Oficina de senadora Sinema niega que quiera recortar USD 100,000 millones de propuestas climáticas

Por Katabella Roberts
12 de Octubre de 2021
Actualizado: 12 de Octubre de 2021

Un portavoz de la senadora Kyrsten Sinema (D-Ariz.) negó que la congresista quiera recortar 100,000 millones de dólares de las propuestas climáticas del proyecto de ley presupuestario de los demócratas, que se está tramitando en el Congreso.

Los votos de Sinema y de otro senador demócratas de centro son fundamentales para la aprobación de dos proyectos de ley que, en su conjunto conforman la gigantesca agenda de gastos del presidente Joe Biden: un proyecto de ley de infraestructuras de un billón de dólares y otro proyecto de ley presupuestario de 3.5 billones de dólares.

Su negativa se produce después de que The New York Times informara el viernes que Sinema pretende recortar el monto de las disposiciones climáticas del proyecto propuesto como una iniciativa para reducir el costo total de la agenda. El medio NY Times citó a dos personas familiarizadas con el asunto.

John LaBombard, un portavoz de Sinema, negó la información en un mensaje de Twitter el viernes, citando el artículo del NY Times.

“Ni la senadora Sinema ni nuestra oficina han solicitado o exigido tales recortes, ni hemos oído hablar de tales demandas. Una vez más, el NY Times se basa en fuentes anónimas y se equivoca de plano. Háganlo mejor”, escribió LaBombard.

Tanto Sinema como el senador Joe Manchin (D-W.Va.) rechazaron el monto total de 3.5 billones de dólares propuesto en la legislación Reconstruir Mejor.

La semana pasada, un grupo de supuestos activistas progresistas siguieron a Sinema hasta un baño de la Universidad Estatal de Arizona donde se enfrentaron a ella por oponerse a la ley y le exigieron que la apoyara.

El incidente se produjo pocos días después de que Sinema reafirmara el 30 de septiembre su posición de no apoyar el proyecto de ley de gastos, que además incluye una amnistía masiva a los extranjeros ilegales, así como la financiación de programas sociales como Medicare y el crédito fiscal para niños, junto a los esfuerzos para combatir el cambio climático.

Manchin también se enfrentó al acoso tras prometer no apoyar el proyecto de ley si este cuesta más de 1.5 billones de dólares, señalando la cifra como lo máximo que el gobierno podría sostener sin “poner en peligro a nuestra economía”.

Si los demócratas querían hacer más “ellos pueden correr con el resto más tarde”y “hay muchas maneras de llegar a donde quieren, solo que no [haciendo] todo a la vez”, indicó el senador.

Los demócratas necesitan el voto de los 50 senadores demócratas para aprobar este proyecto de ley, lo que significa que los votos de Sinema y Manchin son cruciales. El proyecto de ley se estancó repetidamente en el Congreso en las últimas semanas, ya que los republicanos y los demócratas comparten puntos de vista diferentes en todo, desde los impuestos hasta la salud y el cambio climático, así como el costo general de la legislatura.

En tanto, los líderes de los partidos se comprometieron a proteger al menos dos importantes programas sobre el cambio climático: el Programa de Electricidad Limpia, que incentiva a las compañías eléctricas para que utilicen energía limpia y penaliza a las que no lo hacen; y un paquete general sobre el clima de unos 300,000 millones de dólares en incentivos fiscales para aumentar el uso de la energía eólica, energía solar y vehículos eléctricos.

En conjunto estos suman unos 450,000 millones de dólares. Pero los demócratas podrían verse obligados a recortar hasta 200,000 millones de dólares adicionales en otros programas climáticos en un esfuerzo por reducir el coste total del proyecto de ley y apaciguar a quienes se oponen a su caro precio.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS