Premian a ONG en los Mother Teresa Memorial Awards por combatir la sustracción forzada de órganos

Por Jocelyn Neo
05 de Noviembre de 2019 Actualizado: 06 de Noviembre de 2019

El 3 de noviembre de 2019, la ONG “Médicos Contra la Sustracción Forzada de Órganos” (DAFOH, por sus siglas en inglés), quienes han estado combatiendo el tráfico de órganos durante más de una década, recibió el premio más prestigioso, el Mother Teresa Memorial Award para la Justicia Social, en Mumbai, India.

DAFOH, formada por una red de médicos y cirujanos en 2006, ha estado creando conciencia tanto a la comunidad médica como a la sociedad en general sobre el horrendo problema de la sustracción forzada de órganos que está ocurriendo en China.

El Dr. Torsten Trey, MD, Ph.D., y director ejecutivo de DAFOH, dijo que era un “gran honor” recibir el premio organizado por la Fundación Harmony para felicitar a individuos y organizaciones desinteresadas. Actualmente en su decimoquinta edición, los premios son un evento anual que celebra y conmemora el legado de la Madre Teresa. Cada año, la fundación destaca un tema que necesita atención mundial, y este año el tema fue “Combatir las Formas Contemporáneas de la Esclavitud”.

El Dr. Torsten Trey recibió los Premios en Memoria de la Madre Teresa por la Justicia Social en nombre de Médicos Contra la Sustracción Forzada de Órganos (DAFOH, por sus siglas en inglés) el 3 de noviembre de 2019, en Taj Lands End, en Mumbai, India. (Cortesía de Mark Luburic)

“El tema en el que estamos trabajando es un inconveniente muy difícil, ya que aborda la sustracción forzada de órganos, especialmente del grupo que no es muy conocido en el hemisferio occidental, el movimiento espiritual de Falun Gong”, dijo en su discurso de aceptación el Dr. Trey, un destacado experto que también es coautor de libros y ha publicado varias revistas médicas sobre este tema.

Sustracción de órganos: Un crimen contra la humanidad

Falun Dafa, también conocido como Falun Gong, es una antigua disciplina que cultiva mente y cuerpo basada en los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Esta pacífica práctica fue prohibida en julio de 1999 por el Partido Comunista Chino después de que el número de personas que la practicaban se disparara en un plazo de cinco años desde su presentación al público en 1992. Después de que comenzó la persecución, numerosas personas que practicaban Falun Dafa fueron arrestadas, encarceladas y torturadas. En los últimos años, los medios de comunicación han informado de que el régimen comunista chino ha estado sustrayendo órganos de prisioneros de conciencia, la mayoría de ellos de practicantes de Falun Dafa.

“Estos son crímenes de lesa humanidad, y deben cesar”, dijo el Dr. Trey en la ceremonia de entrega de premios.

(Cortesía de Mark Luburic)

Sin embargo, el viaje para crear conciencia no ha sido una hazaña fácil para DAFOH, ya que la práctica de la recolección forzada de órganos “no se encuentra en ningún otro lugar del mundo”, dijo el Dr. Trey a La Gran Época.

“Por lo general, la gente no tiene una idea clara de este abuso de trasplantes, así que hemos tenido que empezar de cero y decir que esto es diferente del típico tráfico de órganos o del mercado negro”, explicó el Dr. Trey. “Este es el asesinato de presos de conciencia bajo el patrocinio del estado, y esto necesita información específica”.

Sensibilización

Desde su creación, la organización ha tomado varias iniciativas para crear conciencia entre la gente escribiendo artículos y realizando conferencias y foros, incluyendo entrevistas con los medios de comunicación para exponer un paso más allá la sustracción forzada de órganos que se está llevando a cabo en China. Hace más de cinco años, también lanzaron una petición a las Naciones Unidas para que se realizaran investigaciones independientes sobre la sustracción forzada de órganos en China. La petición obtuvo más de 3 millones de firmas de más de 50 países y regiones. DAFOH también fue nominado para el Premio Nobel de la Paz en 2016 y 2017.

En la actualidad, el objetivo del grupo ha sido dar a conocer mejor el fallo de un tribunal popular independiente, el Tribunal de China.

“El Tribunal de China publicó en junio de este año que la sustracción forzada de órganos se está llevando a cabo en China sin lugar a dudas y también recomendó que las asociaciones médicas deberían investigarlo”. dijo el Dr. Trey. “La sentencia del Tribunal de China terminó con la frase de que la comunidad internacional tiene que reconocer que China es un estado criminal. Esto es algo que hay que hacerlo público”.

(Cortesía de Mark Luburic)

El Dr. Trey también compartió que en 2017, el canal de noticias surcoreano TV Chosun fue al Hospital de Tianjin en China para investigar el abuso de trasplantes en curso en el país. Usando una cámara oculta, el equipo grabó a una enfermera diciendo que “podemos aceptar dinero en el hospital de unos USD 10.000, y el tiempo de espera de un riñón se puede reducir a dos días”, dijo el Dr. Trey.

“Eso significa que los órganos se ponen a disposición del público a cambio de dinero y esa es una práctica que no debe ser tolerada por la comunidad médica internacional”, añadió.

Aunque “es difícil llegar a cifras concretas para estimar”, el Dr. Trey dijo que el número de trasplantes en China podría estar entre 60 y 100.000.

También mencionó: “Si uno va al Hospital de Tianjin, que es uno de los centros de trasplantes más grandes de Asia, probablemente llegaría ya a 10.000 trasplantes al año, y si se considera que hay más de 160 centros de trasplantes en China, entonces el número de trasplantes ya es el mayor número de trasplantes en el mundo”.

El Dr. Trey enfatizó que la práctica es “todavía un crimen y debe ser expuesta”.

“Incluso si solo hay una persona que puede ser asesinada por un órgano, esto sigue siendo un crimen y debería ser descubierto. No es que el abuso del trasplante solo se convierte en un crimen si cruza cierto umbral”.

“Independientemente de si los pacientes de nuestro país u otros países van a China, es necesario abordarlo porque vivimos en una red internacional de ciencia médica”, dijo.

Enfrentándose a la sustracción forzada de órganos

El Dr. Trey destacó que diferentes grupos y minorías son blanco de la sustracción forzada de órganos en China. La intención detrás de esto varía.

“En el caso de Falun Gong, comenzó con una persecución para acabar con esta práctica espiritual con el propósito de eliminarla”, dijo. “La sustracción forzada de órganos se convirtió en un método autofinanciado y autopropulsado para silenciar y erradicar la práctica con el propósito de evitar que los practicantes de Falun Gong le contaran al mundo sobre su práctica pacífica y los buenos principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia”.

Además, dijo, “Una vez que se entiende cuál es la intención detrás de la sustracción forzada de órganos, también se obtienen soluciones para combatir la sustracción forzada de órganos. Apoyar a Falun Gong y hablar a favor de la práctica derrotaría el propósito de erradicarla”.

Actualmente, a medida que más personas se enteran del abuso de los trasplantes, algunos países, como España, Taiwán, Italia e Israel, han aprobado una legislación destinada a impedir que sus ciudadanos viajen al extranjero para recibir trasplantes. El Dr. Trey espera que más países se unan para tratar este tema a medida que el grupo continúa “llevando esta práctica de un área no revelada a la luz del día”.

“Cuanto más hablemos de ello, más luz habrá sobre este tema, más gente lo sabrá primero, y en segundo lugar, también tendrá que detenerlo”, dijo.

El Dr. Torsten Trey (tercero desde la derecha) representó a DAFOH en los Premios Memorial Madre Teresa a la Justicia Social. (Cortesía de Mark Luburic)

Como experto en este campo, el Dr. Trey tiene una sugerencia sobre cómo los ciudadanos por su cuenta podrían apoyar para detener este delito.

Cuando un participante de la Conferencia Internacional Harmony le preguntó al Dr. Trey sobre lo que se puede hacer como individuo, su respuesta fue aplaudida: “Ayuda a dar a conocer sobre estos crímenes contra la humanidad enviando una simple postal al presidente chino con las palabras: Falun Gong es bueno. Detengan la sustracción forzada de órganos de los practicantes de Falun Gong”.

El Dr. Trey le dijo a La Gran Época: “Necesitamos lograr la ecuación de que mientras más practicantes de Falun Gong son asesinados por sus órganos, más necesita el mundo saber que Falun Gong es bueno”.

También dijo que si el llamado de apoyo a la práctica de Falun Gong aumenta, entonces el propósito subyacente para la sustracción forzada de órganos será derrotada y se detendrá el abuso desde raíz.

Al igual que el único esfuerzo de la Madre Teresa creó un efecto dominó, todos y cada uno de nosotros podemos tomar medidas para detener los crímenes contra la humanidad.

Descubre

El régimen comunista en China los mata como animales ¿Qué podemos hacer?

TE RECOMENDAMOS