Niño de 6 años perdido por 22 horas fue protegido por su perrita Terrier del inclemente frío

Por LORI C. SUMMERS
22 de Septiembre de 2019 Actualizado: 02 de Octubre de 2019

Perder un hijo es una posibilidad impensable para la mayoría de los padres. Cuando un jovencito desapareció un frío lunes por la noche, sus padres y las autoridades locales necesitaban toda la ayuda posible para encontrarlo. Lo que no esperaban ver era que una perrita peluda estaba sentada justo al lado del niño.

Una pequeña comunidad de Smoky Mountain llamada Top of the World en Blount County, Tennessee, fue sacudida en abril de 2018. Fue una noche fría el 23 de abril, cuando Kaydon Leach, que entonces tenía 6 años, fue reportado como desaparecido. Había sido visto por última vez cerca de su casa, en el South Hummingbird Drive en Tallassee, alrededor de las 6 p.m. con su pequeña perra terrier, llamada Chula.

Las autoridades inmediatamente comenzaron a buscar al niño y publicaron fotos de él en las redes sociales solicitando ayuda en la búsqueda. Más de 100 socorristas y personas de la comunidad se ofrecieron como voluntarios para ayudar en la búsqueda y cubrir el área inmediata según The Daily Times.

El esfuerzo de búsqueda fue tremendo e involucró a múltiples agencias estatales, federales y locales, incluyendo el Escuadrón de Rescate del Condado de Blount, el Departamento de Bomberos del Condado de Blount, la Oficina de Investigación de Tennessee, el FBI, e incluso el Servicio Marshall de los Estados Unidos.

Tenían una gran área de búsqueda para cubrir alrededor de 810 hectáreas, y el clima era frío y lluvioso con temperaturas que caían por debajo de los 10 grados centígrados.

Después de 22 horas agotadoras de búsqueda implacable, los rescatadores finalmente encontraron a Kaydon alrededor de las 3:30 p.m. de ese martes por la tarde. Sorprendentemente, estaba a solo 0.8 kilómetros de donde vivía. Sin embargo, debido a las duras condiciones climáticas, las bajas temperaturas y la lluvia, se perdió y no pudo encontrar el camino de regreso a casa.

Lo que sorprendió a todos fue lo que encontraron al lado del niño. No era otra que su leal perrita, Chula. Según los informes de la familia, Kaydon y Chula se acurrucaron juntos para mantenerse calientes durante la dura y fría noche. La pequeña terrier  de color blanco y negro mantuvo al niño a raya todo el tiempo sin apartarse de su lado y se aseguró de mantenerlo a salvo.

La perrita era tan protectora con el niño que incluso gruñó a los que respondieron cuando encontraron al niño. Aaron Woods, uno de los bomberos que participó en la búsqueda explicó a Liftable de WSJ: “Lo [ sic ] encontré, la perrita me estaba gruñendo un poco como ¿quién eres tú?”.  Los rescatadores inmediatamente envolvieron a Kaydon en chaquetas de adulto, ya que tenía frío. Más tarde, el niño fue llevado al Blount Memorial Hospital para que lo examinaran y lo trataran por si había sufrido alguna lesión.

La familia se llenó de gratitud y alegría por la aparición del pequeño Kaydon. Después de que el niño fue devuelto sano y salvo, emitieron la siguiente declaración: “Estamos muy agradecidos con todos, desde las agencias locales de la ley hasta los voluntarios, que nos ayudaron a encontrar a Kaydon. La cantidad de apoyo que hemos recibido ha sido enorme, incluso de personas que ni siquiera conocemos. Apreciamos a todos nuestros amigos y vecinos, y pedimos privacidad en este momento”.

Los héroes vienen en muchas formas y tamaños. Aunque las autoridades se esforzaron mucho y encontraron al niño desaparecido, en esta ocasión, la gran heroína  fue una linda perrita blanco y negro. El heroísmo de Chula no pasará desapercibido. Historias como esta demuestran que los perros, independientemente de su tamaño o raza, pueden ser el amigo más excepcional y leal que un humano pueda tener.

¡La mamá del bebé debe estar muy agradecida! 

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS