No se vendían murciélagos ni pangolines en el mercado húmedo de Wuhan, dice investigación de Oxford

Por Lily Zhou
08 de Junio de 2021
Actualizado: 08 de Junio de 2021

Ni los murciélagos ni los pangolines se vendían en los mercados húmedos de Wuhan cuando comenzó la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), según un estudio de la Universidad de Oxford.

Las autoridades chinas han afirmado que el virus, causante de la COVID-19, se originó fuera del país, pero se cree que procedió de un laboratorio de alta seguridad en Wuhan, donde se detectaron los primeros casos, o de un mercado de marisco cercano al laboratorio.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo en marzo que la organización no había encontrado el origen del virus y que el informe que había elaborado, que decía que era “muy probable” que el virus tuviera un huésped animal, no analizaba adecuadamente otras teorías.

Según la Universidad de Oxford, los murciélagos y los pangolines —los dos principales sospechosos de la teoría del desarrollo natural— eran una excusa.

La Universidad dijo que su Unidad de Investigación sobre la Conservación de la Vida Silvestre (WILDCRU) casualmente había estado trabajando con sus colegas con sede en China en la recopilación de datos recogidos en los mercados húmedos de Wuhan durante mayo de 2017 y noviembre de 2019 para estudiar un virus diferente.

El estudio puso al equipo “en el lugar adecuado en el momento adecuado para documentar los animales salvajes vendidos en estos mercados en el periodo previo a la pandemia”, dijo el profesor David Macdonald, director de WILDCRU, en un comunicado.

El estudio, publicado por la revista Nature el martes, dice que el equipo documentó 47,381 ejemplares de 38 especies vendidas como mascotas o para el consumo humano, incluyendo tejones, perros mapaches, erizos, pavos reales y reptiles, pero no murciélagos ni pangolines.

“En realidad, los murciélagos rara vez se consumen en China central, donde las fotos del mercado suelen mostrar a Indonesia. El comercio de pangolines sigue siendo un tema importante en otras ciudades y nodos comerciales chinos, pero no en Wuhan”, dijo Macdonald.

Los interrogantes en torno al origen del virus del PCCh han aumentado recientemente, y varios científicos que habían descartado la teoría de la filtración en el laboratorio se han retractado ahora de sus declaraciones.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el 26 de mayo que quería que la Comunidad de Inteligencia elaborara un informe sobre el origen del virus del PCCh en 90 días.

Downing Street también ha dicho que la OMS necesita “explorar todas las teorías posibles“, aunque un exjefe de inteligencia dijo que la organización es “una causa perdida” en su opinión.

El mes pasado, 18 investigadores internacionales firmaron una carta en la que pedían una “investigación adecuada” sobre el origen del virus.

El epidemiólogo estadounidense Ralph Baric se encuentra entre los firmantes.

Baric y la Dra. Shi Zhengli —una experta viróloga del Instituto de Virología de Wuhan apodada “Señora murciélago” por sus investigaciones sobre los coronavirus de los murciélagos— se encuentran entre los autores de un artículo publicado en 2015 sobre los coronavirus de los murciélagos. Baric es también uno de los científicos que clasificó el virus del PCCh y lo denominó “SARS-CoV-2”.

Zachary Stieber contribuyó a la elaboración de este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS