Paramédico de la policía encuentra bebés muertos abandonados, entonces decide poner un final

Por La Gran Época
22 de Mayo de 2019 Actualizado: 08 de Junio de 2019

Este paramédico de la policía de Nueva York quedó destrozado al ver a bebés recién nacidos muertos que fueron abandonados durante algunos de sus turnos a fines de la década de 1990. Sintió que lo enviaron allí para presenciar todo eso con un propósito aún mayor, y luego emprendió una misión para salvar las vidas de otros recién nacidos.

Tim Jaccard, de 67 años, dirige una organización en Nueva York que alberga a bebés recién nacidos y organiza su adopción. Pero su decisión de comenzar este esfuerzo tiene una historia desgarradora detrás. Mientras era paramédico en el Departamento de Policía del condado de Nassau en la década de 1990, Jaccard tuvo que lidiar con cuatro bebés que murieron abandonados en tan solo tres meses.

Los recién nacidos fueron descubiertos en contenedores de basura  y en inodoros. Y como Tim era padre y abuelo, estaba muy deprimido por el terrible destino de estos bebés.

“Sostener a un bebé recién nacido en brazos y tener que pronunciar que es un niño que falleció, es desgarrador. Mi instinto me decía que me enviaban a estas llamadas en particular para tratar de ver qué sucedía y cambiarlo. Tuve que detener esta locura”, dijo Tim, según informó The Star.

Tim decidió establecer una organización que garantice que ningún niño tenga tal destino. Entonces, creó la Fundación Baby Safe Haven, que ayuda a las mujeres embarazadas a entregar a sus hijos para que no los dejen morir.

Sus acciones también vieron la implementación del “refugio seguro”, en los 50 estados de EE. UU., que permite a las mujeres dejar a sus hijos recién nacidos en comisarías, estaciones de bomberos, hospitales, etc., sin temor a ser procesadas.

La iniciativa de Tim ha tenido un gran impacto. Según las estimaciones de la National Safe Haven Alliance, su organización ha logrado salvar a más de 3,300 bebés del abandono y posible muerte en los últimos 17 años.

Su programa ha abierto un nuevo camino para que las madres sigan adelante con sus vidas sin preocuparse de su hijo, al que renunciaron. Y, por otro lado, la organización ayuda a las parejas sin hijos a encontrar la alegría de criar a estos bebés.

Una mujer de 42 años cuenta cómo la adopción de un bebé trajo felicidad a su vida. “Siempre quisimos una familia, y tenerla [a la niña] aquí, cuando la veo sonreír, todo es fantástico”, le dijo a  PEOPLE.

“Es un apoyo constante, no solo para las madres y los bebés, sino para todos los que lo admiramos”, comentó al mismo medio Heather Burner, enfermera de sala de emergencia pediátrica y directora ejecutiva de Arizona Safe Haven Baby Foundation.

“Sin él, no sé si algún programa existiría”.

Mira el video a contiuación:

Activa los subtítulos en español en tu navegador, en la barra inferior derecha (Configuración >>> Subtítulos >>> Inglés >>> Subtítulos >>> Traducir automáticamente >>> Español).

¡Estas dos niñas son tan adorables, no pueden parar de llorar!

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS