Nueva York refuerza Guardia Nacional en aeropuertos para controlar el covid-19

Por EFE
06 de Noviembre de 2020
Actualizado: 06 de Noviembre de 2020

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció este viernes que reforzará la presencia de la Guardia Nacional en los aeropuertos del estado con el objetivo de implementar nuevas medidas de control de acceso a la región y evitar la llegada de personas contagiadas con el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), también conocido como nuevo coronavirus, de cara a las festividades navideñas.

“Quiero que la gente sepa que esto es en serio”, dijo Cuomo en una llamada con la prensa, en la que explicó que los efectivos tendrán la misión de comprobar que todo aquel que llegue a un aeropuerto de Nueva York ha dado negativo en una prueba de covid-19, la cual los pasajeros deberán hacerse antes de viajar hacia el estado.

“La gente no debería aterrizar aquí si no tiene una prueba al llegar de que ha dado negativo”, aseveró.

Se trata de un cambio de rumbo en las medidas implementadas en Nueva York para tratar de impedir que lleguen personas infectadas, ya que hasta hace una semana el estado simplemente requería a los viajeros internacionales y a los procedentes de la gran mayoría de los estados del país que se confinaran durante 14 días después de su llegada.

Una persona pasa por delante de un Centro de Pruebas COVID-19 en la sección Borough Park de Brooklyn, uno de los cinco distritos de la ciudad de Nueva York, el 9 de octubre de 2020. (Foto de ANGELA WEISS/AFP vía Getty Images)

Ahora, no solo deberán presentar pruebas negativas del covid-19 al aterrizar, sino que tendrán que hacerse otro test cuatro días después de llegar a Nueva York.

Cuomo afirmó asimismo que todo aquel que no cumpla con las normas deberá obligatoriamente permanecer en cuarentena, y subrayó que tanto las autoridades de los aeropuertos como las aerolíneas ayudarán en la implementación de las medidas.

El anuncio del gobernador se produce después de un constante aumento de casos de covid-19 en el estado en el último mes, y la localización en los últimos días de nuevas zonas de brotes en barrios de la ciudad de Nueva York, especialmente en Staten Island.

“Obviamente estamos en una fase distinta con la covid-19”, afirmó Cuomo este viernes. “Hemos estado hablando de ello durante semanas pero ahora tenemos que admitirlo. Las cifras están cambiando por todo el mundo, por todo el país. El reto para nuestro estado es gestionar el aumento”, agregó.

Clientes se sientan fuera de un restaurante, que amplió su área exterior poniendo mesas en la calle, mientras la ciudad de Nueva York entra en la segunda fase de reapertura el 22 de junio de 2020. (Foto de JOHANNES EISELE/AFP vía Getty Images)

Este jueves, Nueva York informó de 3000 nuevos casos de covid-19, el número diario más elevado en meses.

En la ciudad de Nueva York esa cifra se situó en 700, por encima de la barrera de los 550 establecida por el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, para dar la voz de alarma.

En la Gran Manzana, el porcentaje medio de la última semana de casos positivos es de 1.93 %, por lo que De Blasio ha afirmado que, de alcanzar el 2 %, se plantea suspender el permiso que tienen los bares y restaurante de recibir a clientes en el interior de los establecimientos a un 25 % de su capacidad.

“Ahora realmente nos amenaza una segunda ola en la ciudad de Nueva York”, dijo a los medios locales este viernes el alcalde, que un día antes había subrayado dos áreas de Staten Island que ya se consideran zonas de nuevos brotes.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación
3 soles aparecen en China; Posturas políticas de Trump y Biden sobre China

TE RECOMENDAMOS