Niño con autismo teme al sillón del dentista hasta que revisan primero los dientes a su perro de servicio

Por Louise Bevan
01 de Julio de 2021
Actualizado: 01 de Julio de 2021

Un niño de 7 años con autismo, al que le aterroriza el sillón del dentista, tuvo la valentía de abrir bien la boca gracias a su leal perrita de servicio, a la que le revisaron los dientes primero.

La madre, Nicole Duggan, de Cork, Irlanda, contó la primera visita de Riley al dentista en una publicación en las redes sociales. Decir que su hijo estaba ansioso sería un “eufemismo”, escribió.

Desde el momento en que entró a la clínica, la frase de Riley fue: “No me van a revisar los dientes”. Duggan dijo que lo repitió una y otra vez hasta que entraron a la sala del dentista.

Luego, Riley se negó a sentarse en la silla del dentista, y en cambio eligió una silla junto a la puerta, al lado de su perrita, Willow. El cachorro mantuvo a Riley tranquilo y distraído hasta que la familia tuvo una idea inteligente.

Riley, de 7 años, con su perro de servicio para el autismo, Willow, durante su primera visita al dentista el 28 de mayo. (Cortesía de Nicole Duggan)

“Hicimos que el dentista revisara primero los dientes de Willow”, dijo Duggan. “Observó y vio que no le faltaba ningún diente, y entonces Riley lo imitó y dejó que [el dentista] echara un vistazo a su boca para ver qué pasaba.

“Fue increíble verlo”.

Como se sintió valiente, Riley incluso se aventuró a acercarse a la silla del dentista, sujetando la correa de Willow para estar más cómodo. Pudo ver una radiografía de sus dientes. Emocionado, el niño le dijo al dentista que su lámpara se parecía a la Luna.

El dentista le dio a Riley “muchas calcomanías” por su valor.

“Lo que empezó como una situación estresante se convirtió en algo positivo”. dijo Duggan.

Nicole Duggan, de Cork, Irlanda, con su hijo de 7 años, Riley. (Cortesía de Nicole Duggan)

Duggan compartió que aunque Riley decidió sentarse en la silla, puede que no hubiera dejado al dentista hacer nada. Sin embargo, lograron “averiguar cuál era el problema”, dijo.

Riley recibió antibióticos, pero quizás lo mejor de todo es que se fue con una sonrisa en el rostro, seguro que volverá en el futuro.

“Que se haya sentado en esta silla fue un paso enorme”, dijo la orgullosa madre. “¡Y dijo que volverá! Eso ya es una gran victoria”.

Actividades como visitar al dentista pueden ser extremadamente estresantes para Riley, a quien le diagnosticaron autismo tres meses antes de su tercer cumpleaños. Pero tener a Willow a su lado le ha hecho la vida más fácil.

Riley con su perro de servicio, Willow. (Cortesía de Nicole Duggan)

Antes de tener a Willow, Duggan se esforzaba por comunicarle al mundo la “discapacidad oculta” de Riley.

En una entrevista con Love What Matters, la madre dijo que Riley usó un cochecito para personas con necesidades especiales, pero odiaba estar ahí.

“Quería ser libre”, escribió. “Quería correr. Pero yo ya no podía manejarlo fuera de casa. No podía alcanzarlo cuando corría porque era muy rápido”.

Riley sosteniendo al cachorro de servicio para el autismo de My Canine Companion que estaba en trenamiento, el día que recibió su nombre. (Cortesía de Nicole Duggan)

Duggan temía no poder mantener a su hijo a salvo, pero se sintió aliviada cuando Riley llegó a ser el primero en la lista de perros de servicio para autistas.

La familia participó en un programa de cachorros con la organización benéfica irlandesa My Canine Companion, y Riley y Willow establecieron un vínculo inseparable.

Unido a su adorable y esponjoso perro, el mundo de Riley se abrió. Willow, como perro de servicio entrenado para el autismo, sabe cómo mantener a su pequeño dueño tranquilo cuando el mundo parece temible, lamiéndole la mano.

Riley con Willow mientras compra un nuevo par de zapatos para el colegio. (Cortesía de Nicole Duggan)

Agradecidos por su fiel perro, toda la familia ayuda a Riley a recaudar fondos para pagar el servicio. En junio, participaron en una caminata patrocinada para servicios de autismo y terapia de la organización benéfica.

“Esta es la razón por la que caminaremos 60 millas con orgullo”, escribió Duggan en su publicación en las redes sociales. “¡Porque Willow ha cambiado la vida de este chico!”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS