Nuevo proyecto de ley en EE.UU. busca evitar que fondos de ayuda contra el virus fluyan hacia China

Por Frank Fang
25 de Marzo de 2020 Actualizado: 25 de Marzo de 2020

Mientras el Congreso de Estados Unidos trabaja para aprobar un paquete de medidas de 2000 millones de dólares para ayudar a los ciudadanos y sus empresas afectadas por la actual pandemia, un legislador propuso un proyecto de ley que impide que los fondos designados fluyan hacia China.

El representante Matt Gaetz (R-Fla.) introdujo el 24 de marzo la “Ley de no entrega de dinero a China como asistencia nacional”, también conocida como la “Ley de no a China”. El proyecto de ley impide que los fondos —incluidos los reembolsos de asistencia por el virus— que el Congreso genere en el ejercicio fiscal 2020, se distribuyan a las empresas de propiedad del régimen chino.

“Las corporaciones chinas que operan en Estados Unidos no deben ser elegibles para el próximo rescate de los mil millones de dólares, ni ahora ni nunca”, señaló Gaetz en un comunicado de prensa de su oficina.

“Cada trabajador estadounidense desplazado por el COVID-19 debe ser totalmente compensado, antes de que un centavo de nuestro tesoro vaya a las empresas chinas que operan aquí en Estados Unidos”, añadió. Para esto, el senador pidió un “punto final”.

La pandemia global surgió en Wuhan, la capital de la provincia de Hubei, en China central, en diciembre de 2019. Desde entonces, el virus del Partido Comunista Chino (PCCh) se ha extendido a más de 180 países y regiones y ha matado a más de 15,000 personas fuera de China.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus chino como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del PCCh permitieron que se propagara por toda China y creara una pandemia mundial.

En Estados Unidos, el virus ha infectado a más de 55,000 personas y ha causado al menos 790 muertes. Miles de empresas se han visto afectadas por la epidemia y se ha pedido a más de 100 millones de personas en todo el país que se queden en sus casas.

La propuesta de 2000 millones de dólares que están deliberando los legisladores incluiría pagos únicos de 1200 dólares o más por persona, un fondo de 500,000 millones de dólares para ayudar a las industrias más afectadas por la epidemia, 350,000 millones de dólares en préstamos para pequeñas empresas y 250,000 millones de dólares para ampliar la ayuda al desempleo.

Gaetz también denunció al régimen chino por difundir información falsa al público estadounidense sobre el virus.

“La pandemia mundial del coronavirus se ha visto exacerbada por la malintencionada campaña de desinformación y propaganda del gobierno chino contra Estados Unidos y sus ciudadanos”, dijo en el comunicado.

“Permitir que el dinero de los contribuyentes americanos vaya a empresas propiedad del gobierno comunista chino es antitético a nuestra agenda de ‘América primero'”.

Desde principios de marzo, el régimen chino ha estado impulsando agresivamente una campaña de propaganda mundial para desviar la atención de su mal manejo inicial del brote.

El régimen chino silenció a ocho denunciantes, entre ellos el oftalmólogo Li Wenliang, después que revelaran un brote de “neumonía desconocida” en las redes sociales chinas en diciembre de 2019.

El 13 de marzo, el Departamento de Estado de Estados Unidos convocó al embajador de China en Estados Unidos, Cui Tiankai, después de que Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, acusara al ejército de Estados Unidos de haber introducido el virus del PCCh en Wuhan.

Posteriormente, tres senadores republicanos escribieron al presidente Donald Trump el 23 de marzo, proponiendo el establecimiento de un grupo de trabajo interinstitucional bajo el mando del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca para contrarrestar la propaganda de Beijing en torno al virus del PCCh.

El proyecto de ley de Gaetz señalaba que los nacionales y las empresas taiwanesas no estarían sujetos a las restricciones del proyecto de ley.

Taiwán y Estados Unidos han reforzado recientemente su colaboración en la lucha contra el virus. Ambas partes acordaron cooperar en la investigación y el desarrollo de pruebas de diagnóstico rápido y vacunas, e intercambiar suministros y equipos médicos.

Reuters contribuyó a este informe.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

***

A continuación

Residentes de Wuhan sienten desesperanza en medio del brote del virus del PCCh

TE RECOMENDAMOS