Nueva Hyundai Santa Cruz: ¿Te gusta?

Por Roger Rivero
05 de Noviembre de 2021
Actualizado: 05 de Noviembre de 2021

¿Te gusta? Esa es la pregunta a la que más he tenido que responder durante mi semana de prueba de la 2022 Hyundai Santa Cruz. Creo me han interrogado tanto por ser este nuevo integrante en la lineación de autos de Hyundai, un vehículo singular y algo difícil de calificar.

Cierto que atrae bastante por ser algo diferente, y aunque queramos “encasillarle” en la categoría de camioneta mediana junto a la Ford Ranger, Toyota Tacoma o incluso Honda Ridgeline, Hyundai es más cauteloso y le llama “Sport Adventure Vehicle” o vehículo deportivo para aventuras (se aceptan otras traducciones)

Si buscáramos puntos de comparación tendríamos que ir al pasado, para recordar esta especie de híbrido mitad auto mitad camioneta como las legendarias Chevrolet El Camino o Ford Ranchero, u otras que vimos en la década de los ochenta como la Volkswagen Rabbit o Subaru Baja.

Algunos han comenzado a llamarle a la nueva Hyundai Santa Cruz ‘mini camioneta’, alias más simpático que “vehículo deportivo para aventuras”. Como quiera que se les llame, no me quedan dudas de que en unos años más, tendremos varias opciones en el mercado de este tipo de vehículo.

Desde afuera y por dentro

No hay muchos autos en las carreteras que se le parezca. Cierto que, por estar basada en el Hyundai Tucson, la nueva Hyundai Santa Cruz 2022 se inspira en el diseño del Tucson, pero no encontramos muchas partes visibles que sean similares.

El diseño de la parrilla frontal en forma de ala es similar, pero un capó más alto y guardabarros más cerrados lo marcan inconscientemente como una opción más resistente. La superficie triangular de los lados de la carrocería le hace un guiño al sedán Elantra, y le dan al Santa Cruz una personalidad propia.

Lo mismo ocurre con el pilar C, que no se parece al de ninguna camioneta, pero que, por su elevado ángulo, dificulta la visibilidad lateral del conductor. Los detalles de las luces traseras LED se extienden casi a lo largo del portón trasero, creando una sensación visual de amplitud.

La 2022 Hyundai Santa Cruz es diferente a cualquier otra camioneta, y llega con un sello inconfundible que tiende a polarizar. Algunos le amarán, otros demostrarán su tirria. ¿Yo? Me siento más cercano a los segundos, pero sin exagerar.

En el interior la cabina que también está basada en el Tucson se siente espaciosa, al menos al frente, con un tablero de instrumentos bajo y alejado que proporciona una excelente visibilidad hacia adelante.

Quizá por mi fisonomía no me fue fácil encontrar una posición cómoda en el asiento del conductor, y al final pasé mi prueba conduciendo a mayor distancia del volante de la que me gusta, para evitar que mis rodillas sufrieran. Hyundai ha recortado un par de pulgadas para el acomodo en el asiento trasero, si lo comparamos con el Tucson. El espacio para las piernas es justo. La comodidad dependerá allí de cuán largas sean sus piernas.

El asiento trasero se pliega fácilmente para aumentar la capacidad de carga interior, y bajo uno de ellos encontramos un profundo compartimento de carga.

La 2022 Hyundai Santa Cruz casi copia el interior del Tucson, lo que no esta nada mal, pues sin llegar al lujo, exhibe buena calidad de materiales y terminado que colocan su interior entre los mejores, quizá el mejor, entre las camionetas compactas. Pero: ¿no había dicho antes que no es una camioneta en el buen sentido de la palabra?

La cama mide 4.3 pies de largo, lo que provoca dudas sobre su utilidad, sobre todo si el plan es comprar madera en la ferretería o cargarla con gravilla o capa vegetal.

Esta quizá sea el principal obstáculo para comparar la Santa Cruz con cualquier otra camioneta, y es que la cama más bien pudiera considerarse como un baúl utilitario. Tiene una cubierta integrada con cierre y amplio almacenamiento bajo la cama, que podría utilizarse para transportar bultos o bebidas refrigeradas.

Equipamiento y seguridad

La consola central cuenta con la última tecnología de Hyundai. La mayoría de los modelos traen una pantalla táctil de 8.0 pulgadas, con Apple CarPlay y Android Auto inalámbrico. Exclusiva de la versión Limited es una pantalla de 10.3 pulgadas con navegación, pero al igual que en el Tucson, el sistema con la pantalla más grande no permite la conexión inalámbrica y tendrá que utilizar cables para conectar su teléfono.

Los gráficos y menús del sistema de info-entretenimiento son fáciles de operar y se ven modernos, aunque no pudiera decir lo mismo para los del radio. Algo de fastidio me provocó el cambio de las fuentes de audio cuando intentaba conectarme a Android Auto. Básicamente no encontré la forma de escuchar señal de radio si Android estaba activo.

Las prestaciones de seguridad estándar que aparecen en la 2022 Santa Cruz son amplias, y dejan solo de forma opcional por costo adicional la alerta de tráfico cruzando en la parte posterior, sistema de cámaras en 360 grados, las cámaras de video para mostrar el punto ciego, así como el monitoreo de puntos ciegos y la asistencia de conducción o manejo semi automático.

La conducción semi automática es de las mejores que he probado, comparable o superior a la de algunos autos de lujo. Mantiene a la Santa Cruz bien centrada en el carril, con ajustes leves y capaz de mantener la distancia o detenerse sin sobresaltos. Pruebe a retirar las manos del volante y se sorprenderá de cuánto tiempo lo podrá hacer.

Por otra parte, espero que el monitor de puntos ciegos lo conviertan en una opción estándar en futuras ediciones. La visibilidad algo comprometida en los laterales lo amerita.

En la carretera

El comportamiento en carretera es muy parecido al de un SUV crossover, sin los “sobresaltos” típicos de las camionetas. Paseo suave y silencioso gracias al parabrisas con laminado acústico y el buen sellado de la carrocería.  Tomar curvas en la nueva Hyundai Santa Cruz es una experiencia reconfortante, por el escaso rodamiento del cuerpo y la buena compostura del vehículo.

Los dos primeros acabados, SE y el SEL traen un motor de cuatro cilindros de 191 caballos de potencia, mientras que hay una versión turbo cargada con 281 caballos para el resto de los acabados SEL Premium y el Limited. Ambos motores están vinculados con una excelente transmisión automática de ocho velocidades y doble embrague. Los modelos con el motor base se pueden configurar con tracción delantera o en las cuatro ruedas, mientras que los modelos turbo alimentados solo están disponibles con tracción total.

Aunque la altura del suelo es razonable con 8.6 pulgadas, no espere adentrarse en grandes aventuras, sobre todo por no traer la 2022 Santa Cruz algún paquete adicional que agregue amenidades como llantas todoterreno o placas protectoras para el motor.

Con el motor más pequeño su paseo en la ciudad no será problemático, pero sí tendrá que pisar a fondo para adelantar o incorporarse a la autopista. Si opta por el motor de 281 caballos de potencia no encontrará esas contrariedades, y además podrá remolcar cargas de hasta 5,000 libras o 2,267 kilogramos.

Contento puede que esté con su rendimiento, pues 24 millas por galón en manejo combinado (9.8 l/100 km) son cifras muy llamativas, sobre todo en estos días cuando el precio del combustible no parece encontrar tope.

Para escoger

La Hyundai Santa Cruz 2022 viene en cuatro niveles de equipamiento: SE, SEL, SEL Premium y Limited. Todos comparten el mismo estilo de carrocería de cabina doble de cuatro puertas.

Aun cuando el modelo de entrada SE por $23,990 o el SEL por $27,190 podrían ser opciones validadas, saltar a los modelos con el motor más potente sería una buena opción.

Allí están el SEL Premium por $35,680, con tracción total, o la 2022 Hyundai Santa Cruz Limited que comienza en los $39,720 e incluye por el precio casi todo lo disponible en la lista de deseos, incluyendo neumáticos de 20 pulgadas.

Por no ser una típica camioneta mediana, no hallamos forma de compararla con las de este tipo. Llegamos entonces a una categoría nueva que se ha dado en llamar “camionetas compactas” o “mini camionetas” donde encontramos otro modelo 2022, la nueva Ford Maverick

Concluyendo

Camioneta o no, lo cierto es que Hyundai desglosa camino en un territorio donde prácticamente no hay competencia. Ha combinado varios sabores en esta receta. Base de camioneta, unos gramos de crossover, pizca de sedán y presentado todo con una interesante decoración.

Puede que sea una receta ganadora. El comprador tendrá la última palabra.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS