Observadores: Firmas siguen saliendo de China pese a propuesta del PCCh de fortalecer la economía

Por Alex Wu
05 de Febrero de 2023 11:28 AM Actualizado: 05 de Febrero de 2023 11:28 AM

El partido comunista gobernante de China comenzó a anunciar sus planes para estimular la economía nacional después de la semana de celebración del Año Nuevo Lunar chino. Sin embargo, los expertos no son optimistas sobre las perspectivas económicas de China y anticipan otra ola de salidas de empresas.

Según los medios de comunicación de China continental, después de las vacaciones del Año Nuevo Lunar, las autoridades de muchas provincias y ciudades de todo el país han tenido reuniones de alto perfil para implementar las tareas económicas clave para 2023. Los funcionarios provinciales han señalado “luchar por la economía con todas sus fuerzas” durante las reuniones.

El Sr. Liu, un empresario de Guangdong, la provincia más grande por PIB en China, le dijo a The Epoch Times que recientemente muchos altos funcionarios a nivel provincial, municipal y de condado han organizado foros de empresarios. Pero considera que han sido “inútiles, porque la credibilidad de los gobiernos ha ido decayendo en los últimos años, y muchos empresarios asistieron solo para aparentar.

“De hecho, muchas políticas no se han puesto en marcha, y las empresas que pueden recibir subvenciones o ayudas se limitan a las pocas más importantes del sector”.

Trabajadoras construyen circuitos de componentes de chips para teléfonos inteligentes en una fábrica en la ciudad de Dongguan, provincia de Guangdong, China, el 8 de mayo de 2017. (Nicolas Asforui/AFP/Getty Images)

Liu dijo que los fundamentos de la economía china en general todavía están dominados por la fabricación y las exportaciones. En la industria de la electrónica de consumo en la que se encuentra, los pedidos de fábrica se redujeron en al menos un 40 por ciento el año pasado, sin ninguna señal de mejora.

En los últimos años, las empresas chinas de fabricación de calzado, electrodomésticos y tecnología electrónica han invertido en la fabricación en Vietnam.

Este año, según Reuters, el principal fabricante de paneles de China, BOE, planea invertir USD 400 millones para construir dos fábricas en Vietnam para suministrar pantallas de TV para Samsung y LG Electronics.

Éxodo al sudeste asiático

El comentarista de asuntos de actualidad con sede en EE.UU., Wang He, le dijo a The Epoch Times que la epidemia de COVID-19 de tres años de duración tendrá un impacto significativo en la economía china.

La gran cantidad de trabajadores de Foxconn, la fábrica proveedora de iPhones de Apple, que huyeron de la ciudad de Zhengzhou cuando el COVID-19 comenzó a propagarse en las instalaciones de la empresa, fue un ejemplo típico de los impactos por venir.

Los trabajadores no pudieron soportar la política restrictiva de “cero-COVID” del régimen, como los cierres indefinidos y el temor a la infección grupal debido a la falta de transparencia del régimen sobre la información de COVID-19.

Luego, en diciembre del año pasado, el régimen chino abandonó repentinamente todos los controles de COVID, en medio de tasas de infección crecientes, lo que hizo que el virus se propagara aún más rápidamente, con muchos lugares reportando tasas de infección del 80 por ciento en 20 días. La rápida propagación del virus tuvo un gran impacto en las operaciones comerciales y de fabricación.

Debido a la incertidumbre causada por la guerra tecnológica entre EE.UU. y China y el cambio repentino de las políticas de COVID por parte de las autoridades chinas, Apple aceleró la reubicación de su cadena de suministro a India y Vietnam a fines del año pasado. Los productos de la serie MacBook Pro/Air serán producidos en Vietnam por la fábrica Hon Hai de Foxconn a partir de mayo de este año, mientras que se planea trasladar la producción del iPhone a la India.

El empresario Liu dijo: “Después de que se levantaron las restricciones de COVID, muchas empresas privadas nacionales que tienen clientes en el extranjero no están seguras de su futuro en China, y es posible que trasladen sus fábricas al sudeste asiático una tras otra, principalmente a Vietnam”.

Wang pronosticó que 2023 será un año muy difícil para la economía de China, con una demanda interna lenta, inversiones que tocaron fondo y un mercado de importaciones y exportaciones débil.

En este momento, si las pequeñas y medianas empresas quieren sobrevivir, deben reubicar rápidamente sus bases de producción en el extranjero, especialmente considerando la tendencia de “desacoplamiento selectivo” de China por parte de Estados Unidos y otros países occidentales.

“Además, la cantidad real de personas infectadas con COVID-19 y el número de muertos en China en los últimos tres años, que ha sido ocultado por las autoridades del PCCh, se han convertido en variables importantes que afectan la economía china”, agregó Wang.

Lin Cenxin y Luo Ya contribuyeron a este artículo.

Con información de Reuters.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.