Niños les leen cuentos a perros de refugio para que superen su temores y puedan ser adoptados

Por Michael Wing
13 de Julio de 2019 Actualizado: 13 de Julio de 2019

Observar a dos amigos que se necesitan mutuamente es un hermoso panorama.

Un programa de capacitación en la Humane Society de Missouri esta reuniendo perros del refugio tímidos y desconfiados con niños que están aprendiendo a leer, para beneficio mutuo. Ya hay algunos resultados notables.

El programa Compañeros de Refugio (Shelter Buddies) de la organización proporciona a estos niños, de 6 a 15 años de edad, una audiencia sin prejuicios para practicar su lectura. Mientras tanto, estos caninos asustados, que a menudo se encuentran acurrucados en la parte posterior de la perrera, tímidos de la interacción humana, tienen la oportunidad de adaptarse a la gente en una situación de bajo estrés.

“Comenzamos esto por dos razones”, dijo JoEllyn Klepacki, directora asistente de educación de Human Society de Missouri, en una entrevista con ABC News. “Los perros en un ambiente de refugio muestran muchos signos de ansiedad y señales de estrés, así que queríamos hacer algo para consolarlos, y tenemos muchos niños en nuestra área que están en realidad comprometidos y preguntan: ‘¿Cómo puedo ayudar? ¿Cómo puedo hacer una diferencia?'”.

Se ha comprobado que los perros más tímidos que tienden a evitar el contacto humano también son los menos propensos a ser adoptados en un hogar permanente. Esos perros son los que más necesitan atención, pero deben entregarse en las condiciones adecuadas. Darles la oportunidad de acercarse con seguridad a los humanos y la esperanza de una mejor vida.

“Estos perros, si los hubieras visto antes de que los niños se sentaran, estos eran los perros que se quedarían en la parte de atrás de su jaula, asustados”, dijo JoEllyn. “El objetivo es conseguir que el perro venga al frente de la perrera cuando terminen su libro, o algunos libros”.

“Sabemos que los perros que se acercan al frente de la perrera son adoptados más rápido, por lo que ayudan a estos perros a tener un hogar”.

Mientras tanto, aparte de la práctica adicional de lectura que tienen, los niños aprenden una valiosa lección de empatía con sus compañeros del K-9. Se les enseña a reconocer las señales de estrés que exhiben los perros y cómo se comunican a través del lenguaje corporal.

El personal del refugio observa que a los perros a menudo les gusta acercarse a los niños mientras leen, una indicación de que el método funciona, como lo atestigua JoEllyn.

“Escuchar a un niño leer realmente puede calmar a estos animales”, le dijo a The Dodo. “Es increíble, la respuesta que vemos en estos perros”.

Se instruye a los niños para que les den golosinas a los perros cuando se acercan al frente de la jaula cómo un refuerzo positivo por el buen comportamiento. Se les permite traer sus propios libros o pedir prestada la literatura relacionada con animales del albergue.

Después de completar un programa de entrenamiento de 10 horas que trabaja con los perros bajo supervisión, los niños tienen la libertad de regresar al refugio con sus padres en cualquier momento para sentarse y leer con los animales solitarios.

El programa ha tenido un gran éxito. JoEllyn le dijo a The Dodo que el programa ayudó a los perros a encontrar hogares adoptivos. Mientras tanto, los niños que están entusiasmados en unirse al programa de compañeros de cuatro patas, se están inscribiendo en gran cantidad. Si el éxito continúa, dice JoEllyn, planean presentar el programa a todas las Human Society de Missouri.

¡Un perrito baila con su dueña de una manera muy sincronizada! 

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS