Niño pequeño ve a una mujer que le falta una mano igual que a él y corre a sus brazos con ternura

Por La Gran Época
09 de Enero de 2019 Actualizado: 09 de Enero de 2019

Un niño de 1 año, que nació con una anormalidad congénita y una mujer con una condición similar hicieron una conexión única e inolvidable al conocerse por primera vez.

Los padres de tres hijos, Colleen y Miles Tidd, de Orlando, Florida, sabían antes de que Joseph naciera, que tenía simbraquidactilia. Su brazo izquierdo no se desarrolló bien durante el embarazo, pero siempre se encargaría de que no hubiera “nada que no pudiera hacer”.

Trabajando con una ONG llamada “El proyecto de la aleta de la suerte”, Colleen organizó una reunión en un parque local para que las personas con diferencias de extremidades se reunieran. Allí es donde Amy Alamillo Siesel y Joseph se conocieron por primera vez.

Amy, de 34 años, originaria de México, también nació con una anomalía en las extremidades. Fue causada por efectos secundarios imprevistos de una medicina antienfermedad tomada por su madre durante el embarazo. Más tarde, Amy se mudó a los Estados Unidos para continuar con tratamiento especializado.

En el parque, Amy levantó su brazo afectado hasta el “puño” con el pequeño Joseph. El niño le respondió y casi instantáneamente se dio cuenta de que a ella le faltaba una mano como a él.

Posted by Colleen Miles Tidd on Saturday, October 20, 2018

Abriendo sus pequeños brazos, se puso en los brazos de su nueva amiga y apoyó su cabeza en el hombro de ella.

Según Storytrender, Amy es madre y también trabaja como ayudante de maestra a tiempo parcial. Sobre el levantar el puño, dijo: “Quería ver si se daba cuenta de que nuestros brazos eran similares, él parecía entenderlo”.

“Cuando empezó a caminar hacia mí me desmorone en un millón de pedazos, en ese momento estaba claro que él y yo compartíamos algo.

“Su brazo y el mío eran iguales. Me sorprendió que, a su edad, era visible que él entendía lo que estaba pasando. Me dejó en un mar de emociones, creo que fue uno de los momentos más dulces de toda mi vida”.

“Fue tan inocente y tan claro que realmente entendió nuestra conexión, me hace llorar al pensar en ello. Es increíblemente hermoso”, agregó Amy.

La mamá de Joseph comentó: “Cuando eso pasó con Amy, fue como si un chasquido y él supo que ella era como él, al instante se acercó a ella y le dio un abrazo. Estaba en completo shock, miraba a mi esposo y le decía: ‘¿Ves esto? Era como si realmente entendiera lo que estaba pasando”.

Al ver el video grabado por el esposo de Amy, Colleen y Miles estuvieron de acuerdo en que Joseph definitivamente reconoció la diferencia que compartían.

Es reconfortante saber que Joseph, a su tierna edad, tuvo la oportunidad de conocer a alguien con quien puede identificarse, saber que es amado y aceptado incondicionalmente.

Amy no es ajena a la exclusión y al rechazo, recuerda lo duro que fue para ella cuando estaba creciendo. Hubo momentos en que los niños no querían jugar con ella porque no tenía una mano, o le decían cruelmente que debía “unirse al circo”. Ya de adulta, escuchó comentarios de que debía usar un suéter porque hacía que la gente “se sintiera incómoda” al mirarla.

Pero a pesar de todo el acoso y las burlas, Amy retuvo su dulce personalidad y dice que está agradecida por aquellos que la aceptan y la aman por lo que es.

“Por cada experiencia negativa con el bullying, fui bendecida al encontrar también la bondad en la gente”, dijo ella.

Así que, cuando Joseph la abrazó, significó mucho más para ella. “Fue tan dulce y fue uno de esos momentos que no podrías haber creado si lo hubieras intentado, fue espontáneo, tan genuino, tan real y sincero”, comentó.

El proyecto de la aleta de la suerte” se esfuerza por ayudar a los que tienen una diferencia de extremidades para unirse, educarse y apoyarse mutuamente, además de ofrecer apoyo financiero a los niños que necesitan prótesis.

Las imágenes de Joseph y Amy son tan conmovedoras que se acercan rápidamente a las 10.000 visitas hasta la fecha.

Bebé mira a mamá por primera vez después de la cirugía

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS