No ignores estos signos y síntomas de cáncer de mama: si tienes alguno consulta a tu médico

Por La Gran Época
04 de Abril de 2019 Actualizado: 10 de Abril de 2019

Si eres mujer, hay una posibilidad aproximada de uno entre ocho de que sufras de cáncer de mama. Por lo tanto, vale la pena saber exactamente cómo detectar su riesgo, sin importar cuáles sean sus síntomas.

Cada año, más de 7 millones de personas mueren de algún tipo de cáncer, de entre más de 12 millones de personas diagnosticadas anualmente.

De esos millones de personas diagnosticadas, más de 300,000 serán mujeres con cáncer de mama solo en Estados Unidos; eso es una cada dos minutos. Eso también es casi el 3 por ciento de todos los diagnósticos de cáncer en todo el mundo, lo que lo convierte en una de las enfermedad más comunes entre las mujeres.

No es tan común para los hombres, pero sigue siendo letal para ambos sexos, a pesar de todo. Se estima que unos 3000 hombres en Estados Unidos también serán diagnosticados con cáncer de mama cada año; lo que significa que la detección temprana es una de las cosas más importantes que cualquier persona puede hacer por sí misma.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Pixabay/skeeze)

Muchos saben que encontrar bultos irregulares en el tejido mamario es una señal de alerta fácil, pero pocos conocen los otros signos y síntomas que hay que buscar. Esto lleva a que entre el 30 y el 40 por ciento de todas las muertes relacionadas con el cáncer sean evitables en última instancia. Es un número demasiado alto.

Dolores y molestias en el área de los senos

Es fácil hacerse exámenes anuales de mama, haciendo que un profesional médico examine en busca de esas protuberancias reveladoras. Pero debes estar atenta a otros síntomas, como dolores inusuales antes que aparezcan los bultos. En lugar de presionar más allá de la incomodidad, siempre es mejor programar una visita a su médico.

Los síntomas tampoco están siempre localizados en el área de los senos.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Shutterstock/Image Point Fr)

Los pezones

Los cambios en los pezones, como piel seca y agrietada o secreciones inusuales, son una gran señal de advertencia. Los síntomas pueden extenderse, sin embargo, manifestándose como cualquier cosa, desde dolor de garganta y tos persistente hasta dolor de espalda que simplemente no desaparece.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Shutterstock/Theerapol Pongkangsananan)

Garganta ronca y tos molesta

El dolor de garganta y la tos se sentirá muy fuerte; no se confundirá con una tos y un resfriado normal. Esto se debe a que, aunque el cáncer de mama a menudo se puede propagar de la mama al útero, más de la mitad de todos los casos de cáncer de mama que se propagan a través de del cuerpo, se van hacia los pulmones. El cáncer de pulmón puede hacer que se sienta imposible respirar, y la tos es más severa de lo que produciría una garganta rasposa normal.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Shutterstock/Africa Studio)

Dolor de espalda

El dolor de espalda también tiene una explicación lógica.

A medida que se forman los tumores de mama, los crecimientos ejercen presión sobre las costillas, que luego ejercen presión sobre la columna vertebral. El dolor de espalda siempre es algo que debe ser investigado por un médico, pero si viene con problemas en los pezones y dolor en los senos, es una gran señal de advertencia de que el médico debe verificar si hay células cancerosas.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Pixabay/Anemone123)

Movimiento irregular de la vejiga

También puedes notar micción irregular, por lo que puede parecer un síntoma extraño (y no relacionado). Pero si viene junto con las otras señales de advertencia -algunas o todas- es una señal que los cambios hormonales de los tumores están causando estragos en su cuerpo y es hora de ir a chequearse.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Shutterstock/Yuttana Jaowattana)

Síntomas posteriores de cáncer de mama

Si no detectas las señales de advertencia hasta que el cáncer está en una etapa tardía, las señales pueden comenzar a cambiar. Para algunos, las primeras etapas pueden incluso no tener ningún signo de advertencia.

Sin embargo, ten cuidado con cosas como venas notables en el pecho; similares a lo que vería cuando estás embarazada, y la micción dolorosa, junto con fatiga intensa y pérdida de peso inexplicable. Puedes notar que la textura de tu piel cambia, casi sintiéndose como una cáscara de naranja, y un seno puede crecer más grande que el otro a medida que los tumores crecen.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Shutterstock/puhhha)

Los hombres y el cáncer de mama

Para los hombres, muchos de los síntomas relacionados con el pezón son similares, lo que debería ser una gran señal de advertencia. La secreción del pezón o un sarpullido, la hinchazón y el dolor y las protuberancias son signos inmediatos de que el médico lo necesita revisar. Para ambos sexos, también hay que estar atento a que los pezones no se vuelvan hacia adentro; eso también es una señal de advertencia.

No todas las formas de cáncer de mama son mortales. No todos se diseminan por todo el cuerpo; con algunas formas, el tumor no crece ni se disemina, y la cura es relativamente rápida y fácil.

Sin embargo, correr el riesgo no vale la pena. Conocer las señales y estar atento a la intervención temprana puede hacer una gran diferencia en la tasa de supervivencia entre las mujeres de aquí en adelante.

200 extraños sorprenden a esta mujer con dinero para el tratamiento del cáncer

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS