No querían ver sufrir a su perro y casi deciden lo peor, pero dejarlo ciego fue la mejor decisión

Por Mariana Buendia - La Gran Época
03 de Julio de 2019 Actualizado: 04 de Julio de 2019

Cuando los perros se enferman es común que los dueños tengan que tomar decisiones difíciles. Este es el caso de una mujer que se encontró en esta situación con su pequeño perro de dos años, donde tuvo que decidir entre quitarle los ojos o dormirlo para siempre ¿Qué harías tú?

Kim es la dueña de un perro Golden Retriever muy especial llamado Jake. El canino fue adoptado tras el fallecimiento de Molly, otra de sus perras golden. Junto con Jake vivía Wrigley, otra perra golden retriever, con quien vivió muchos momentos cuando era un cachorro juguetón. Desafortunadamente Wrigley falleció y el cachorro entró en un estado de tristeza y enfermedad, a su corta edad de 2 años, según informó Bored Panda.

Pero la vida trae pruebas y distintos caminos, tanto a los perros como a sus dueños. Jake sufrió de glaucoma en sus ojos y comenzó a tener serias molestias. Después de consultar a los veterinarios, llegaron a tener que tomar una dura decisión: elegir entre quitarle ambos ojos y que quedara ciego, o sacrificarlo.

Claro está que nadie quiere ver morir a su perro, y más aún considerando que cuando los animales se encuentran en fase terminal sienten que van a morir, según explicó un veterinario a La Vanguardia: “Los últimos momentos del animal suelen ser frenéticos y miran a su alrededor para buscar a sus dueños”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Jake & Addie (@thegoldensrule) el

Sin embargo, después de consultar a varios dueños de perros ciegos, Kim y su esposo decidieron realizar la cirugía a Jake.

“Nos motivaron sobre la resiliencia de sus perros después de perder la vista continuando su vida de manera normal, vidas felices”, dijo Kim según Bored Panda.

Además parte de lo que su veterinario le había dicho a Kim, era que los perros se guían mucho por los sentidos del oído y el olfato, así que logran adaptarse relativamente rápido. Y definitivamente tenía razón.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Jake & Addie (@thegoldensrule) el

Al parecer es incluso una de las recomendaciones que suelen hacer en cuanto a perros ciegos se refiere. Un compañero canino, les puede ayudar mucho a adaptarse, informa una organización para perros ciegos llamada Blind Dog Rescue Alliance. 

Después de la cirugía, parece que Jake agradeció que se hubiera ido el dolor y el sufrimiento, a pesar que tendría que readaptarse a su nueva vida. Kim señaló: “Inmediatamente al despertarse de la cirugía, nuestro veterinario dijo que Jake comenzó a mover la cola. Sus meses de dolor se habían acabado y nos lo estaba haciendo saber”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Jake & Addie (@thegoldensrule) el

Y para fortuna de Jake, después que falleció Wrigley adoptaron a Addie, otra cachorrita golden que creían podía ser una buena amiga y compañera para el reciente perrito ciego. Y no pudieron haber tomado mejor decisión.

Pues Jake y Addie se volvieron amigos inseparables, inicialmente utilizaron algunas estrategias para ayudarlos a entenderse mejor, como ponerle un cascabel a Addie en su collar, así su amigo podría seguirla sin problema.

Con ayuda del olfato y la audición, se reincorporó fácilmente a su rutina diaria. Que incluye salir a pasear, tomar un buen desayuno y luego una siesta.

La conexión entre ambos es realmente especial, es cómo si Jake hubiera encontrado sus ojos en Addie. Así fue como volvió a reincorporarse rápidamente, recobró su carácter juguetón y bueno con algunos pequeños detalles torpes, pero nada que no se pueda solucionar.

“Aún choca con cosas de vez en cuando, pero también anda por la casa y sale a las caminatas en el vecindario con una sorprendente facilidad. Y afortunadamente, su naturaleza juguetona ha vuelto”, dijo Kim.

Ahora ambos perros disfrutan muchos momentos juntos, incluso hay cuentas de Instagram y Facebook, donde sus seguidores pueden sonreír y conmoverse con este hermoso dúo canino.

“Estamos realmente felices que tomamos esa decisión, y muy agradecidos por todas las personas que nos motivaron a hacerlo. Jake nos recuerda diariamente que la vida aún tiene un gran sentido y valor a pesar de todos los desafíos”, señaló Kim.

Al parecer los perros tienen una particular sensibilidad y naturaleza de adaptación, que los ayuda a poder convertirse en fieles amigos de su misma especie. Un amor y compasión entre animales, que podemos aprender los seres humanos. ¡Pues a nosotros quizás a veces se nos olvida! Así que gracias por el gran ejemplo chicos.

 

Estaban de excursión cuando de repente escucharon a un perro llorando y decidieron ayudarlo 

¿Te gusto este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS