Niño encuentra huevos de dinosaurio de 65 millones de años buscando una piedra para partir nueces

Por Isabel Valencia - La Gran Época
05 de Agosto de 2019 Actualizado: 05 de Agosto de 2019

Para una aficionado de la ciencia, y en especial de la paleontología sería algo grandioso descubrir restos fósiles de hace millones de años, pero esta vez los expertos se quedaron con las ganas ya que un niño de 10 años fue el que logró un descubrimiento notable en China.

Un niño llamado Zhang Yangze es fanático de la ciencia, y en especial de los dinosaurios. Mientras caminaba con su madre por las orillas del río Dong, en la ciudad china de Heyuan, se dispuso a buscar algo para abrir nueces cuando el regalo más preciado apareció antes sus ojos.

Durante su búsqueda se topó con algo parecido a una roca muy peculiar, ya que era grande y ovalada. El chico la comenzó a analizar y recordando su visita al Museo de Historia Natural, observó las líneas que tenía y sacó la conclusión de que era un huevo de dinosaurio, y no estaba para nada errado.

Cuando la madre avisó a las autoridades, los expertos del Museo de Heynuan se acercaron al sitio y confirmaron que efectivamente era un huevo de dinosaurio fosilizado, publicó El Heraldo.

Pero eso no era todo, porque a parte de ese huevo, los expertos siguieron excavando y encontraron también 10 huevos más, al parecer pertenecientes del mismo nido.

Los huevos tenían una longitud de unos 9 centímetros de largo, y los expertos los dataron en el periodo Crétacico, hace unos 65 millones de años.

Los huevos de dinosaurio fueron trasladados al Museo de Heynuan para realizar una investigación a profundidad, sin embargo, los hallazgos de fósiles en China no son nada nuevo, ya que en China se han hallado cientos de restos fósiles, e incluso el Museo de Heynuan es el que más fósiles tiene en el mundo, explicó El Heraldo.

Esta institución cuenta con alrededor de 10 mil huevos de dinosaurio, así que el hallazgo de Zhang Yangze se sumaria a esa colección. Lo valioso de este encuentro, es que no fue hallado por investigadores ni por expertos, sino por un pequeño niño que  tuvo la suerte de encontrarlos y la habilidad para saber lo que era.

Gracias a que este niño tenía cierta curiosidad y algunas habilidades adquiridas en la escuela, pudo darse cuenta qué era exactamente lo que estaba observando.

Podría parecer increíble, muchos incluso lo habrían pasado por alto y otros ni siquiera le hubieran prestado atención.

Pero este niño de tan solo 10 años tuvo un encuentro con el pasado que seguramente nunca olvidará. Quizá algún día quiera realizar estudios en ciencia y convertirse en científico cuando sea grande.

Definitivamente, es muy importante fomentar la curiosidad en los niños, y la vida al aires libre trae muchas oportunidades para aprender del entorno que nos rodea.

¡Por muchos más hallazgos increíbles pequeño Zhang!

Niño fue separado de su mamá a los 12 años pero nunca perdió la fe de volverla a ver

TE RECOMENDAMOS