La ONU ha designado al 2016 como el Año Internacional de las Legumbres

10 de Febrero de 2016 Actualizado: 10 de Febrero de 2016

Este 2016 que lleva poco de comenzado será el año de las legumbres. Así lo ha determinado la ONU a través la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) resaltando la importancia de volver a las recetas de antes y recuperar los platos a base de legumbres que se consumían años atrás que tantos beneficios aportaban para la población.

Durante todo el año se promoverán los beneficios del consumo de legumbres tanto para la salud como para el medio ambiente.

¿Por qué las legumbres?

Las legumbres son una gran fuente de nutrientes, que contienen proteínas vegetales, hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales que favorecen la buena salud del organismo. Además no poseen grasa ni colesterol por lo que son alimentos recomendados contra enfermedades crónicas mundialmente expandidas como la hipertensión, la diabetes y la obesidad, mientras que son aptas para celíacos ya que no contienen gluten.

Las legumbres son además un gran aliado de las personas vegetarinas y veganas ya que aporta mucho de los nutrientes presentes en los productos de origen animal.

Otra de las ventajas de las legumbres es que generalmente son económicas y accesibles para la mayoría de la población.

Contrariamente a lo que se puede pensar las legumbres por sí solas son bajas en calorías, y son más que nada las combinaciones con las que se consumen las que las vuelven alimentos energéticos.

Las legumbres como las lentejas y garbanzos son excelentes para consumir en ensaladas frías además de los tradicionales guisos en los que hay que prestar cierta atención a los alimentos que se le agregan para no opacar las importantes propiedades de que éstas tienen.

Por el medio ambiente

La FAO también resalta que además de las ventajas para la salud la producción de legumbres es amigable con el medio ambiente, ya que su cultivo ayuda a mantener la fertilidad del suelo reduciendo la necesidad de utilizar fertilizantes y facilitando una agricultura más sostenible y contribuyendo para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Artículo original aquí.

TE RECOMENDAMOS