Niño mexicano roba útiles escolares para hacer sus tareas pero la policía hace algo extraordinario

Por Isabel Valencia - La Gran Época
20 de Septiembre de 2019 Actualizado: 20 de Septiembre de 2019

Muchos niños tienen los útiles escolares siempre al día y no les hace falta nada, pero hay muchos otros que no cuentan con esa fortuna y  a veces toman las decisiones equivocadas para continuar estudaindo y evitar las burlas de sus compañeros.

Brayan es un pequeño de 13 años oriundo de Aguascalientes, México, que al no tener los útiles escolares suficientes para hacer sus tareas, decidió hacer algo que no es de enorgullecerse y entró a una tienda de Aurrera para tratar de tomarlos por la fuerza.

El niño tomó unos plumones, colores y unos cuadernos, pero como toda mala acción tiene sus consecuencias, el guardia de seguridad del establecimiento lo sorprendió “in fraganti” y no dudó ni un segundo en detener al joven y llamar a la policía, según informó 24 horas.

“Se recibió el reporte por teléfono a la frecuencia de radio, se le da la instrucción a uno de los elementos que se trasladará a bodega Aurrerá. Tenemos aquí una mini bodega donde había reportado que tenía una de los vigilantes retenido a un menor porque había sustraído unas pinturas, unos plumones, me parece que unos cuadernos”, así lo informó Sergio Olvera, director de Seguridad Pública de Rincón de Romos.

Cuando llegó la policía encontró al pequeño, temeroso, quien afirmó que necesitaba los útiles para hacer su tarea, pero que no contaba con los recursos necesarios. Luego dijo que había sido abandonado por sus padres y que vivía con sus tías, pero la verdad es que vive con su padre hace un mes, pero dijo eso para no avergonzarlo.

Matías, el padre del menor, se pronunció al respecto de lo sucedido: “A él sí le gusta estudiar, no quiere pasar por lo mismo que está pasando uno, de no tener nada, él se quiere superar y tener sus cosas. Yo le cuento de lo mío de muchacho que yo pasé, que yo no pude estudiar”.

Según Yucatán al Instante, el padre del niño aseguró que le había prometido comprarle los útiles en cuanto le pagaran. “Yo le había dicho, espérame hijo de aquí al fin de semana, vamos a Aurrerá y compramos lo que te hace falta”, pero al parecer el chico se impacientó lo suficiente como para cometer un acto delictivo.

Sin embargo, los policías de buen corazón se apiadaron del muchacho, y pensando que ya había recibido una lección, decidieron ellos mismos pagar de su propio bolsillo los útiles que había tomado Brayan, que eran aproximadamente 90 pesos mexicanos (unos 5 dólares), preguntando antes al encargado de seguridad si era posible.

“Platicamos con el encargado de seguridad si se podía pagar en ese momento lo que había sustraído, nos dijo que sí para no poner la denuncia. Él nos decía que no contaba con él recurso y que vivía solo”, señaló Sergio Olvera.

Finalmente Brayan tuvo que pedir disculpas al encargado de seguridad por el acto que cometió. Ahora, con los útiles escolares nuevos, puede continuar con su sueño de estudiar pero aprendiendo una valiosa lección: que es mejor conseguir las cosas de una manera correcta.

La bondad y generosidad de estos niños te alegrarán el día

 

TE RECOMENDAMOS