada madre inició una campaña en Internet para comprar las últimas existencias del producto, los waffles de arce y canela de Nature’s Path, la marca de alimentos orgánicos se dio cuenta y se ofreció a ayudar.

Sorprendentemente, le enviaron a la madre, Jenna Roman, la receta para que intentara hacer los waffles en casa.

Jenna, de Surrey, Columbia Británica, se describe como “madre soltera de tres hijos y todos los roles que eso conlleva, además de tener dos niños con necesidades especiales”. Su hijo Jerico suele consumir todos los días dos cajas de waffles orgánicos de arce y canela.

Mamá Jenna Roman y Jerico Roman. (Cortesía de Jenna Roman)

Aunque a algunos les parezca incomprensible las tediosas exigencias dietéticas de Jerico, para Jenna, encontrar un alimento “seguro” para su hijo es por lo menos un logro triunfal.

“La gente cree que estos niños comerán cuando tengan hambre y sus “necesidades básicas” se activarán, pero no funciona así para nada”, dijo Jenna a The Epoch Times. “Estos niños se morirán de hambre si no tienen sus alimentos ‘seguros'”.

Y añadió: “Antes, a estos niños los metían en instituciones a sufrir y morir”.

(Cortesía de Jenna Roman)

Los problemas alimenticios de Jerico empezaron cuando tenía unos 8 meses. El pediatra de Jenna le aconsejó que administrara a la fuerza alimentos con más textura a su hijo y que no se dejara controlar; no mostró comprensión ni empatía con los retos de Jerico, dijo Jenna.

A los 2 años, Jerico fue diagnosticado con autismo, ansiedad, trastorno de procesamiento sensorial y desafíos alimenticios complejos como: aversión oral severa y trastorno evitativo/restrictivo de consumo de alimentos (un reflejo nauseoso extremadamente sensible). A los 5 años, dejó de comer por completo durante tres semanas.

Jerico tuvo que someterse a una terapia de alimentación intensiva, con poco éxito, y sigue luchando contra las migrañas inducidas por la ansiedad. Jenna logra alimentar a su hijo con dos batidos al día hechos con aguacate, zanahorias, calabaza, bayas mixtas, fórmula, vitaminas y verduras. Sin embargo, los waffles de arce y canela favoritos de Jerico siempre le daban un respiro.

Desgraciadamente, a principios de 2021, dejaron de fabricar los waffles.

(Cortesía de Jenna Roman)

La situación continuó hasta que Jenna, desesperada, recurrió a las redes sociales para ayudar a su hijo, un artista creativo al que le encanta ilustrar sus propios libros, dice, y que es el “niño más amable, cariñoso, empático y atento”.

Una amiga convenció a Jenna para que iniciara una campaña en crowdfunding con la esperanza de localizar y obtener el mayor número posible de cajas de waffles y un congelador para almacenarlos. Cuando Nature’s Path se enteró de la campaña de Jenna, decidió hacer algo más.

La empresa localizó las últimas seis cajas de waffles en Illinois y se las envió a Jenna, reportó Global News. El 5 de marzo, también enviaron la receta (perfeccionada por su equipo de investigadores y desarrolladores para uso doméstico) y enviaron todos los ingredientes a casa, para sorpresa de la mamá.

(Cortesía de Jenna Roman)
(Cortesía de Jenna Roman)

“Estaban decididos a hacerlo, tenían una misión”, dijo Samantha Falk, portavoz de Nature’s Path, a Vancouver Sun. Falk hizo la entrega personalmente.

Desconcertada, Jenna compartió en Facebook. “La mayoría de las empresas no habrían ido tan lejos para ayudar y sin ustedes no sé qué habría hecho”, escribió.

Ahora, Jenna espera destetar a su hijo con los waffles caseros haciendo experimentos en secreto, preocupada porque Jerico pudiera rechazar la receta si supiera que no son los mismos waffles en los que confía y adora.

(Cortesía de Jenna Roman)

El objetivo a largo plazo de Jenna es ponerse en contacto con un especialista en alimentación interesado en trabajar con las necesidades especiales de Jerico.

“Espero que a través de toda esta sensibilización y la educación que viene, para aquellos que están luchando, para que no se sientan tan solos y tengan una voz”, dijo Jenna, “además de aquellos que son ignorantes o no son conscientes de este desafío se puedan educar sobre lo extremo que esto puede ser”.

El 11 de marzo, Jenna compartió en GoFundMe fotos de su primer intento de cocinar waffles en casa.

“Primer pensamiento, tienen un sabor INCREÍBLE pero no lo suficientemente parecido para Jerico”, publicó. “Tengo que hacerlos por la noche y hacer mis propias pruebas para que Jerico no se entere de nada (…) Estén atentos”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS