No saben qué pasó: pareja nigeriana tiene una bebé blanca, rubia y de ojos azules

Por Jack Phillips - La Gran Época
01 de Abril de 2019 Actualizado: 01 de Abril de 2019

Algo extremadamente raro le pasó a una pareja en Londres: Una madre y un padre negros concibieron una beba “blanca” de pelo rubio y ojos azules. Ben y Angela Ihegboro, originarios de Nigeria, superaron con creces las increíbles probabilidades de dar a luz a la niña, llamada Nmachi.

Según la BBC, hay tres posibles razones para que esto ocurra.

Son “genes blancos latentes que entraron en las familias de sus padres hace mucho tiempo, una mutación genética única, o albinismo”.

“Contrariamente a los informes, los médicos del hospital londinense donde nació Nmachi dicen que no han descartado este trastorno recesivo que afecta la pigmentación de la piel”, señaló el informe de la BBC.

El color de la piel está determinado por unos 12 genes diferentes que controlan el pigmento, o melanina, que se produce, dijeron los médicos.

“Todos somos mezclas genéticas hasta cierto punto y ocasionalmente habrá una convergencia de las versiones pálidas de estos genes en afroamericanos y caribeños de raza negra y blanca”, dijo en el informe el profesor Bryan Sykes, de la Universidad de Oxford, Inglaterra.

“Pero ese no parece ser el caso aquí. Los padres son nigerianos con ascendencia blanca poco conocida”.

En ese momento, Angela dijo: “Es un bebé milagroso. Pero aún así, ¿qué demonios pasó aquí?”

Es extraño, “tuvimos una rubia en una familia negra”, dijo su marido. “Es mi hija, pero no sé por qué es rubia”, añadió.

News24 explicó más sobre el caso:

“Él y Angela (35) estaban aturdidos, dijeron. “Nos sentamos allí después del nacimiento, mirándola fijamente y sin decir nada. Eventualmente, lo primero que hice fue mirarla y decirle: ‘¿Qué diablos?’ Estaba tan sorprendido que incluso bromeé y pregunté: ‘¿Es mía?'”.

Es una pregunta que muchos están haciendo, pero Ben es inflexible, no hay motivo para preguntar. Cree que Angela ha sido fiel y no quiere que se hable de que Nmachi puede no ser su hija. “Por supuesto que es mía”, dice. “Mi esposa me es fiel. Incluso si no lo hubiese sido, el bebé no se vería así”.

Angela tampoco se preocupa por hablar de infidelidad. Está encantada de que su bebé esté sana a pesar de su aspecto inusual. “Es hermosa”, dice la orgullosa mamá. “Es un bebé milagroso”.

Actualización sobre el bebé más pequeño del mundo:

Un bebé que pesaba apenas 270 gramos al nacer finalmente ha sido dado de alta, convirtiéndose en el bebé más pequeño que sobrevive en el mundo.

El bebé, que no ha sido nombrado en los informes, nació por cesárea el pasado mes de agosto, después de que no lograra aumentar de peso durante el embarazo y los médicos temieron que su vida corriera peligro después de su exploración en la semana 24.

Pero el niño japonés en realidad no es el bebé más pequeño que ha sobrevivido: ese título pertenece a una niña alemana nacida en 2015.

Una enfermera cuida de un bebé prematuro. (FRED DUFOUR/AFP/Getty Images)

El doctor Takeshi Arimitsu, que trató al extraordinario bebé, dijo a la BBC que quería demostrar que “existe la posibilidad de que los bebés puedan salir del hospital con buena salud, aunque nazcan pequeños”.

Solo 23 bebés en todo el mundo han sobrevivido después de nacer con un peso inferior a 300 gramos, según el registro de Iowa, de los cuales solo cuatro eran varones.

La tasa de supervivencia de los bebés que nacen con un peso inferior a un kilogramo es de alrededor de 90 por ciento en Japón, según el Hospital Universitario de Keio. Para los que nacen con menos de 300 gramos, la tasa de supervivencia cae a alrededor del 50 por ciento.

*************************

A continuación:

Esta mamá compartió el secreto que liberó a su hijo autista: “La mejor parte de este cambio es que él sigue siendo él mismo, pero simplemente más feliz”

TE RECOMENDAMOS