Niño queda parcialmente amputado luego de que un explosivo ilegal estalló en su mano

Por Justin Morgan - La Gran Época
10 de Julio de 2019 Actualizado: 10 de Julio de 2019

Las manos de un niño de Pensilvania fueron parcialmente amputadas luego de que un dispositivo ilegal que supuestamente encontró en la basura explotó mientras lo sostenía, declaró la policía.

Las autoridades dijeron que el niño de 12 años estaba en la cancha de baloncesto de un centro de recreación en Filadelfia el 9 de julio cuando encontró el dispositivo -que equivalía a un cuarto de cartucho de dinamita- lo encendió, y lo arrojó. Cuando no explotó, lo recogió de nuevo y fue entonces que detonó en sus manos, informó WPVI.

Después de la explosión, el niño corrió al otro lado de la calle a un negocio local en busca de ayuda.

“Parece que intentó encender el dispositivo, sin darse cuenta de que realmente lo había encendido. Y luego lo recogió sin notar que había suficiente calor al otro lado del cartucho. Fue suficiente para que el polvo se volviera volátil y explotara”, dijo el capitán de la policía de Filadelfia, Sekou Kinebrew, según la cadena afiliada a la CBS.

“Solo sepan de antemano que están jugando con la muerte”, dijo Kinebrew, refiriéndose a los poderosos petardos caseros como el M-80, M-100, M-250 y M-1000.

El inspector jefe Scott Small dijo a la agencia de noticias que las dos manos del niño sufrieron lesiones. “Creemos que perdió un dedo en una mano y tiene heridas graves en los nudillos y la palma de la otra mano”, apuntó Small.

El incidente tuvo lugar en la cuadra 5000 de Summerdale Avenue en una cancha de baloncesto de un centro de recreación en Filadelfia.

Small agregó: “Estos son dispositivos ilegales. No son comerciales y no están pensados para serlo”.

Una mujer dijo que fue testigo de la explosión.

“Fue un ruido muy fuerte. Era una dinamita muy fuerte”, dijo Jamia Bradley a WPVI. “El chico voló en el aire”.

Otra mujer contó que vio las consecuencias del incidente cuando regresó del trabajo.

“La gente estaba a su alrededor. La ambulancia estaba llegando, la policía lo rodeaba. Fue horrible”, dijo Tena Burgess.

Una semana antes, una niña de 9 años de edad recibió “lesiones que cambiaron su vida” después de que un explosivo ilegal comprado por su padre detonara en sus manos mientras estaba dentro de su casa en Filadelfia, reportó WPVI.

Caso similar

Después de que dos niños resultaron heridos a principios de año, la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo (CSPC) decidió retirar 25.000 fuegos artificiales que estaban a la venta en una tienda de Indiana justo una semana antes de las vacaciones del 4 de julio.

Granma’ s Fireworks -un negocio de fuegos artificiales situado en Indiana- según dijo la CSPC, ha estado vendiendo fuegos artificiales entre enero de 2009 y abril de 2019, que podrían estar “sobrecargados de pirotecnia con la intención de producir mayor impacto auditivo”, lo que viola las normas federales, reportó RTV6.

Según la CPSC, los fuegos artificiales sobrecargados pueden causar explosiones más volátiles de lo previsto, lo que a su vez puede causar lesiones graves a los consumidores.

La retirada se produjo después de que dos chicos de Ohio resultaran heridos y uno de ellos perdiera una mano por la explosión de un petardo, informó RTV6.

El Departamento de Policía de Oxford dijo que los niños de 12 años encontraron los fuegos artificiales en un callejón.

Los niños primero intentaron encender los petardos llamados Talon Rocket, descritos como de color plateado con la forma y el tamaño de una pelota de béisbol, mientras estaban en el suelo.

Después de varios intentos fallidos, Caleb Bogan lo recogió y ambos intentaron encenderlo de nuevo, los fuegos artificiales se incendiaron y explotaron rápidamente, reportó la agencia de noticias.

Bogan perdió su mano izquierda y también sufrió lesiones en la barbilla y en el dedo índice derecho.

El otro chico, Brendon Jones, solo sufrió heridas leves.

“No se merecían esto. Eran niños inocentes jugando. Estaban montando sus bicicletas y vieron algo brillante”, dijo la madre de Brendon Jones, Ashley Richardson.

Chris Hannon, copropietario de Grandma’s Fireworks dijo a WLWT5 en una entrevista: “Creo que lo difícil es que siempre somos muy cuidadosos, y ambos somos abuelos y realmente lo hemos intentado con todas nuestras fuerzas. Así que, cuando nos enteramos de que eso era algo nuestro, los dos quedamos destrozados”.

Se alega que los fuegos artificiales fueron etiquetados incorrectamente por el fabricante en China.

“Estábamos haciendo todo según las reglas. Todo lo que el gobierno dice que está en retirada tiene ‘1.4’, lo que significa que son fuegos artificiales de consumo, que estamos autorizados a vender”, dijo Hannon.

El Departamento de Policía de Oxford trabajó con la CPSC para iniciar la retirada de 25.000 fuegos artificiales, incluido el cohete Talon, que se vende al por menor a 40 dólares el paquete.

Una lista completa de los fuegos artificiales retirados puede encontrarse en el sitio web de la CPSC.

*****

Descubre:

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas

TE RECOMENDAMOS