Omicrón evade la protección del refuerzo de ARNm, según estudio sudafricano

Por Isabel van Brugen
20 de Enero de 2022 2:22 PM Actualizado: 20 de Enero de 2022 2:52 PM

La variante omicrón del nuevo coronavirus es capaz de eludir la protección que otorgan las vacunas contra COVID-19 de ARN mensajero (ARNm), como las de Pfizer y Moderna, según un estudio sudafricano.

Un estudio publicado el martes en The Lancet examinó algunos de los primeros casos documentados de la cepa omicrón, altamente transmisible, que apareció en Sudáfrica a finales de octubre.

Entre finales de noviembre y principios de diciembre, un grupo de siete alemanes, que habían recibido tres dosis de vacunas, incluyendo al menos dos dosis de una vacuna de ARNm, visitaron Ciudad del Cabo y posteriormente experimentaron COVID-19 sintomático.

Ninguno de los individuos informó de antecedentes de infección por COVID-19. La COVID-19 es la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Los casos del grupo fueron las primeras infecciones documentadas por la variante omicrón en personas totalmente vacunadas después de recibir dosis de refuerzo de la vacuna, señala el estudio.

“La presencia de este grupo de Alemania supuso una oportunidad única para estudiar las infecciones por la variante omicrón en individuos con refuerzos de vacunas de ARNm”, señalaron los investigadores.

Los autores señalaron que sus hallazgos se limitan a “un número reducido de individuos en personas relativamente jóvenes y por lo demás sanas”.

“Esta serie de casos añade más pruebas de que, como se predijo, omicrón es capaz de evadir la inmunidad inducida por las vacunas de ARNm in vivo”, dijeron los investigadores.

También dijeron que sus hallazgos subrayan la importancia de adoptar medidas para frenar la propagación del virus, como el distanciamiento social y el uso de mascarillas.

Las vacunas contra COVID-19 se anunciaron inicialmente como una forma de prevenir el contagio del virus del PCCh, y las autoridades esperaban que la vacunación de un número suficiente de personas conduciría a la inmunidad de rebaño, una situación en la que el virus se reduciría considerablemente o incluso se eliminaría.

Esas esperanzas no han resultado, en gran medida porque las vacunas resultaron cada vez más ineficaces para prevenir la infección incluso antes de la aparición de la cepa omicrón.

Mientras tanto, los funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmaron el martes que es probable que surjan nuevas variantes del nuevo coronavirus, dados los altos niveles de transmisión actuales.

Maria Van Kerkhove, responsable técnica de la OMS sobre el COVID-19, dijo en una reunión informativa en Ginebra que es poco probable que la variante omicrón sea la última cepa, ya que el virus sigue “circulando a un nivel muy intenso” en todo el mundo.

“Estamos oyendo a mucha gente sugerir que omicrón es la última variante, que se ha acabado después de esto. Y ese no es el caso”, dijo.

Van Kerkhove dijo que los países deben mantener las medidas para frenar la transmisión del virus y reducir la gravedad de la enfermedad y las muertes, como el uso de mascarillas, el distanciamiento social y evitar las zonas concurridas.

El Dr. Anthony Fauci, principal asesor médico del presidente Joe Biden, dijo el lunes que los esfuerzos de investigación deben centrarse ahora en las vacunas contra COVID-19 que pueden proporcionar una amplia protección contra las nuevas cepas.

“No queremos entrar en un juego para cada variante, en el que hay que hacer un refuerzo contra una variante concreta”, dijo. “Estarás persiguiéndolo para siempre”.

Con la colaboración de Zachary Stieber.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.