Nutria ingiere comida humana arrojada por un visitante a su recinto y las consecuencias son fatales

Por Margery Dunn
14 de Julio de 2019 Actualizado: 14 de Julio de 2019

A pesar de las claras advertencias de no alimentar a los animales en un parque natural de Tennessee, la comida humana es la presunta causa de la muerte de esta “alegre” criatura.

Los visitantes de Bays Mountain Park, en Kingsport, Tennessee, que conocieron el hábitat de las nutrias antes de finales de mayo de 2019, seguro habrán visto a una joven nutria de río marrón, llamada Otto, entreteniendo a los visitantes del parque.

La nutria huérfana había sido un atractivo popular en dicha reserva natural.  Lamentablemente, a fines del jueves 30 de mayo de 2019, el recinto de Otto estaba vacío. El personal del parque había observado a la nutria del río mostrando signos de enfermedad ese día. Luego fue llevado a un veterinario en el Hospital de Animales de la Universidad de Tennessee para recibir tratamiento, pero después de unas horas, desafortunadamente, murió.

Se desconoce la causa de la muerte de Otto, pero se realizó una necropsia para averiguarlo. Megan Krager, naturalista principal del Parque y Planetario Bays Mountain, le dijo a KTVU que se estaban realizando más pruebas para identificar la causa real de la muerte.

Otto había vivido en Bays Mountain Park desde octubre de 2017 cuando era un cachorro de 9 meses. Él y su hermano quedaron huérfanos en las inundaciones de Carolina del Norte, según un post de Facebook del Mountain Park and Planetarium. Como resultado de estar bajo cuidado humano después del rescate, los cachorros perdieron el miedo a los humanos y no necesitaban regresar a la naturaleza, por lo que Otto se convirtió en residente del parque. Mientras tanto, su hermano estaba en otra instalación, según Krager.

Ver esta publicación en Instagram

We have a new little friend on the mountain! Meet HiTwo!

Una publicación compartida por Bays Mountain Park (@baysmountainpark) el

Otto había sobrevivido a la orfandad y encontró bondad y popularidad en el parque natural, pero su vida fue interrumpida. Krager dijo que perder a Otto es “como perder a un miembro de la familia”.

“Otto era amado por el personal del parque y los huéspedes por igual. Una criatura alegre, a menudo se le podía encontrar nadando o jugando con juguetes en su piscina, incluso cuando estaba nevando afuera”, dijeron los funcionarios del parque en un post de Facebook el 31 de mayo.

Los funcionarios del parque no estaban seguros, pero sospechan que la comida de arrojada por los visitantes en el recinto fue la causa de la muerte de Otto. Un representante le dijo al Huff Post: “Se encontraron uvas en el recinto, pero sospechamos que también tiraron otros alimentos”.

El gerente del parque, Rob Cole, también dijo que el personal del parque había descubierto uvas en el recinto de Otto varios días antes de su muerte, según Kingsport-Times News. Cole sintió que la muerte de Otto debería servir como un recordatorio de que alimentar a los animales en Bays Mountain Park está estrictamente prohibido por una razón.

Alimentar a los animales no es del todo correcta, aunque los visitantes pueden ver a los guardaparques y a los naturalistas hacerlo. Krager vio la necesidad de educar más a los visitantes del parque y que los visitantes siempre deben verificar los letreros y seguir las instrucciones, especialmente cuando dicen: “No alimentar a los animales”.

Ver esta publicación en Instagram

More rain’s in our forecast, but Otto thinks it should be snow. What about you? #ottersofinstagram

Una publicación compartida por Bays Mountain Park (@baysmountainpark) el

La triste noticia se difundió rápidamente, y mucha gente envió fotos y videos del amado Otto a Bays Mountain Park. El parque agradeció a todos por compartir sus fotos y las compiló y dedicó un post en Facebook a Otto para que los fans pudieran echar un vistazo a la fotogénica nutria.

“Apreciamos mucho su apoyo durante estos tiempos difíciles”, escribió el parque.

Ver esta publicación en Instagram

More rain’s in our forecast, but Otto thinks it should be snow. What about you? #ottersofinstagram

Una publicación compartida por Bays Mountain Park (@baysmountainpark) el

“Lo mejor que se puede hacer por el parque y por la memoria de Otto es educar a los demás, con calma y amabilidad, sobre los peligros de alimentar a la fauna silvestre”, dice el artículo. “Eso va para cualquier animal salvaje, no sólo para los parques y zoológicos como el nuestro”. 

Actualmente no existe un cronograma para la recepción de otra nutria, pero es algo en lo que están trabajando los funcionarios del parque.

Mira el video a continuación:

 

Un grupo de buenos hombres, ¡ salvan a alces de lago congelado !

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS