Nuevas variantes del virus del PCCh golpean con fuerza a países del sudeste asiático

Por Frank Fang
01 de Junio de 2021
Actualizado: 01 de Junio de 2021

La pandemia azota actualmente el sudeste asiático debido, en parte, a las nuevas variantes del virus del PCCh.

El gobierno vietnamita informó 161 nuevos casos de infección diaria en la tarde del 1 de junio, lo que eleva el número total nacional a 7482 infectados con, al menos, 47 muertes relacionadas con el virus. El país informaba casos de infección de dos dígitos a principios de mayo antes de que ocurriera un pico, el 15 de mayo, con 169 nuevas infecciones y otro pico de 447 casos, el 25 de mayo.

El sábado pasado, el ministro de salud vietnamita, Nguyen Thanh Long, sostuvo una reunión online, durante la cual habló de un nuevo híbrido que tenía características tanto de la variante india como de la británica, según medios locales. El nuevo híbrido trajo al menos siete variantes de coronavirus en el país. Long también advirtió que el virus se estaba propagando rápidamente en Vietnam.

En la cercana Malasia, el país comenzó un bloqueo de dos semanas el 1 de junio, al comienzo de una nueva ola de infecciones. También el martes, el gobierno de Malasia informó 7105 nuevos casos de infección, lo que sitúa el número total de personas infectadas en 579,462. Al 31 de mayo el número de muertos llegó a los 2796.

El director general de salud de Malasia, Tan Sri Dr. Noor Hisham Abdullah, dijo el lunes que 119 casos de infección en el país estaban relacionados con variantes del virus, según los medios locales. Entre los nuevos tipos estaban las variantes B.1.351, que se detectó por primera vez en Sudáfrica, y la B.1.617, que se encontró por primera vez en la India.

El brote en Malasia es particularmente alarmante debido al número de infecciones entre los jóvenes. El 31 de mayo, el ministro de salud de Malasia, Datuk Seri Dr. Adham Baba, dijo que había 82,341 casos de contagios entre personas menores de 17 años, entre ellos 19,851 casos que involucraban a niños menores de cuatro años, según el periódico local The Star.

Se han encontrado al menos cuatro variantes del virus en Tailandia, según los medios locales. En respuesta al cierre en Malasia, Tailandia ha reforzado su frontera con Malasia para evitar el cruce ilegal de fronteras.

El 1 de junio, el gobierno tailandés informó de 38 nuevas muertes relacionadas con el virus del PCCh, lo que eleva la cifra nacional de muertos a 1069. Tailandia tiene un total de 162,022 casos de contagios después de reportar 2230 nuevos casos el martes.

COVID-19, una enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), apareció por primera vez en la ciudad central de Wuhan, en China, a fines de 2019, cuando un grupo de infectados fueron vinculados a un mercado de especies exóticas. Ahora, más de un año después, se desconoce el origen del virus.

La semana pasada, más de 200 republicanos de la Cámara enviaron una carta a la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), pidiéndoles a ella y a sus compañeros demócratas que apoyaran una investigación sobre el origen del virus, con el fin de “responsabilizar al Partido Comunista Chino (PCCh) por su papel en la pandemia mundial de COVID-19”.

Al 1 de junio, había más de 33,2 millones de casos de infectados en Estados Unidos, con más de 594,560 muertes relacionadas con el virus, según la Universidad Johns Hopkins. La cifra mundial de muertos ahora supera los 3,55 millones de personas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado el uso de letras griegas para nombrar las diferentes variantes del virus del PCCh. Por ejemplo, el B.1.351 ahora recibe la etiqueta “Beta”.

Julia Ye contribuyó al artículo.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS