No se sabe aún qué era la bola de fuego que cayó en el sur de Chile, geólogos descartan meteorito

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
04 de Octubre de 2019 Actualizado: 04 de Octubre de 2019

Residentes de Mocopulli, Dalcahue, en el sur de Chile, reportaron la caída de un objeto luminoso desde el cielo que supuestamente causó cerca de cinco focos de incendio en los matorrales con olor a azufre. El hecho poco claro que algunos atribuyeron a un meteorito está siendo investigado informó el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin).

“Preliminarmente, los profesionales descartan la caída de un meteorito en este sector y, por lo mismo, que la causa de la quema de matorrales, haya correspondido a dicha situación”, dijo Sernageomín, en tanto no emiten el informe final de las muestras de terreno en las próximas semanas.

El miércoles pasado, 25 de septiembre, cerca de las 20:30 horas, los bomberos del sector fueron llamados a apagar un incendio que pensaban sería una quema de pastizales común, sin embargo luego declararon a la prensa hechos poco usuales.

“Llegamos al lugar y había diferentes focos, pero no sabíamos nada. Nos llamó la atención porque el olor era diferente a la quema de espinillos. Era similar al olor de piedra quemada, como azufre. Hasta ese momento no habíamos visto las redes sociales y después nos informamos que hubo un avistamiento”, declaró a Soy Chile el segundo comandante de bomberos de Dalcahue, Juan Becerra.

“El lugar es muy amplio con muchos espinillos y solamente se quemaron como 6 o 7 de estos matorrales, lo que fue para nosotros en el momento muy extraño”, indicó

Becerra dijo que luego comenzó a llegar una serie de curiosos. “La gente nos comenzó a decir que vieron la caída de algo y al revisar en nuestros celulares nos dimos cuenta que se había masificado la información y se hablaba de un objeto que cayó del cielo”, dijo el segundo comandante.

La siguiente imagen de un objeto luminoso definido como “bola de fuego”, circuló en las redes sociales la tarde del 25 de septiembre.

El director de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Alejandro Vergés, consultado por el medio Bío Bío, anunció que personal técnico del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) concurriría al lugar para analizar lo ocurrido.

Por su parte astrónomos entrevistados en la televisión nacional no descartaron que la bola de fuego fuera un meteorito o restos de un satélite artificial.

“El hecho que se halla iluminado no nos dice si es un meteorito o es un satélite artificial (o basura espacial)”, dijo la astrónoma Teresa Paneque a Tele 13. “No vamos a saber exactamente la respuesta a la pregunta hasta que se puedan hacer las pericias y las indagaciones”.

Los geólogos examinaron el área del supuesto impacto y trabajaron en siete puntos correspondientes a matorrales quemados, donde “no encontraron restos, vestigios ni evidencias de caída de algún meteorito”, dijo Sernageomín el 28 de septiembre.

Sin embargo señalaron que recogieron muestras de suelo para realizar un análisis más en detalle en el laboratorio de la Institución y las conclusiones finales serán dadas a conocer en las próximas semanas.

En tanto, “como parte de la investigación, entrevistaron a vecinos del lugar, quienes manifestaron no haber visto la caída del supuesto objeto ni escuchado ruidos asociados con la caída de un cuerpo de esta naturaleza”, añadió.

Los vecinos dijeron que no habían visto nada, sin embargo Bomberos informó días antes que muchos curiosos llegaron al lugar hablando que habían visto un objeto que caía del cielo.

***

A continuación

Anciano camina 2000 kilómetros y usa 9 pares de zapatos para entregar este poderoso mensaje


 

TE RECOMENDAMOS