Nissan de estreno con el Kicks

Por Roger Rivero
07 de Septiembre de 2019 Actualizado: 07 de Septiembre de 2019

Ya me preguntaron qué quería decir Kicks. Esto de los nombres de los autos es algo hilarante. He tratado de traducir el nombre del auto que pruebo esta semana y no puedo encontrar símil alguno. ¿Será este el Nissan “Patada”? Mejor no nos embrollemos en semántica, pues en Latinoamérica se vende con el nombre en inglés, Nissan Kicks y lo mejor de todo: se vende muy bien. Allí lo conocen desde el 2018, cuando fue presentado en Brasil.

Aquí ha llegado como sustituto del Nissan Juke, uno de esos autos que polarizaba las opiniones por su aspecto futurista de anfibio. Esto no sucederá con el Kicks. Este SUV subcompacto es muy bien parecido, pero sus méritos no terminan allí. Por sus prestaciones estándar y disponibles, capacidad de carga, economía de combustible y precio, esta puede ser una interesante opción entre los muchos SUV subcompactos. Ciertamente hace casi todo bien por la mitad del precio de algunos con similares dimensiones, pero etiquetados con lujo (léase Volvo XC40 o Mini Cooper Countryman)

Hay detalles de diseño que pueden equipararse la Nissan Juke, al que no todos encontraban atractivo. El Kicks es un poco menos vanguardista y se ve más en línea con el resto de la familia de crossover de Nissan, los primos hermanos Rogue y Murano. El buen aspecto del Kicks es innegable y si usted gasta unos $200 dólares adicionales en un trabajo de pintura opcional, le brindará aún más vida. En sus dos acabados de nivel superior, los Kicks se ofrecen en una serie de diseños de pintura en dos tonos, incluido uno que acentúa el cuerpo gris con un techo de color naranja como el de nuestra prueba.

Cuando te instalas detrás del volante, el Kicks se siente más grande de lo que realmente es. Tendrás mucho espacio para la cabeza en los asientos delanteros, lo que realmente aumenta la sensación de espacio. Los asientos traseros están bien, quizás no para viajes multimillas. Los delanteros son de “gravedad cero” y sí, me arriesgaría con ellos a gastar un par de tanques de combustible en la carretera sin detenerme. Sin embargo, no hay reposadero del brazo para el pasajero. Durante mi prueba llevé uno corpulento (270 libras en su alma) y me confesó sentirse algo incómodo. Mi esposa, que es más ligera, también me preguntó por el reposadero… “Te lo debo, o más bien, te lo debe Nissan” le respondí. He probado autos más pequeños que traen esta comodidad casi elemental.

De destacar es su espacio para carga. A pesar de su pequeño tamaño, el Kicks nos impresionó con su generoso espacio de carga; 25.3 pies cúbicos de capacidad iguala o supera a algunos de sus rivales. El interior es más predeciblemente de gama baja, como frecuentemente encontramos en el fabricante. Sin embargo, hacen un buen uso del plástico negro barato, combinándolo en algunas partes con cuero o adornos plásticos que amortizan el impacto visual. Tanto así que en sentido general su estilo interior puede considerarse divertido y atractivo. El plástico duro es el material dominante, como lo es en otros vehículos pequeños. El borde del tablero central, los reposa brazos de la puerta cubiertos de tela y el material cosido en la consola central, agregan cierto sentido de clase. Algunas inserciones de acabado negro brillante aquí y allá hacen que el Kicks se sienta por encima de muchos en su clase.

Aunque el Kicks logra una aceleración decente y se siente animado en la conducción a baja velocidad en la ciudad, su motor es de poca potencia, y te lo demuestra no solo en números. Es un 4 cilindros de 1.6 litros y 125 caballos, que cuando necesitas subir una elevación con pasajeros o quieres adelantar a otro auto en la autopista, te va a dejar con algo de angustia.  A cambio, este Nissan le devuelve una economía de combustible encomiable. 31 millas en la ciudad y 36 en la autopista para un promedio de 33 millas por galón, son números que harán inclinar la balanza a la hora de tomar una decisión de compra.

La transmisión CVT o continua hace un trabajo decoroso imitando los cambios de una transmisión regular y para sorpresa de muchos el poder es solo enviado a las ruedas delanteras. Con tantas opciones en este sector de AWD o tracción total, hubiésemos pensado que Nissan la ofrecería. Al parecer mantener los costos bajos es uno de los cometidos con este auto.

Nissan ofrece una pantalla táctil de 7.0 pulgadas con su sistema de información y entretenimiento Nissan Connect, Siri Eyes-Free, soporte para teléfono Bluetooth y una cámara de visión trasera básica en todos los modelos. Puede que Nissan Connect no esté entre las interfaces de información y entretenimiento más hermosas del mercado hoy en día, pero es intuitivo y fácil de aprender.

Las características estándar de asistencia al conductor en el Nissan Kicks incluyen advertencia de colisión frontal y frenado automático de emergencia. El monitoreo de puntos ciegos, alerta de tráfico cruzado trasero, sensores de estacionamiento traseros y una cámara en 360 grados son ofrecidos de forma opcional o en los acabados más altos. Igualmente, Android Auto y Apple CarPlay aparecen en los niveles SV o SR.

Nissan ofrece al Kicks en tres niveles de equipamiento: S, SV y SR. El tren motriz es el mismo para todos. EL precio de entrada del modelo S es de $18,540. Los SV y SR traen precios de $20,250 y $20,870 respectivamente. El paquete SR Premium cuesta $1,000 adicionales y viene con un estéreo Bose de ocho bocinas, asientos delanteros con calefacción y tapicería de cuero sintético. En nuestra opinión, el acabado SV es la mejor opción de todas, por la cantidad de prestaciones y la correlación precio-valor que se encuentra. Lamentablemente, ninguna de estas versiones está disponible con tracción en todas las ruedas o AWD, omisión que posiblemente se justifique para mantener los precios en la zona baja.

El mercado de los SUV Crossovers ya está saturado, y solo con productos de buena factura será posible abrirse camino. Nissan nos presenta un auto que no solo la tiene, sino que, en su conjunto, puede colocarse incluso sobre algunos de sus competidores. El Nissan Kicks 2019 es lo suficientemente pequeño como para ser ágil, y lo suficientemente grande para ser utilizable. Es placentero de conducir por la ciudad, y silencioso en la autopista. La economía de combustible resalta y su precio es módico. ¿Qué más puede pedir una familia pequeña en busca de un auto nuevo?

TE RECOMENDAMOS