Niño se queja de dolor de espalda, visita el hospital y termina venciendo tumor cerebral en etapa 4

Por La Gran Época
01 de Junio de 2019 Actualizado: 01 de Junio de 2019

La caída de un niño de 8 años por las escaleras, y el dolor de espalda resultante, llevó a un descubrimiento casual y a un diagnóstico mucho más aterrador.

Una vez ingresado en el St. Jude Children’s Research Hospital, los médicos tomaron una resonancia magnética de la columna vertebral del niño y detectaron los tumores. Inmediatamente hicieron una segunda exploración, esta vez verticalmente, e identificaron un bulto espinoso en forma de “erizo” en su cerebro, justo al lado de su columna vertebral.

“El tumor de Cameron se había extendido por la columna vertebral”, dijo el Dr. Amar Gajjar a Today en una entrevista. “Era lo que consideramos de alto riesgo”. El Dr. Amar explicó que el cáncer de Cameron era un meduloblastoma en etapa 4.

El diagnóstico fue un shock para la familia de ocho hijos. Cameron es el menor de seis.

“Fue como una experiencia escalofriante”, dijo la madre de Cameron, Tamika Scott, a Today.

“Sabes, soy papá, y tengo que ser fuerte para todos”, dijo el padre de Cameron, Wardell Scott. “Solo sentí que íbamos a luchar”.

Luego de muchas investigaciones, descubrieron cuatro tipos de enfermedades y Cameron tenía la peor tipo, pero ese descubrimiento también los llevó a un tratamiento pionero y nuevo que les permitió dirigirse al cáncer de manera más efectiva.

Antes del descubrimiento, muchos niños que tenían meduloblastoma eran tratados pero “no estaban siendo curados”, según Marlo Thomas, director del programa de investigación nacional de St. Jude.

Los médicos de St. Jude habían logrado desbloquear la secuencia de genes de los tipos de cáncer aplicando quimio-radiación.

“Cameron fue tratado con la quimioterapia y la radiación más agresiva”, agregó Thomas. “Este nuevo ensayo se está llevando a cabo en otros 20 lugares de todo el mundo. Por lo tanto, todos los datos van a llegar a St. Jude, y entonces, vamos a ser capaces de avanzar realmente las tasas de supervivencia de estos niños. Para mí es la parte más emocionante, vamos a salvar a más niños en todo el mundo”.

Pero el verdadero héroe de la historia es Cameron. “Es mi héroe”, dijo Wardell. Después de una extensa cirugía de cuatro horas para extirpar los tumores, el joven soportó un agotador tratamiento de quimioterapia de seis meses en St. Jude. Se mantuvo fuerte todo el tiempo. Al final de todo eso, Cameron estaba finalmente libre de cáncer.

“Me siento increíble ahora”, dijo a USA Today después del tratamiento. “Siento como si hubiera pasado por todo”.

En celebración, Cameron y su familia fueron llevados al Parque Lego Resort en Florida para divertirse sin preocupaciones.

Mientras tanto, el hospital no le facturó a la familia ni un centavo, St. Jude cubrió todo el procedimiento. Fueron “humildes y agradecidos” por la ayuda que recibieron, dijo Wardell, quien se echó a llorar durante la entrevista. “Él es mi héroe”.

¡Estos niños tienen mucho talento para su edad!

TE RECOMENDAMOS