No hay “pruebas directas” de plan para secuestrar y matar a legisladores en irrupción a Capitolio: fiscal

Por Jack Phillips
15 de Enero de 2021
Actualizado: 15 de Enero de 2021

El fiscal en funciones del Distrito de Columbia dijo el viernes que no hay “pruebas directas” que sugieran que los alborotadores que irrumpieron en el Capitolio la semana pasada planeaban secuestrar o matar a los legisladores.

“No tenemos ninguna evidencia directa de equipos de captura y asesinato”, dijo el fiscal Michael Sherwin a los periodistas el viernes.

Fiscales federales de otro distrito, en Arizona, emitieron un informe judicial alegando que había pruebas de que los alborotadores querían “capturar y asesinar a funcionarios electos”.

Los fiscales de Arizona dijeron previamente que el “chamán Qanon” Jacob Chansey, visto con cuernos y sin camisa en la cámara del Senado, supuestamente dejó una nota diciendo que “es solo cuestión de tiempo, la justicia llegará”. Además, especificaron “pruebas sólidas, incluyendo las propias palabras y acciones de Chansley en el Capitolio, que apoyan que la intención de los alborotadores del Capitolio era capturar y asesinar a los funcionarios electos del gobierno de Estados Unidos”.

Esa afirmación también fue repetida por el senador Ben Sasse (R-Neb.), un crítico del presidente Donald Trump.

Sherwin dijo que la oficina del fiscal en D.C. está liderando el esfuerzo para procesar a los que irrumpieron en el Capitolio, pero dijo que podría haber habido una “desconexión” en la evidencia de los casos.

“Todos los casos están siendo acusados aquí en D.C., y con nuestros socios en la aplicación de la ley, y lo que hace que este caso en particular no tenga precedentes y sea inusual y extremadamente complejo es el hecho de que, después del evento, obviamente miles de personas volvieron a sus distritos de origen. Y eso ha complicado las cosas”, dijo Sherwin.

“Necesitamos trabajar con otros distritos no solo para encontrar a estas personas, sino también para tener comparecencias iniciales en distritos de todo Estados Unidos”, continuó Sherwin. “Hubo comparecencias en dos distritos, creo que se está refiriendo a, creo que Texas y Arizona, y en algunas de esas audiencias, hubo otros fiscales —eso puede ser una desconexión, que puede estar agregando información que no está directamente relacionada con lo que tenemos”.

El fiscal señaló además que “tenemos aquí fiscales especializados que trabajan con investigadores especializados en contraterrorismo que buscan este tipo de organizaciones por los actos más atroces”.

Sherwin entonces nuevamente enfatizó que los fiscales “no tienen ninguna evidencia directa de equipos de captura y asesinato”.

Ni la oficina del fiscal de Arizona ni Sasse emitieron comentarios públicos después de los comentarios de Sherwin a los reporteros el viernes.

El agente del FBI Steven D’Antuono instó el viernes a los sospechosos vinculados a la irrupción en el Capitolio a que se entregaran.

“Para aquellos de ustedes que participaron en la violencia, aquí hay algo que deben saber: Todas las oficinas del FBI en el país los están buscando”, declaró D’Antuono. “De hecho, hasta sus amigos y familiares nos están dando información”.

Soldados de la Guardia Nacional de EE. UU. vigilan los terrenos del Capitolio de EE. UU. desde detrás de una valla de seguridad en Washington, DC, el 9 de enero de 2021. (DANIEL SLIM/AFP vía Getty Images)

El Departamento de Justicia, en documentos judiciales separados, dijo que la red social Parler, que fue retirada por las grandes empresas de tecnología después de la irrupción en el Capitolio, ayudó a identificar a Eduard Florea, la persona detrás de una cuenta en la que se originaron varias amenazas relacionadas con funcionarios electos y la violencia de la semana pasada en el Capitolio.

Según la denuncia y las declaraciones hechas en la corte, el hombre usó el nombre de “LoneWolfWar” al manejar una cuenta de redes sociales en Parler, que usó para publicar declaraciones amenazantes en internet. Estas incluían comentarios sobre el asesinato de un senador electo y planes para viajar a Washington “como parte de un grupo armado con armas de fuego listo para cometer actos de violencia”, dijo el Departamento de Justicia.

El Ejército de EE. UU., mientras tanto, confirmó el viernes que hasta 25,000 miembros de la Guardia Nacional estarán estacionados alrededor de D.C. durante el día de la inauguración del 20 de enero. Eso es un aumento de unos 5000 soldados con respecto a una actualización anterior.

“Nuestros soldados y aviadores de la Guardia Nacional están apostados alrededor de la ciudad para proteger la capital de nuestra nación”, dijo el jefe de la Oficina de la Guardia Nacional, el general del Ejército Daniel Hokanson en el comunicado.

Con información de Tom Ozimek.

A continuación

Presentan cargos contra activista BLM

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS