Nuevo estudio revela que exposición a pantallas puede perjudicar el desarrollo cerebral de los niños

Por Eduardo Tzompa
11 de Noviembre de 2019 Actualizado: 11 de Noviembre de 2019

Un estudio reveló que la exposición de niños a dispositivos electrónicos durante más de una hora al día trae aparejado graves daños en su desarrollo y capacidades cognitivas.

La revista JAMA Pediatrics dio a conocer una investigación conducida en niños de entre 3 y 5 años por el Centro Médico del Hospital de Niños de Cincinnati donde quedó demostrado que aquellos que están frente a pantallas digitales más de una hora diaria presentan un menor desarrollo de la materia blanca del cerebro, un área clave para la evolución del lenguaje, alfabetización y áreas cognitivas.

El Dr. John S. Hutton, director del Centro de Lectura y Alfabetización del hospital, y su equipo de investigadores, realizaron escáneres cerebrales sofisticados a 47 niños sanos, todos de hogares de habla inglesa y en su mayoría de clase media a media-alta.

Para el estudio los investigadores preguntaron a los padres sobre la exposición a pantallas por parte de sus hijos y utilizaron una puntuación compuesta llamada ScreenQ que mide el tiempo de exposición recomendado por la Asociación Americana de Pediatría.

Dos niñas sentadas discuten sobre aplicaciones en sus teléfonos. (Sean Gallup/Getty Images)

Un valor de cero significa un cumplimiento perfecto de las normas recomendadas: sin pantallas en el dormitorio, uso de dispositivos electrónicos hasta después de los 18 meses, sin exposición a contenido violento, y tiempo total de pantalla de una hora para niños en edad preescolar.

Por otra parte, una puntuación de 26 implica el incumplimiento total de las pautas sugeridas, donde los niños están expuestos a contenido violento, comenzaron a mirar pantallas a una edad menor de 18 meses y están frente a dispositivos más de una hora al día.

Después de hacer una comparación entre las horas expuestas a los dispositivos electrónicos y la materia blanca en sus cerebros, el equipo de investigadores informó que los niños con más exposición tenían un lenguaje expresivo más pobre y una menor capacidad para procesar el lenguaje, como por ejemplo la habilidad para nombrar objetos rápidamente.

Hutton explicó que durante los primeros cinco años de vida el cerebro se desarrolla con mayor rapidez y absorbe todo tipo de información que permanece durante toda la vida, por lo que ver televisión en exceso puede causar diferentes inconvenientes como incapacidad de los niños para prestar atención y pensar con claridad, malos hábitos alimenticios, problemas de comportamiento, retraso del lenguaje, falta de sueño y una disminución en la relación de padres e hijos.

Exceso del uso de tecnologías modernas causa nuevas enfermedades. (Sean Gallup/Getty Images)
Exceso del uso de tecnologías modernas causa nuevas enfermedades. (Sean Gallup/Getty Images)

“En un mundo donde los niños están ‘creciendo digitalmente’, es importante ayudarles a aprender conceptos saludables de uso digital y ciudadanía”, dice la Academia Americana de Pediatría en un comunicado donde alerta a los padres sobre su rol protagónico en la educación de sus hijos en esta materia.

Asimismo la Academia brinda una serie de recomendaciones a las familias para ayudarlas a gestionar el cambiante panorama moderno en el que viven con sus hijos:

  • Elaborar un plan familiar de uso de medios digitales que permita darle prioridad al ejercicio, la convivencia cara a cara, los juegos al aire libre y el sueño.
  • Conocer todas las plataformas y software que sus hijos utilizan, además de conocer a sus amigos dentro y fuera de línea.
  • No dejar a sus hijos solos mientras están usando videojuegos, involucrarse con los ellos ayuda a compartir experiencias y aprendizaje.

*****

Te puede interesar

Mamá comparte el secreto que liberó a su hijo del autismo

TE RECOMENDAMOS