“No se donde vivir” dice indígena venezolana con 3 hijos tras represión de Maduro en la frontera con Brasil

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
25 de Febrero de 2019 Actualizado: 25 de Febrero de 2019

El conflicto de los indígenas pemones del estado de Bolívar en Venezuela en la frontera con Brasil, quienes luchaban por el ingreso de la ayuda humanitaria, está revelando a nivel internacional el desamparo en que viven algunas comunidades. Al menos 25  pemones murieron y otros 84 recibieron heridas a bala en los últimos días, según informes preliminarios.

No sé dónde vivir”, dice una joven madre con tres niños entre 6 y 8 años asustados, impactados por lo que está sucediendo en sus tierras y sin saber qué dirección tomar en la carretera. Entre los cuatro lograron llevar consigo tan solo un canasto de cosas y una mochila apenas llena.

Cuando el periodista le pregunta si va a un refugio, y le dan la indicación dónde es, unos ojos esperanzados preguntan: ¿A esta hora me podrán aceptar ahí?

Mientras el entrevistador trata de tranquilizar a los tres niños, la menor derrama lágrimas “Quiero ir a mi casita”, expresa atemorizada.

El refugio está ahí”, indican las personas que caminan a su alrededor, en una comunidad indígena del Estado de Bolívar.

Es tarde, la situación es compleja. Emotivas declaraciones previas por una radio local indicaron que llegaron colectivos de uniformados disparando ráfagas de balas entre el 22 y 24 de febrero. Desde entonces algunas personas escapan sin dirección fija. Se les informó que 3000 presos de El Dorado habían sido liberados de la cárcel El Dorado para reprimirlos.

El diputado Américo de Grazia mostró las siguientes imágenes del ingreso de los uniformados de una de las dos caravanas.

Un guardia que renunció a la dictadura de Nicolás Maduro emitió las siguiente declaraciones, respecto a los presos liberados:  “La orden es masacrar al pueblo. Sacar a los colectivos y a los presos a la calle para darle plomo al pueblo”.

Otra guardia que se rindió a la comunidad de indígenas reconoció en público los actos previos de represión y pidió perdón. Estas son las imágenes.

La teniente del ejército Grecia Roque Castillo se entregó a los pemones después de los enfrentamientos de la Guardia Nacional y un grupo de la etnia donde resultaron muertas Zoraida Rodríguez y Rolando García, mas decenas de personas heridas. Ella reconoció que su grupo disparó contra la comunidad indígena y pidió perdón.

La teniente expresó que se trató de una acción vergonzosa contra hombres y mujeres de la población venezolana nativa radicada en las zonas de Kumarakapay y la Gran Sabana, del estado Bolívar.

Hablo como mujer, madre de un niño de 11 años, para quien no quiere un futuro así. Presidente, mire lo que está pasando. Mire y piense, por los que no podemos hacer nada”, dijo entre lágrimas. Lo mismo le pidió al general Padrino López, para que no actúe de forma violenta en contra de la etnia pemón.

La diputada Lariza González quien presenció parte de la represión denunció a través de Twitter: “están disparando a la gente” en el siguiente vídeo.

Hasta el momento se estiman 25 muertes y 84 heridos, según el reporte de Rai TV, considerando múltiples informes locales.

Las cifras oficiales de víctimas identificadas hasta el 23 de febrero sumaron 2 muertos y 34 heridos a bala en Santa Elena de Uairen, según la ONG Foro Penal; además de detenidos por la Guardia especial del régimen socialista SEBIN, 9 indígenas en Kamaracapay (San Francisco de Yuruani y uno de Santa Elena de Uairen.

Un general y guardias que se rendieron a la comunidad de indígenas pemones, durante su demanda de cese de la violencia en el territorio, también fueron detenidos, destacó Alfredo Romero, del Foro Penal.

El diputado de la Asamblea Nacional Américo de la Grazia señaló en mensajes de las redes sociales que son al menos 15 muertos que faltaría registrar y que los heridos a bala podrían sumar un centenar.

De Grazia dijo a través de Twitter que recibió información que 15 cadáveres recogidos en las calles fueron trasladados al Fuerte Militar Escamoto.

Otras declaraciones en radio de aficionados denunciaron que la noche entre el 23 y 24 de febrero efectivos armados comenzaron a entrar en las casas de los pobladores para buscar al alcalde pemón Emilio González quien habría escapado a las montañas con otros caciques para salvar sus vidas. 

********************

Mira a continuación:

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

TE RECOMENDAMOS