Opinión: Bienvenido a la China de Occidente

Por Roger Simon
11 de Enero de 2021
Actualizado: 14 de Enero de 2021

¿Alguna vez se preguntó cómo es vivir en un estado de partido único?

Bueno, no se pregunte más. Si está en EE.UU. vive en uno. Los principales medios de comunicación, en los términos actuales, como las redes sociales, ahora están dominados completamente por la izquierda.

Donald Trump, quien sigue siendo el presidente de Estados Unidos fue expulsado permanentemente de Twitter. Por su parte, Parler, una red social parecida a Twitter, pero mayoritariamente usada por conservadores y liberales clásicos, casi simultáneamente ha sido desestructurada por Google.

Ya no se puede descargar su aplicación de la App Store de Android.

Apple fue el siguiente en hostigar a Parler, en una actitud que parece exigir que se doblegue (¡para el sábado!) a la visión de Silicon Valley sobre lo que debería ser el mundo.

Supongo que estas acciones son el reflejo de un totalitarismo de justicia social, políticamente correcto, liderado por la izquierda… o eso quieren que creamos los multimillonarios de la tecnología.

¿Esto se parece a lo que ocurre en China?

Bastante.

¿Crees que esto fue planeado?

El otro día escribí sobre la “bandera falsa” (provocadores de izquierda) detrás del caos en el Capitolio. Muchos en las altas esferas se burlaron de lo que otros y yo decíamos. Yo mismo no estaba muy seguro.

Pero repasemos lo que sucedió desde aquel día:

-El próximo libro de Josh Hawley… sobre Big Tech, fue “cancelado” por Simon & Schuster. El senador Hawley había sido uno de los más francos sobre la investigación de fraude electoral.

-Twitter bloqueó permanentemente al general Flynn. Supongo que no creen que ya haya tenido suficiente.

-Twitter bloqueó permanentemente a Lin Wood, el conocido abogado que trabaja para desenmascarar un posible fraude. Lo mismo ocurrió con la valiente Sidney Powell.

-Para no quedarse atrás, Facebook bloquea la cuenta del presidente Trump. (No estoy seguro de quién fue el primero, Facebook o Twitter, aunque no importa).

-De manera más insidiosa, Facebook comienza a eliminar grupos o foros de personas que se alejaron públicamente del Partido Demócrata, debido a sus escándalos.

(También se revela que Facebook prohibió cuentas a instancias de Hunter Biden).

-YouTube anuncia que ya no distribuirá vídeos que investiguen el fraude electoral y que los productores de dichos videos serán castigados si los publican.

Todo esto en un par de días, con la excusa, en casi todos los casos, de que los conservadores involucrados estaban instigando la violencia, por el “atropello” que se produjo en el Capitolio.

Todas estas acciones proceden del mismo grupo de gente que ignoró toda la violencia y destrucción que ocurrió durante meses en Estados Unidos.

¿No siente que aquí hay una estrategia? ¿Un plan?

Lo sé, dirán que soy uno de esos vendedores de conspiraciones. Todo ha sido “desacreditado”. De hecho, fue “desacreditado” antes de que sucediera.

Solo que no soy un vendedor de conspiraciones, mis amigos. Soy uno de esos tipos que está perfectamente dispuesto a admitir que era Lee Harvey Oswald trabajando solo en el depósito de libros escolares de Texas.

Yo soy lo contrario. Soy un tipo que se guía por el principio de la Navaja de Occam, lo simple muchas veces es lo cierto.

Y la ‘Navaja de Occam’ me dice que Estados Unidos se está convirtiendo casi en un clon de la República Popular China.

Tal transformación no es comunismo en el sentido tradicional. Karl Marx no la reconocería. Solo que, para China, la palabra comunismo es una especie de señalización de paleo-virtudes.

Lo que realmente es China (y hacia dónde se dirige o ya ha llegado Estados Unidos) es una forma de fascismo oligárquico. El mercado capitalista está bien siempre que sea mi mercado capitalista y usted sea miembro de mi partido.

Partido Comunista o Partido Demócrata, ¿Qué diferencia hay? Mientras sea un solo partido y estén a cargo de él para ellos está bien.

Así que olvídese de la libertad personal y la libertad de expresión. Mejore su “puntaje de crédito social” y aprenda a ser obediente, si desea sobrevivir.

Y, sobre todo, no diga nada crítico o siquiera un poco controvertido en las redes sociales o será una persona muerta, o bien podría ser silenciado.

Así que tenga cuidado, pero no se preocupe por borrar o eliminar este artículo porque probablemente no estará aquí mañana.

Es una broma.

Yo creo que…

Bueno…. O es eso (dejarse silenciar) o ponerse de pie y luchar contra el [nuevo] poder. Como alguien dijo una vez: “¿Qué tiene que perder?”

 

Roger L. Simon es un novelista galardonado, guionista nominado al Oscar, cofundador de PJMedia y ahora editor general de The Epoch Times. Sus libros más recientes son “The GOAT” (ficción) y “Lo sé mejor: cómo el narcisismo moral está destruyendo nuestra república, si aún no lo ha hecho” (no ficción). Encuéntrelo en Parler @rogerlsimon.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Descubre

Legisladores de Francia instan a organizaciones sanitarias de China a cumplir con la ética profesional

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS