De niño tuvo la visión de su futura hija, décadas después queda helado al ver la cara de su bebé

Por La Gran Época
01 de Julio de 2019 Actualizado: 01 de Julio de 2019

Un hombre tuvo una visión de su futura hija cuando era solo un niño, la pequeña se llamaba Chloe. Después de casarse, él y su esposa intentaron tener un hijo durante años pero no tuvieron éxito. Cuando casi perdieron toda esperanza, finalmente conocieron a una mujer que cambiaría sus vidas para siempre.

Cuando Walt Manis solo tenía 10 años, vio a su futura hija en una visión. La visión fue tan vívida que pudo ver con claridad cómo era ella; él vio su cabello oscuro y su piel de color oliva, e incluso supo que su nombre era Chloe.

Durante años, nunca olvidó esa imagen. Estaba seguro de que definitivamente tendría una hija. Sin embargo, las cosas no salieron como él esperaba después de casarse e intentar tener un bebé con su esposa.

Walt y su esposa Annie se conocieron desde la infancia. Crecieron como vecinos que vivían enfrente uno del otro. Sus familias se reunían a menudo y jugaron juntos desde que eran pequeños. Después de crecer, se enamoraron y decidieron casarse.

Al inicio de su matrimonio no pensaron tener hijos, sino que simplemente viajaron alrededor del mundo haciendo trabajos humanitarios. Unos años después decidieron que era hora de formar una familia. Annie le dijo a Walt que quería tener una hija y ya había pensado en un nombre. Annie quería llamar a la niña: Chloe. Walt quedó asombrado.

Walt le contó a Annie el sueño de su infancia. Estaban emocionados y sentían que estaban destinados a compartir sus vidas junto a su hija Chloe.

Sin embargo, su emoción se fue desvaneciendo gradualmente ya que durante cuatro años todavía no habían podido tener hijos. La pareja se sentía abatida y tuvo que enfrentarse a la triste realidad de que nunca tendrían hijos.

“Siempre me aferré a esta promesa que Dios me había dado sobre la hija”, dijo Walt. “No sabía cuándo iba a suceder, pero estaba empezando a ser difícil esperar”. Annie lidió con sus propias luchas, dijo Walt a Eternally Sunny

Pero su deseo de ser padres seguía siendo muy fuerte así que decidieron adoptar. Un día Annie recibió un correo electrónico de una agencia de adopción diciéndole que habían encontrado una niña para la pareja; una mujer embarazada los había elegido para que fueran padres de su bebé.

La pareja decidió visitar a la madre biológica de la niña por nacer. Cuando Walt vio a la mujer se sorprendió, ¡era una versión adulta de la niña en su sueño!

Pero eso no fue todo lo que sorprendió a la pareja. Después de charlar un rato con la madre, hablaron sobre el nombre del bebé. Cuando la madre les dijo el nombre que tenía en mente, Annie se puso a llorar. ¿Puedes imaginar el nombre? Sí, Chloe.

Walt y Annie sabían de todo corazón que finalmente habían encontrado a la hija que debían tener después de tantos años de espera. Y cuando Chloe vino al mundo, Walt finalmente vio a la hija que había estado esperando durante décadas

Tanto Walt como Annie se sintieron plenos y felices de ser padres; aunque a veces casi perdieron toda esperanza, ¡no lo hicieron! Al final todo ha salido bien, tal como parece que fue predestinado.

Walt y Annie tienen a Chloe, y ahora también a otra niña que llamaron Naomi.

Después de su largo viaje espiritual y de adopción, los dos finalmente encontraron a su familia, su futuro y su paz.

Mira la conmovedora historia de Walt y Annie a continuación:

Esta chica solitaria y acosada recupera su autoestima después de asistir a un evento que cambiaría su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS