Notas del FBI muestran que información anti-Trump fue compartida entre funcionarios de Obama

Por Mark Tapscott
09 de Agosto de 2019 Actualizado: 09 de Agosto de 2019

WASHINGTON—Las notas recientemente publicadas de la entrevista del FBI con el exfiscal general adjunto, Bruce Ohr, muestran que la información reunida contra Donald Trump por el exespía británico Christopher Steele para Hillary Clinton fue distribuida al FBI y al Departamento de Estado en la administración del presidente Barack Obama en 2016.

Ohr dijo a los agentes del FBI durante una entrevista del 22 de noviembre de 2016 que “informar sobre los lazos de Trump con Rusia iban a la campaña [de Hillary] Clinton, a Jon Winer del Departamento de Estado de Estados Unidos y al FBI”, según una de las notas publicadas el jueves por la tarde por Judicial Watch.

Winer era el asistente principal del entonces Secretario de Estado, John Kerry.

El organismo de control gubernamental sin fines de lucro ha utilizado repetidamente la Ley de Libertad de Información (FOIA) para revelar historias importantes en la saga de investigación de la colusión entre Trump y Rusia, y ha publicado 34 páginas del FBI 302, el formulario que usan los agentes para documentar sus entrevistas.

El asesor especial Robert Mueller concluyó en abril de 2019 que ningún asesor de la campaña de Trump coludió con los rusos.

Los últimos documentos se obtuvieron en la demanda del Judicial Watch luego de que el gobierno no respondiera a su FOIA del 6 de agosto de 2018 que buscaba el Formulario 302.

Ohr fue destituido de su cargo en diciembre de 2017 por no revelar el empleo de su esposa Nellie con Fusion GPS, la firma de investigación de la oposición en el centro de la investigación. Nellie Ohr es una especialista rusa.

Bruce Ohr funcionó como el hombre clave del Departamento de Justicia (DOJ) para distribuir materiales no verificados contra Trump que Steele reunió de fuentes rusas.

Steele fue contratado por Fusion GPS para la tarea y fue pagado por la campaña presidencial de Clinton de 2016 y el Comité Nacional Demócrata (DNC) que estaba bajo su control.

Sus materiales fueron compilados en el infame “Dossier Steele” que fue utilizado por el FBI para obtener órdenes de la corte de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) para espiar al asesor de campaña de bajo nivel, Carter Page.

En la entrevista del 22 de noviembre de 2016, Ohr dijo a los agentes del FBI que Steele estaba “desesperado de que Donald Trump no fuera elegido y le apasionaba que no fuera el presidente de los Estados Unidos”.

La misma nota también decía: “Ohr sabía que Glen Simpson y otros hablaban con Victoria Nuland en el Departamento de Estado de los Estados Unidos”. Simpson, un exreportero del Wall Street Journal, es presidente de Fusion GPS.

La firma de Simpson fue retenida por Perkins Coie, una destacada firma de abogados de Washington que representaba al DNC y la campaña de Clinton.

Otras notas publicadas por el Judicial Watch mostraron que:

  • El 20 de diciembre de 2016, Ohr proporcionó al FBI la investigación del GPS Fusion de su esposa, “que contenía la totalidad” de su trabajo “pero el encabezado del GPS Fusion no estaba”.
  • El 23 de enero de 2017, Ohr le dijo al FBI que Steele le dijo que Steele “habló con un miembro del personal de la oficina del senador republicano John McCain en algún momento antes de octubre de 2016”.
  • Las entrevistas del FBI muestran que Ohr envió mensajes de texto repetidamente y habló con Steele usando la aplicación WhatsApp.
  • El 2 de febrero de 2016, el FBI le dijo a Ohr que verificara si Steele se sentiría “cómodo al obtener el nombre de un agente del FBI” como contacto. Ohr les dice a los agentes que la funcionaria del Departamento de Estado de los EE.UU., Katheen Kavalec, habló con “Steele varias veces antes de las elecciones presidenciales de los EE.UU. y creía que los informes de Steele se habían [generado] principalmente a partir de [ELIMINADO]”.
  • El 14 de febrero de 2017, Ohr le dijo al FBI que Steele se comunicó con él a través de Facetime y que Steele estaba “comenzando a preocuparse por su negocio”. Steele discutió la posibilidad de hacer nuevos negocios con el FBI y le dijo a Ohr ‘me podrás ver resurgir en un par de semanas”.
  • El 3 de mayo de 2017, Steele llamó a Ohr para decirle que “había estado preocupado por el próximo testimonio del exdirector del FBI James Comey ante el Congreso, especialmente su respuesta a las preguntas que plantearía [el senador. Chuck] Grassley”. Aunque lo que le preocupaba específicamente estaba borrado, Steele estaba” contento con la respuesta del Director Comey”.

“Estos nuevos formularios FBI 302 de Bruce Ohr muestran un esfuerzo irregular e inédito por parte del FBI, el Departamento de Justicia y el Departamento de Estado para desenterrar al presidente Trump utilizando a los conflictivos Bruce Ohr, su esposa y los espías de Clinton/DNC en Fusion GPS”, escribió el presidente Tom Fitton en una declaración que acompaña la publicación de los documentos.

“Los tribunales de la FISA no fueron informados de este proceso corrupto cuando se les pidió que aprobaran y volvieran a aprobar órdenes extraordinarias de espionaje contra el presidente Trump”, dijo Fitton.

El organismo Judicial Watch previamente descubrió documentos que mostraban que Ohr recibió un bono de USD 28.000 durante el período cubierto por los formularios 302. Designado por Obama, Ohr trabajó para la entonces Fiscal General, Loretta Lynch. El bono de USD 28.000 fue casi el doble de su bono anterior de USD 14.500 en el 2015.

“Estos documentos plantearán preguntas sobre si el conflictivo Bruce Ohr, a quien el FBI usó para lavar información de Christopher Steele, fue recompensado por su papel en los ataques ilícitos al presidente Trump”, dijo Fitton en un comunicado el 7 de junio.

Video relacionado

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal

TE RECOMENDAMOS