Ordenan tolerancia cero en la frontera de EE. UU.: finaliza la política “atrapa y libera”

Por Ivan Pentchoukov
08 de Abril de 2018 Actualizado: 08 de Abril de 2018

La Administración de Trump culminó la semana con una intensa atención a la seguridad en la frontera y con dos anuncios importantes este viernes 6 de marzo.

Como parte de una medida sin precedentes del Departamento de Justicia de Estados Unidos, el Fiscal General Jeff Sessions ordenó a los fiscales federales aplicar cargos contra quienes cruzan la frontera para ingresar ilegalmente al país, por primera vez. Más tarde, el presidente Donald Trump ordenó a todos los jefes de diferentes departamentos terminar con la política “captura y libera”, de los inmigrantes ilegales.

Ambas órdenes del fin de semana incluyen el mandato de Trump sobre enviar a la Guardia Nacional a la frontera y el uso del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA en las siglas en inglés), para forzar a México a hacer algo más en detener a los inmigrantes que se dirigen a Estados Unidos.

Sessions ordenó a las oficinas de los fiscales federales cerca de la frontera suroeste para priorizar la presentación de los casos contra los delincuentes que por primera vez cruzan la frontera, que lleven cargos de entrada ilegal y deportación. Ellos podrán ser acusados ​​de un delito grave y deberán pasar un tiempo significativo en la cárcel si son atrapados cruzando ilegalmente de nuevo.


Jeff Sessions, electo por el presidente Donald Trump para el Procurador General, prestando juramento en su audiencia de confirmación el 10 de enero de 2017 (Wikimedia)

Trump ordenó al Fiscal General y a los jefes de los departamentos de Estado, Defensa, Seguridad Nacional y Salud y Servicios Humanos para preparar una política integral detallando todo lo que signifique el fin de la política “captura y libera”.

El informe será emitido en 60 días, y los oficiales tienen 15 días después de eso para emitir recursos y acciones adicionales necesarias para finalizar la práctica

Atrapa y libera” se refiere a una política de inmigración creada por George W. Bush, con la cual las autoridades dejan libres a los extranjeros ilegales en Estados Unidos una vez que ellos han solicitado asilo y son citados a los tribunales.

Enfocándose en la seguridad fronteriza, este sábado el presidente Trump arremetió contra California por sus políticas de asilo y criticó a los Demócratas por causar un “desastre” con la inmigración ilegal.

“Estamos sellando nuestra frontera sur”, tuiteó Trump. “La gente de nuestro gran país quiere seguridad y protección. Los Demócratas han sido un desastre en este tema tan importante!”

Los arrestos fronterizos llegaron a 50,308 en marzo, un 37 por ciento más que en febrero y más en comparación con el mismo período del año pasado.

Soldados de la Guardia Nacional de Texas operan un sistema de vigilancia LRAS3 mientras monitorean la frontera de EE. UU.-México el 11 de septiembre de 2014, en La Habana, Texas. (John Moore / Getty Images)

Tolerancia cero

Sessions dijo que “ha estallado una crisis” en la frontera, lo que requiere más acción de la justicia. El publicó una directiva similar hace un año por el mayor número de delitos fronterizos, diciendo que los fiscales con un lenguaje más suave, que “deberían aspirar a lograr el objetivo de disuadir a los nuevos entrantes ilegales”.

Datos de la Patrulla Fronteriza muestran que es mucho menos probable que los mexicanos traten de cruzar de nuevo si a ellos se les imputan cargos criminales en lugar de simplemente rechazarlos. La operación también genera presión en las salas de los juzgados, las cárceles y alimenta las críticas sobre un “montaje de la justicia”.

Una condena por una entrada ilegal tiene una pena máxima de seis meses en la primera cruzada, y de dos años en repetidas ofensas a la ley. En la práctica, muchos son deportados después suplicar perdón y pasar unos días en la cárcel..

Sessions señaló el esfuerzo de la Patrulla Fronteriza lanzado en 2005 en Texas como modelo. Las autoridades se enfocaron en personas que cruzaban por primera vez para enjuiciarlas como criminales. La práctica se extendió a los tribunales federales en Texas, Arizona y Nuevo México, informó Associated Press.

Sessions dijo a los fiscales estadounidenses que él está abierto a otras ideas.

“Recuerden, nuestro objetivo no es simplemente más casos”, escribió en el pedido. “Es el fin de la ilegalidad en nuestro sistema de inmigración”.

Sessions dijo a los jueces de inmigración la semana pasada que espera que cada uno complete 700 casos por año a partir del 1 de octubre.

(Guardia Nacional a través de Twitter)

Guardia Nacional

El secretario de Defensa Jim Mattis firmó un memorándum el viernes autorizando el despliegue de 4.000 efectivos de la Guardia Nacional. El memorándum decía que las tropas “no realizarán actividades policiales ni interactuarán con migrantes”.

Alrededor de 150 miembros de la Guardia Nacional de Arizona serán desplegados en la frontera la próxima semana, dijo el gobernador de Arizona Doug Ducey en Twitter. La Guardia Nacional de Texas dijo que estaba preparando mandar unos 250 soldados a la frontera en unos tres días.

“La prevención y la seguridad del pueblo estadounidense es la máxima prioridad del Presidente, y él mantendrá su promesa de proteger a nuestro país y de asegurar que nuestras leyes sean respetadas”, dijo la Secretaria de Prensa de la Casa Blanca Sara Sanders.

TE RECOMENDAMOS