OPINIÓN: El último intento de ataque contra Trump, y por qué fracasará

09 de Enero de 2018 Actualizado: 09 de Enero de 2018

Hasta ahora, todos los intentos de ataque contra el presidente Donald Trump fracasaron.

El relato que el Presidente estadounidense confabuló con Rusia se desmoronó. Se demostró que las afirmaciones de que Trump perjudicaría la economía o la posición de Estados Unidos que ocuparía en el mundo se demostraron que estaban equivocadas.

La economía de Estados Unidos está en auge y cada vez más países tienen un nuevo respeto por Estados Unidos.

El último intento de ataque es la salud mental.

Políticos, organizaciones de medios de comunicación y expertos se amontonan alrededor de este nuevo relato sobre la salud mental del presidente Trump.

¿Final del juego? Incitar la suficiente ira pública para que los políticos intervengan y expulsen a Trump del cargo por la fuerza.

El relato fallido de la conspiración con Rusia tenía el mismo objetivo.

La salva inicial para el último intento de ataque fue publicada por Michael Wolff, que acaba de publicar su trabajo en un libro que describe una imagen de un presidente inestable.

Las organizaciones mediáticas, cuyos propietarios corporativos se oponen al presidente estadounidense, fueron utilizadas para difundir este nuevo relato.

Esto quedó claro durante una rueda de prensa en la Casa Blanca el 4 de enero, cuando una periodista pidió a la secretaria de prensa Sarah Sanders que respondiera a las acusaciones de que Trump es “mentalmente incapaz de servir como presidente”.

Sanders acertadamente describió la sugerencia como “lamentable y ridícula”.

“Si no fuera apto, probablemente no estaría sentado ahí y no habría derrotado al grupo más calificado de candidatos que el Partido Republicano haya visto jamás”, agregó Sanders. “Este es un líder increíblemente fuerte y bueno”.

Pero su reprimenda no impedirá que los medios de comunicación puedan seguir propagando el relato. La publicación británica The Times publicó un artículo principal en su edición del 5 de enero con el titular “La salud mental del  Trump cuestionada por la asistente principal”.

Para usar las palabras del ex presidente Barack Obama, “las elecciones tienen consecuencias, y al final del día gané”.

El presidente Trump ganó las elecciones presidenciales limpiamente como corresponde. Los intentos en curso de deslegitimar su presidencia sólo pueden ser descritos como un intento de golpe para expulsarlo del cargo.

Sin embargo, este último intento también fracasará.

Miles de horas de televisión en el horario de mayor audiencia y artículos periodísticos dedicados al relato infundado de la conspiración rusa no fueron capaces de influir en la opinión pública sobre Trump.

Con el auge de la economía, el desempleo en su punto más bajo desde el 2000, los impuestos bajando y la posición de Estados Unidos restaurándose alrededor del mundo, ¿alguien realmente compraría el relato del Presidente estadounidense sobre la “salud mental”?

Trump ha demostrado ser un líder que no sólo se preocupa profundamente por Estados Unidos y su gente, sino que también es capaz de hacer las cosas.

Los estadounidenses no son tan tontos como algunos políticos y organizaciones mediáticas les gustaría creer.

En lugar de ver a sus políticos y a los medios de comunicación pasar de un intento de ataque a otro, buscando por donde pegarle mejor, Estados Unidos se beneficiaría enormemente de personas que defienden la democracia.

Eso no significa que tengas que estar de acuerdo con Trump, o con cualquier otro político; por eso tenemos elecciones.

En cambio significa que no debes involucrarte en actividades inmorales, y tal vez ilegales, para derrocar a un presidente electo solo porque no te agrada.

 

Las opiniones expresadas en este artículo son las opiniones del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de La Gran Época.

 

Por favor compartí este artículo en tus redes sociales, de ésta manera ayudarás a La Gran Época a continuar ejerciendo un periodismo independiente. ¡Gracias por tu apoyo!

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS