Orden de vacunación de Biden para empresas privadas es “inconstitucional”: fiscal general de Texas

Por Isabel van Brugen
22 de Septiembre de 2021
Actualizado: 22 de Septiembre de 2021

El estado de Texas pretende impugnar la vacunación obligatoria contra la COVID-19 anunciada recientemente por el presidente Joe Biden para las empresas privadas argumentando que es inconstitucional, dijo el viernes el fiscal general de Texas, Ken Paxton.

Las declaraciones de Paxton se producen después de que Biden dijera el 9 de septiembre que las empresas tendrían que imponer requisitos de vacunación contra la COVID-19 o enfrentarse a multas de hasta 13,600 dólares por infracción.

Funcionarios de la Casa Blanca han dicho que la orden se aplicará a través de una norma temporal de emergencia, o ETS, emitida por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) del Departamento de Trabajo. La agencia ha dicho que todavía está desarrollando la norma.

La norma “exigirá a todos los empleadores con 100 o más empleados que se aseguren de que su plantilla está totalmente vacunada o que los trabajadores que no estén vacunados presenten un resultado negativo en la prueba al menos una vez a la semana antes de acudir al trabajo”, dijo un portavoz de la OSHA a The Epoch Times en un correo electrónico.

En una entrevista con el programa “Crossroads” de EpochTV, Paxton, un republicano, dijo que está de acuerdo con la descripción del gobernador de Texas, Greg Abbott, de la norma como una “toma de poder” y un “asalto a las empresas privadas”. Dijo que cree que Biden está sobrepasando su autoridad con la nueva norma de vacunación.

“La realidad es que el presidente de los Estados Unidos no puede simplemente inventar leyes, eso está fuera de su ámbito, fuera de su papel constitucional. El poder ejecutivo aplica las leyes (…) ese es su trabajo”, dijo Paxton.

“Esa no es la forma en que funciona la Constitución, así que estamos bastante seguros de que lo que está haciendo será inconstitucional, si es lo que dijo cuando hizo la declaración”, añadió. “Así que, obviamente, esa sería nuestra primera línea de ataque, para decir, mira, no tenías la autoridad para hacer esto”.

Muchos han planteado la preocupación de que la eficacia de la OSHA se vea socavada por su escasez de inspectores y recursos. Aunque la OSHA está facultada para multar a los empleadores con hasta 13,600 dólares por cada violación de la nueva norma, no tiene suficiente personal como para atrapar a algunos infractores.

En la actualidad, la OSHA cuenta con unos 800 inspectores de seguridad y cumplimiento para cubrir las más de 100,000 empresas del sector privado afectadas por la nueva norma.

La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha insistido en que la nueva norma de Biden tiene un sólido fundamento jurídico, citando una ley de 1970 que autoriza la ETS.

“La ley requiere básicamente que el Departamento de Trabajo tome medidas cuando encuentre un riesgo grave para los trabajadores. Y ciertamente, una pandemia que mató a más de 600,000 personas califica como ‘riesgo grave para los trabajadores'”, dijo.

La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, habla durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca el 9 de septiembre de 2021. (Kevin Dietsch/Getty Images)

The Epoch Times también se puso en contacto con la Casa Blanca para una solicitud de comentarios.

Paxton dijo a The Epoch Times que a Biden no se le conceden este tipo de poderes en la Constitución, insinuando que su conducta está en línea con lo que podría observarse en las “dictaduras”.

“No es solo este asunto. Si permitimos que cualquier presidente haga esto, entonces nos estamos alejando de que el pueblo tenga un gobierno controlado por el pueblo, esto es, si lo comparamos con una realeza como la que tenía Inglaterra o como algunas de estas dictaduras”, dijo.

“Esa es la dirección con la que Joe Biden parece sentirse cómodo, y no creo que sea la dirección que pretendían nuestros fundadores”.

El miércoles, Biden tiene previsto reunirse con directivos de Walgreens, The Walt Disney Company y Microsoft para discutir la orden.

La noticia se produce después de que dos importantes grupos de la industria minorista de EE. UU. (la Asociación de Líderes de la Industria Minorista y la Federación Nacional de Minoristas) pidieran el martes a la Administración Biden al menos 90 días antes de imponer las nuevas normas “para permitir a los minoristas y otros empleadores crear los sistemas necesarios”.

La secretaria de Comercio, Gina Raimondo, ha dicho que la norma de la OSHA se espera “en cuestión de semanas”.

“El presidente no puede simplemente anular las libertades individuales y los derechos constitucionales (…) esos derechos no vienen de él. Esos derechos son de Dios, son inalienables, nos los ha dado nuestro Creador, no nos los puede quitar ningún gobierno”, dijo Paxton.

Y añadió: “Si no detenemos esto ahora, terminaremos con un gobierno tiránico, como el que tiene el resto del mundo, no tendremos el gobierno que nos establecieron hace un par de 100 años unos fundadores muy sabios”.

El gobernador de Texas, Abbott, dijo este mes que el estado “ya está trabajando para detener esta toma de poder”.

Con información de Reuters.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS