Científicos observan cómo las abejas “vacunan” y transfieren inmunidad a sus hijos

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
31 de Octubre de 2019 Actualizado: 04 de Noviembre de 2019

Por primera vez, investigadores descubrieron el mecanismo por el cual las abejas madres transfieren la inmunidad a su siguiente generación. Esto permite que las nuevas abejas reconozcan un agente infeccioso determinado.

El sistema inmunitario de los insectos puede reconocer patógenos -bacterias y virus- específicos y transferir esta inmunidad a sus descendientes directos (…) El mecanismo molecular de esta transferencia había sido un misterio, destaca el estudio publicado en la revista Plos Patthogens el 31 de julio de 2015.

Se observó que cuando la abeja va de flor en flor, además de recoger el polen también se lleva consigo a las bacterias circulantes. Luego tanto el polen como las bacterias son procesadas por las abejas como jalea real.

panal y miel
Panal de abejas. (Hans Benn/Pixabay)

La reina se alimenta de esta jalea y descompone las bacterias en su interior. Los fragmentos de las bacterias se unen a una proteína llamada vitelogenina y pasan nuevamente a su sangre, terminando por irrigar los huevos que deposita. De esta manera las nuevas abejas reciben información de estas precisas bacterias, lo que le servirá para su inmunidad futura.

Los científicos demostraron con imágenes que la vitelogenina se une a importantes bacterias de las cuales debe aprender a defenderse, explicó la autora principal, Heli Salmelan del Centro de Excelencia en Interacciones Biológicas de la Universidad de Helsinki, y la Universidad de Jyväskylä, de Finlandia.

Esto se vio con la Paenibacillus larvae, la bacteria de la enfermedad loque, que cuando ataca a abejas indefensas, invade y destruye a las larvas. También se mostró la unión con la escherichia coli, dice el documento.

Enfermedad del loque atacando larvas de abejas. (Wikimedia Commons/CCO)

En general la vitelogenina se une a las partes de moléculas que se conocen estar asociadas a los agentes patógenos, y esto funciona no solo en las abejas, explicaron los autores, sino en todos los seres ooviperos.

“Por imágenes de secciones del tejido, documentamos que se requiere la vitelogenina para el transporte de partes de la pared celular de la e. coli a los huevos. Estos experimentos identifican a esta vitelogenina, que se distribuye ampliamente en los huevos, como el portador de las señales inmunes”, destacó Heli Salmela.

La investigadora además recordó  el hecho que “los insectos carecen de anticuerpos, que son los portadores de la memoria inmunológica que usan las madres en los vertebrados y se transfiere a su descendencia”, pero “se ha demostrado que una madre de insectos, también transfiere un sistema inmunológico a su descendencia directa”.

Los autores, entre ellos, Gro V. Amdam, de la Universidad de Arizona, y Dalial Freitak, de la Universidad de Helsinki, plantean que este nuevo conocimiento podría ser útil para ayudar a las abejas melíferas cuando se ven afectadas por los agentes patógenos, y proponen crear la primera vacuna.

Virus vacuna
Imagen ilustrativa. (PhotoLizM|Gerd Altmann/Pixabay)

Actualmente, en el comercio existen vacunas que se producen en un cultivo natural, como también las hay de tipo transgénico.

Con un mecanismo propio tan eficiente, queda pendiente analizar por qué las abejas mielíferas se ven afectadas en su inmunidad.

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS