Niño discapacitado sufre graves heridas en su rostro en un jardín infantil, su madre pide respuestas

Por Isabel Valencia - La Gran Época
22 de Octubre de 2019 Actualizado: 26 de Octubre de 2019

Un niño de 4 años de edad, que padece parálisis cerebral, sufrió un fuerte accidente que le dejó laceraciones en todo su rostro. La explicación de la guardería es que se cayó por las escaleras, pero su madre no lo cree y pide respuestas.

El 9 de octubre, en Auckland, Nueva Zelanda, un niño de tan solo 4 años de edad que sufre discapacidad por una parálisis cerebral, se encontraba en la Manurewa West Kindergarten cuando apareció con serias lesiones en la nariz, la frente y la mejilla, según News Now.

Masua Tusa usa una silla de ruedas, y en la guardería le comunicaron a su madre que el niño había caído accidentalmente por las escaleras, pero solo se lo informaron cuando llegó a recogerlo. Le dijeron que estaba herido, pero según la mujer lo hacían ver como algo de menor importancia, sin embargo, cuando su madre lo miró, quedó estupefacta.

Aunque siempre la espera junto a la ventana sonriente, esta vez estaba contra la pared, junto a su maestra y esto le pareció curioso. La maestra le dijo a la señora Tusa que trató de comunicarse en repetidas ocasiones con ella, pero sin obtener respuesta. Aseguró que le había puesto el seguro a la silla de ruedas y lo había dejado arriba de las escaleras cuando cayó. “En mi cabeza pensaba que debía ser un pequeño rasguño o un golpe y la forma en que lo decía, también sonaba de esa manera”, asegura su madre.

Cuando se acercó a su hijo para llevárselo a casa, lo encontró con el rostro enrojecido y con la mirada perdida, parecía que tenia quemaduras. “Se parecían más a las quemaduras, parecía más como si lo hubieran arrastrado y luego, como dicen, se cayó por las escaleras”, describió su madre. “Eran quemaduras en la piel, quemaduras en la cara desde la parte superior del párpado hacia abajo. Tenía rasguños en la parte superior de los labios y rasguños en la nariz”.

niño, kinder, madre
Imagen ilustrativa guardería infantil. (Scott & Elaine van der Chijs/ Flickr/ CC BY 2.0)

Cuando vio a su hijo, no creyó los dichos de los responsables a cargo. “Pensé que era un montón de basura. Ella me dijo que estaba parada frente a él cuando él se cayó, si estaba parada frente a él, ¿cómo iba a dejar que eso pase? Si lo estaba supervisando, ¿cómo se cayó?”.

La señora Tusa dice que su hijo está traumatizado y se siente emocionalmente muy mal por las heridas y el incidente. “Emocionalmente, no creo que lo esté haciendo muy bien”, señala la madre. “Le he preguntado un par de veces (sobre el incidente) y todo lo que dice es ‘mamá, maestra traviesa, mamá, maestra traviesa'”. Ahora el pequeño está temeroso de volver a la guardería.

Su madre asegura que no lo volverá a llevar a ese jardín infantil de nuevo. “Cuando confías en las personas para cuidar de tu hijo, especialmente un niño con discapacidades, un niño que no habla, es desgarrador”.

Las autoridades están investigando los hechos. El Ministerio de Educación afirmó que Manurewa West Kindergarten les notificó el día jueves sobre el incidente del niño y que continúan investigando. “Visitamos el centro el viernes. Mientras estuvimos allí, revisamos el sitio en busca de riesgos de seguridad inmediatos, reunimos información sobre el incidente y nos sentimos satisfechos de que los niños estén seguros para asistir al centro”, decía en un comunicado. “También verificamos que el jardín de infantes estaba haciendo todo lo posible para estar bien con las familias”, continúa.

Aunque en el ministerio confirmaron que no habían recibido una queja formal, la familia dirigió directamente a la policía, pero aún siguen investigando. Mientras tanto su madre sigue esperando respuestas. “Quiero saber la historia completa, la historia que me están contando (el jardín de infantes) no cuadra. Por el bien de mi hijo, diga la verdad”.

*****

Te puede interesar: 

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

 

TE RECOMENDAMOS