Organismo regulador de aviación FAA propone rastreo de drones para mejorar la seguridad y protección

Por Mimi Nguyen Ly
27 de Diciembre de 2019
Actualizado: 27 de Diciembre de 2019

La Administración Federal de Aviación (FAA) presentó el jueves una propuesta de norma que requeriría que la mayoría de los drones que operan en el espacio aéreo de los Estados Unidos permitan el rastreo remoto.

La norma propuesta implica equipar a los drones con tecnología de identificación remota (remote ID) que funcionaría como una placa de matrícula electrónica. La norma, que entraría en vigor en un plazo de tres años después de su finalización, exigiría que todos los drones que pesen más de 0.55 libras permitan que ellos mismos y sus operadores sean rastreados e identificados en todo momento durante el vuelo.

“Las tecnologías de identificación remota mejorarán la seguridad al permitir que la FAA, la policía y las agencias federales de seguridad identifiquen los aviones no tripulados que vuelan en su jurisdicción”, dijo la secretaria de Transporte de los Estados Unidos, Elaine L. Chao, en un comunicado.

La FAA señala que la tecnología de identificación remota actuará como un “importante elemento constitutivo del ecosistema de gestión del tráfico no tripulado”, y ayudará a prevenir las colisiones en el aire, aunque la agencia dice que son poco frecuentes.

La agencia dispuso su propuesta en Internet a través del Registro Federal como parte de un intervalo de 60 días en la que los operadores de aviones no tripulados y otras personas preocupadas por la seguridad de la aviación pueden enviar sus comentarios, los cuales serán considerados por la agencia antes de finalizar la norma.

Según la FAA, se sabe que los drones corren un riesgo cada vez mayor de ser utilizados en actividades potencialmente ilegales, entre ellas “el transporte y el contrabando de sustancias controladas, drogas ilícitas y otras cargas útiles; la invasión ilegal de la privacidad; la vigilancia y el reconocimiento ilegales; la militarización de los UAS; el sabotaje de infraestructuras críticas; el robo de bienes; la perturbación y el acoso”.

En la página web de la FAA se afirma que la tecnología también ayudaría a las autoridades a tomar la decisión cuando un dron —también conocido como sistema de avión no tripulado (UAS)— “parezca estar volando de forma insegura o cuando el dron no esté autorizado a volar”.

“Como piloto, mi ojo siempre está puesto en la seguridad primero”, dijo el administrador de la FAA Steve Dickson en el comunicado de la FAA. “La seguridad es una responsabilidad conjunta entre el gobierno, los pilotos, la comunidad de aviones no tripulados, el público en general y muchos otros que hacen que nuestra nación sea tan creativa e innovadora”.

También ayudará a las autoridades a decidir cuándo interceptar o destruir un dron que suponga una amenaza para la seguridad.

Los drones parecen ser un segmento de rápido crecimiento en el sector del transporte. Actualmente casi 1.5 millones de drones y 160,000 pilotos remotos están registrados en la FAA.

La regla propuesta por la FAA llega solo meses después de que un grupo bipartidista de senadores estadounidenses introdujera un proyecto de ley —la Ley de Seguridad Americana de los Drones de 2019 (S.2502)— para prevenir los riesgos de seguridad nacional asociados con los drones fabricados en países que pueden amenazar la seguridad nacional, al prohibir al gobierno de Estados Unidos su adquisición.

El proyecto de ley, presentado el 18 de septiembre, prohibiría a los departamentos y agencias federales comprar cualquier dron comercial o pequeño UAS, ya sea fabricado o ensamblado en países considerados una amenaza a la seguridad nacional. Entre esos países se nombró a China, así como a Irán.

“Nos guste o no, los aviones no tripulados son nuestro futuro. Sin la acción del Congreso, adversarios como China e Irán usarán la tecnología de los aviones no tripulados como pequeños caballos de Troya para espiar a nuestro gobierno, nuestra infraestructura crítica, incluso nuestros hospitales y hogares”, dijo por entonces el senador Richard Blumenthal (D-Conn.) en una declaración.

En octubre, el Departamento del Interior (DOI) puso en tierra una flota de 800 drones por preocupaciones de que los drones —fabricados en China o con componentes fabricados en China— pudieran ser utilizados por el régimen chino para llevar a cabo actividades de vigilancia de sus usuarios.

El DOI es un usuario frecuente de aviones no tripulados no militares para misiones como el apoyo a la lucha contra incendios forestales, la inspección y el mapeo de presas y accidentes aéreos, y la vigilancia de la actividad volcánica.

Frank Fang y Janita Kan contribuyeron a este artículo.

Siga a Mimi en Twitter:@MimiNguyenLy 

Descubre

Trump dice que la relación entre Brasil y EE.UU. “nunca ha sido tan fuerte” | #Bolsonaro

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS