“No tienes que hacer esto”, suplicó un hombre a un oso negro que casi lo mata

Por Simon Veazey
09 de Septiembre de 2019 Actualizado: 09 de Septiembre de 2019

Un hombre que estuvo a punto de ahogarse luego de que un oso negro saltó a las aguas pantanosas de un lago canadiense encima de él, describió cómo le rogó al oso mientras luchaba por mantenerse por encima de la superficie y mantenerse con vida.

Brandon Lattie, de 27 años, podría no estar vivo para contar la historia si no fuera por un perro que odia a los osos.

Lattie le dijo a CBC que estaba caminando alrededor del lago Ferguson en Columbia Británica el 4 de septiembre cuando apareció un oso en el camino.

“Mi amigo comenzó a correr y yo me iba a esconder, pero decidí correr también”, dijo.

Cuando su amigo, quien era más veloz, avanzó, Lattie, que es un buen nadador, decidió arriesgarse y meterse al agua, saltando al lago.

Pero el oso lo siguió, alcanzándolo mientras luchaba en el agua pantanosa, deslizándolo sobre su hombro superior y dejando marcas en la parte superior de su espalda y brazo.

Lattie, ya agotado físicamente y sin aliento, comenzó a ser empujado bajo el agua por el oso.

“Creo que estaba tratando de mantenerme bajo el agua”, dijo Lattie. “Solo recuerdo mirar por encima de mí, había al menos 30 o 60 centímetros de agua sobre mí. Así que cogí suelo y pude levantarme para luchar”.

Cuando se liberó, Lattie dijo que habló con el oso.

Lattie le dijo a KCN:“El oso parecía sorprendido cuando me di la vuelta y lo miré a la cara. Al principio intenté hablar con él diciendo ‘no tienes que hacer esto'”.

Lattie comenzó a nadar hacia el medio del lago, con el oso persiguiéndolo, apuntando hacia el muelle al otro lado.

Pero sin que Lattie supiera, la ayuda ya estaba en camino.

Una mujer que caminaba por la orilla del lago, Alana Bull, escuchó sus gritos de ayuda y vio al oso empujarlo bajo el agua.

Corrió por el sendero a lo largo del lago, esperando que su perro, un gran pastor lleno de odio hacia los osos, lo distrajera y atrajera al oso.

Y funcionó.

Al escribir sobre la experiencia en Facebook, Alana Bull dijo: “Corrí con mi perro Musket hacia el camino lo más rápido que pude. Sabía que distraería al oso desde una distancia segura y, con suerte, el hombre podría escapar”.

Cuando llegaron al otro lado del lago, su perro captó el olor del oso y comenzó a ladrar.

¡El oso estaba distraído! Él comenzó a darse la vuelta y alejarse nadando del hombre hacia la orilla y hacia los ladridos”, dijo.

Mientras tanto, Lattie había llegado a la orilla.

El Ferguson Lake Nature Reserve se encuentra a unos 300 kilómetros al norte de Vancouver.

Reserva natural del lago Ferguson (Captura de pantalla/Google Maps)

La madre de Lattie, Laurel, dijo que también está muy agradecida con Alana Bull y espera conocerla algún día.

“¿Cómo agradecerle a alguien por salvar la vida de su hijo?”, Dijo, según KCN. “Estamos planeando darle al perro muchas golosinas”.

Lattie cree que un poder superior lo estaba cuidando.

“Estoy contento de estar vivo”, dijo.

Perros y osos

Pero aunque un perro puede haber salvado el día en este ataque de oso, a veces puede complicar el encuentro con un oso. Un oso a menudo puede volverse agresivo hacia un perro que puede dar media vuelta y correr directamente hacia su dueño con un oso a la carga.

La semana pasada, un oso negro mató a una mujer de Minnesota cuando salió de su cabaña en una isla remota para comprobar por qué sus perros ladraban.

Un oso negro (Skeeze/Pixabay)

Catherine Sweatt-Mueller, de 62 años, se estaba quedando en la isla familiar en Rainy Lake que se extiende a ambos lados de la frontera canadiense en el norte de Minnesota para una reunión familiar, según el Star Tribune.

En la tarde del domingo 1 de septiembre, salió cuando sus dos perros comenzaron a ladrar, según el agente de policía provincial de Ontario Jim Davis.

“Los perros regresaron, pero ella no”, dijo Davis al New York Post. “La madre de la víctima, que tiene 84 años, llamó a la policía en ese momento porque estaba preocupada por el bienestar de su hija”.

Al buscar en el área, los oficiales canadienses encontraron un oso de un año parado sobre su cuerpo inmóvil.

“Obviamente, ella había fallecido y había un oso parado encima de ella actuando agresivamente, por lo que fue asesinado a tiros por los oficiales”, dijo Davis, según el Post.

Datos sobre los osos

En América del Norte hay alrededor de tres ataques fatales de osos al año en promedio. La mayoría de los ataques de osos provienen del oso pardo más agresivo, a pesar de que el oso pardo tiene un rango geográfico mucho más estrecho que el oso negro.

Descubre a continuación

Niño fue separado de su mamá a los 12 años pero nunca perdió la fe de volverla a ver

TE RECOMENDAMOS