“No deben construirse nuevas plantas de carbón”, dice el secretario general de la ONU al FEM

Por Nathan Worcester
18 de Enero de 2022 10:42 AM Actualizado: 18 de Enero de 2022 10:42 AM

En un discurso especial en la Agenda 2022 de Davos del Foro Económico Mundial, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, dijo que “no deben construirse nuevas plantas de carbón”.

“Esta debe ser una prioridad para todos nosotros: la eliminación progresiva del carbón”, dijo.

Guterres, ex primer ministro de Portugal que también dirigió anteriormente la Internacional Socialista, es secretario general de la ONU desde 2017.

Sus declaraciones se producen apenas unos meses después de la conferencia sobre el cambio climático COP26 celebrada en Glasgow, Escocia. El texto final de la decisión de la COP26 pedía a las partes que “[aceleraran] los planes para la eliminación gradual de la energía del carbón y de los subsidios a los combustibles fósiles ineficientes, reconociendo la necesidad de apoyo para una transición justa”, un cambio significativo respecto a un pasaje paralelo del primer borrador del texto, que “pide a las partes que aceleren la eliminación gradual del carbón y de los subsidios a los combustibles fósiles”, sin mencionar ninguna “necesidad de apoyo”.

“Otros países se enfrentan a enormes obstáculos estructurales. Tienen una combinación energética que depende en gran medida del carbón, y eso se interpone en el camino del progreso para todos. Por lo tanto, necesitan ayuda. No nos dediquemos a culpar y avergonzar. Ayudemos a las economías emergentes a acelerar la transición”, dijo Guterres.

“EE. UU. y China han llegado a un acuerdo que espero que proporcione a China tecnologías más adecuadas para acelerar la transición del carbón”.

Guterres se refería a una declaración conjunta entre Estados Unidos y China en la COP26.

Una vista aérea de la central eléctrica de carbón en Hanchuan, en la provincia china de Hubei, el 11 de noviembre de 2021. (Getty Images)

En ese acuerdo, las partes se comprometieron a acelerar la “innovación tecnológica climática” y a coordinar el “despliegue y la aplicación de tecnologías como el CCUS y la captura directa de aire”. China se comprometió a “reducir paulatinamente el consumo de carbón durante el 15º Plan Quinquenal y a hacer todo lo posible para acelerar esta labor”.

Los funcionarios del Departamento de Estado de EE. UU. no respondieron al cierre de esta edición a una petición de The Epoch Times para aclarar las tecnologías específicas que China recibirá de EE. UU. como parte del acuerdo de Glasgow, así como lo que EE. UU. podría esperar recibir a cambio.

Los funcionarios de la ONU no respondieron al cierre de esta edición a una solicitud de comentarios sobre el estatus de China como “economía emergente”.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), una institución del sistema de la ONU, define a China como “mercado emergente” a fecha de 2021, según un análisis de Francisco Arizala y Di Yang del FMI en su página web.

Las promesas de China sobre el carbón se producen mientras el país construye numerosas centrales de carbón adicionales.

En febrero de 2021, el país estaba desarrollando 247 gigavatios de nueva energía de carbón, según el Centre for Research on Energy and Clean Air, lo que equivale a más del 20 por ciento de la capacidad de generación de 1200 gigavatios de Estados Unidos.

Un informe del grupo de reflexión sobre el clima Ember reveló que solo China era responsable del 53 por ciento de la electricidad generada con carbón en el mundo a fecha de 2021. En 2015, solo representaba el 44 por ciento de la energía de carbón mundial.

Mientras tanto, en Estados Unidos, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) denegó recientemente una concesión de la Administración Trump para la Unidad 2 de la planta de carbón de Jim Bridger, en Wyoming. La desaprobación de la EPA, si se concreta, podría cerrar la unidad, lo que podría costar cientos de puestos de trabajo.

Las reservas de carbón de EE. UU. también han disminuido rápidamente, alcanzando un mínimo histórico en septiembre de 2021, visto por última vez en 1978, según la Administración de Información Energética (EIA).

The Epoch Times se ha puesto en contacto con la EIA para obtener las últimas estadísticas sobre las reservas totales de carbón del país.

En la COP26, el enviado de EE. UU. para el clima, John Kerry, declaró a un periodista de Bloomberg que para finales de esta década, EE. UU. “no tendrá carbón”.

La Agenda 2022 de Davos comenzó con un discurso especial del mandatario chino Xi Jinping, que fue presentado por el presidente del FEM, Klaus Schwab.

El mandatario chino Xi Jinping (dcha.) estrecha la mano del fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab (i), antes de pronunciar un discurso durante el primer día del FEM el 17 de enero de 2017 en Davos. (Fabrice Coffrini/AFP a través de Getty Images)

“Las economías desarrolladas deben tomar la delantera en el cumplimiento de sus responsabilidades de reducción de emisiones, cumplir con su compromiso de apoyo financiero y tecnológico, y crear las condiciones necesarias para que los países en desarrollo aborden el cambio climático y logren un desarrollo sostenible”, dijo Xi durante sus declaraciones.

La Organización Mundial del Comercio (OMC) define a China, admitida en la organización en 2001, como un “país en desarrollo”.

Otros oradores del primer día del evento virtual fueron el Dr. Anthony Fauci, principal asesor médico del presidente de EE. UU., Joe Biden. El primer ministro indio, Narendra Modi, también pronunció un discurso.

En su discurso especial, Guterres también habló sobre la pandemia de la COVID-19, afirmando que “si no conseguimos vacunar a todas las personas, daremos lugar a nuevas variantes que se extenderán a través de las fronteras y paralizarán la vida cotidiana y las economías”.

“Debemos prepararnos para la próxima pandemia mediante inversiones de sentido común en la vigilancia, la detección temprana y los planes de respuesta rápida en todos los países, y haciendo hincapié en la autoridad de la Organización Mundial de la Salud”, dijo.

La Organización Mundial de la Salud, que depende de la ONU, recibió numerosas críticas por su respuesta inicial a la pandemia de COVID-19.

En un “Argumento” de abril de 2020, Foreign Policy describió a la organización como “el cómplice del coronavirus de China”. En un artículo de opinión de mayo de 2020 para Newsweek, John Yoo y Robert Delahunty describieron a la OMS como “no salvable”, citando su papel en la amplificación de lo que llamaron “desinformación” china sobre el nuevo coronavirus en una fase temprana y crítica de la aparición de una pandemia mundial.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.