No hacer distinciones por el color de la piel es el ideal moral

Por Dennis Prager
08 de Septiembre de 2021
Actualizado: 08 de Septiembre de 2021

Comentario

Hay pocas cosas que revelen más la inmoralidad y la deshonestidad de la izquierda que el hecho de calificar de racista el término “colorblind” (sin distinciones raciales).

He aquí algunos de los innumerables ejemplos:

La Universidad de California publica una lista de “microagresiones” —términos e ideas que considera racistas— que los blancos deben evitar utilizar. La lista incluye “sin distinciones raciales”, así como afirmaciones como “solo hay una raza, la humana”.

La guerra racista de la izquierda contra el no tener prejuicios raciales está en todas partes.

Psychology Today publicó un artículo de un profesor de psicología titulado “La ideología de no hacer distinciones raciales es una forma de racismo”.

HuffPost publicó un artículo titulado “Cómo no hacer distinciones raciales es realmente racista”, en el que el autor da tres ejemplos de declaraciones que hacen los blancos y que son racistas:

“No hago distinciones por el color de la piel”.

“Veo a las personas, no el color”.

“Todos somos iguales”.

La Walt Disney Co. recomienda a sus empleados blancos que expíen su racismo “desafiando las ideologías y la retórica de no tener prejuicios raciales” como… “No veo el color”.

Incluso el Ejército de EE.UU. se ha puesto manos a la obra. Envió un correo electrónico a todo el personal diciendo que la expresión “no hacer distinciones raciales” es “prueba de la supremacía blanca”. (El Ejército retiró posteriormente el correo electrónico después de que un congresista amenazara con una investigación federal).

Podría dar docenas de otros ejemplos del etiquetado orwelliano de la izquierda de “no hacer distinciones raciales” como “racista”.

¿Por qué orwelliano?

Porque convertirse en alguien que no hace distinciones raciales es precisamente a lo que deberían aspirar las personas que se oponen al racismo.

Por eso la cita más famosa de Martin Luther King Jr: “Tengo el sueño de que un día mis cuatro hijos pequeños vivan en una nación donde no serán juzgados por el color de su piel, sino por su carácter”.

La posición de la izquierda es que Martin Luther King Jr. se equivocó.

Pero es la izquierda la que se equivoca. La persona que no hace distinciones raciales es la definición misma de una persona no racista.

He aquí una prueba evidente: Los peores racistas —los defensores de la esclavitud, los partidarios de las leyes de Jim Crow y el Ku Klux Klan, solo por citar ejemplos estadounidenses— eran las personas que más distinciones por el color hacían. El color es lo único que ellos y todos los racistas ven en las personas. Precisamente porque definían a las personas por su color, justificaban su subyugación de los negros.

No distinguir el color de la piel significa que uno no cree que el color de una persona sea de ninguna manera significativo.

¿No es eso lo ideal? ¿No deberíamos definir a una persona por su corazón, su mente, su personalidad y, como dijo Martin Luther King Jr. Cuando la gente, de cualquier color, se mira en un espejo, ¿ve el color? No, no lo ven. Ven un ser humano. Cuando una persona blanca se mira en un espejo, ¿piensa: “Mira, una persona blanca”? Cuando una persona negra se mira en un espejo, ¿piensa: “Mira, una persona negra”?

Por supuesto que no. Cuando nos miramos, vemos a John, o a Jessica, o a Tameka, o a Jose. Nos vemos a nosotros mismos, no al color. ¿Por qué no queremos que los demás nos vean así?

La insistencia de la izquierda en que el color es importante es una de las doctrinas más racistas y antihumanas de nuestro tiempo. Cuando Estados Unidos era más racista era precisamente cuando se consideraba que el color de las personas era lo más importante. ¿Por qué querríamos volver a esa época?

¿Por qué el color de su piel es más importante que el color de su cabello o, para el caso, el color de sus zapatos?

Nombre una cosa importante que su color diga a los demás sobre usted. No se puede.

¿Nos dice su color de piel si es usted amable, o inteligente, o qué alimentos o música le gustan, o a qué se dedica? ¿Nos dice algo sobre lo más importante de usted: tus valores?

No. Su color no nos dice nada sobre usted.

Entonces, ¿por qué no debería alguien ser una persona que no hace distinciones raciales? No hacer estas distinciones significa que uno ignora lo menos importante de uno. ¿No es eso algo bueno? ¿Y no es racista la postura contraria, la de que tu raza es importante?

Los que consideramos la Biblia como el mejor libro jamás escrito, como el mayor depósito de sabiduría, no debemos hacer distinciones raciales. Lo único que la Biblia nos dice sobre el primer ser humano, Adán, del que todos descendemos, es que fue creado a imagen y semejanza de Dios. Si la Biblia diera alguna importancia a la raza, ¿no nos habría dicho el color de Adán?

El hecho de que hubiera cristianos que defendieran la esclavitud por motivos de raza solo demuestra que había cristianos que no se tomaban la Biblia en serio. Por el contrario, algunos cristianos que sí se tomaban la Biblia en serio organizaron el primer esfuerzo a gran escala en la historia del mundo para abolir la esclavitud.

Una última reflexión: Imagine que mañana todos los seres humanos se volvieran ciegos. ¿Sería el mundo más, o menos, racista?


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS