“No se limiten a servir a los dólares”: Exembajador pide a anunciantes boicotear JJ.OO. de Beijing

Por Rita Li y Steve Lance
09 de Diciembre de 2021 6:10 PM Actualizado: 09 de Diciembre de 2021 6:10 PM

Los patrocinadores olímpicos deben “servir a sus corazones”, no a los dólares, y plantearse boicotear los próximos Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing, dijo Sam Brownback, exembajador de Estados Unidos para la libertad religiosa internacional.

“China es, en mi opinión, la mayor amenaza a los derechos humanos en el mundo, por lo que están haciendo, lo que están financiando y la tecnología que están implementando”, dijo Brownback durante una entrevista realizada el 8 de diciembre en el programa “Capitol Report” del canal asociado a The Epoch Times, NTD.

Los especialistas en marketing deberían “usar su fortaleza financiera frente al gobierno chino” para responsabilizar a China por sus abusos contra los derechos humanos, agregó.

A menos de dos meses de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022, algunos países, incluidos Estados Unidos, Australia, Canadá, Lituania y el Reino Unido, anunciaron un boicot diplomático esta semana, diciendo que los funcionarios del gobierno no asistirán al evento, pero que los atletas pueden competir como deseen.

Sin embargo, se sigue pidiendo que se tomen más medidas.

“[No es] suficiente, tenemos que hacer más”, dijo Brownback. “Estoy apoyando un boicot de anunciantes”.

“No se limite a servir a los dólares, sirvan a su corazón, escuche los problemas con los derechos humanos y el sufrimiento de la gente allí, y defiéndalos”, dijo Brownback a la comunidad empresarial durante la entrevista, instando a los patrocinadores corporativos a retirar sus dólares de publicidad en China a menos que el régimen cierre todos los campos de detención de los musulmanes uigures en Xinjiang.

“Si [Beijing] no anuncia una fecha, no va a cerrar estos campos de concentración, y nos iremos. Ellos [los anunciantes] no deberían financiar al régimen chino mientras está llevando a cabo un genocidio”, dijo.

Una mujer, junto a un grupo de activistas, se concentra frente al consulado chino en Los Ángeles, California, el 3 de noviembre de 2021. Los activistas piden un boicot a los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022 debido a las preocupaciones sobre el historial de derechos humanos de China. (Frederic J. Brown/AFP a través de Getty Images)

China ha invertido casi USD 4000 millones para albergar los Juegos Olímpicos de Invierno, informó Forbes. Sin embargo, la férrea presión de Beijing contra los derechos humanos ha puesto a los patrocinadores del Juego, incluidos aquellos que han declarado con orgullo que apoyan los derechos humanos en todo el mundo, bajo presión moral.

Sin embargo, Coca-Cola, el patrocinador olímpico más antiguo desde 1928, junto con Procter & Gamble, Visa y Airbnb, dijeron que no tenían ninguna participación en la selección del lugar y declinaron tomar una posición sobre los abusos a los derechos humanos del régimen chino.

“Y si no lo hacen, qué hipocresía… ¿Por qué no puedes denunciar el genocidio con el que China mata gente actualmente?”.

El país anfitrión de los Juegos de 2022 está “mostrando el futuro de la opresión”, dijo Brownback.

Tanto la administración de Trump como la de Biden declararon que Beijing está cometiendo un “genocidio” contra los uigures, un acto que la Convención de las Naciones Unidas sobre el Genocidio definió como la “intención de destruir, total o parcialmente, un grupo nacional, étnico, racial o religioso”.

Desde 2017, el régimen comunista chino ha aumentado significativamente sus instalaciones de detención en Xinjiang. Con base en imágenes satelitales, los investigadores del Instituto Australiano de Política Estratégica han identificado y mapeado más de 380 sitios en la red de detención en la región de Xinjiang, hogar de unos 12 millones de uigures que hablan su propio dialecto.

Una manifestante asiste a una protesta en la que denuncia el trato de China a los musulmanes de etnia uigur, frente al consulado chino en Estambul, el 5 de julio de 2018. (Ozan Kose/AFP/Getty Images)

La ONU estima que más de un millón de uigures y otras minorías musulmanas han sido detenidos en campos de internamiento en Xinjiang. Antiguos detenidos y supervivientes compartieron sus relatos personales de las atrocidades cometidas en estos campos durante una reunión virtual en julio con el secretario de Estado, Antony Blinken.

El mes pasado, el senador Tom Cotton (R-Ark.) pidió a la administración que implementara un boicot total a los Juegos, es decir, “sin atletas, sin funcionarios de la administración, sin patrocinadores corporativos”.

La “Piedra Angular” de los derechos humanos

Brownback calificó la libertad religiosa como un derecho otorgado por Dios y la “piedra angular” de los derechos humanos.

“Occidente ha decidido hacer de todo un derecho humano. Y cuando todo es un derecho humano, nada es un derecho humano”, dijo Brownback en el programa, señalando el enfoque de la administración Trump para hacer de la libertad religiosa una prioridad absoluta.

En julio de 2019, el entonces presidente Donald Trump y Brownback se reunieron con víctimas de persecución religiosa de países como China, Turquía, Corea del Norte, Irán y Birmania (también conocido como Myanmar).

“De hecho, no creemos que se puedan fortalecer los derechos humanos en los otros aspectos como: la libertad de reunión, la libertad de expresión, a menos que se consiga este derecho, la libertad de religión, la libertad de lo que haces con tu propia alma”, dijo Brownback.

Ahí es donde el gobierno no tiene derecho a interferir, dijo.

“Como ser humano libre, mi alma no anhela estar conectada con un gobierno, anhela estar conectada con el Dios Todopoderoso que puedo perseguir libremente por mí mismo, y eso es con lo que están [el Partido Comunista Chino] en guerra —Es una guerra que no van a ganar”.

La renuencia del régimen a aceptar y aprender es el fruto de su destrucción, según Brownback.

“Si nosotros mismos hemos hecho las cosas mal, debemos asumirlo, y así lo hicimos, lo admitimos y vamos a seguir adelante. Esa es la fuerza de un sistema abierto y la debilidad de ese sistema comunista cerrado”, dijo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.