Oruga procesionaria tiene en alerta a los españoles: es tóxica para el hombre y mortal para las mascotas

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
21 de Febrero de 2019 Actualizado: 21 de Febrero de 2019

La oruga procesionaria, un pequeño insecto tóxico para el hombre, mortal para los perros y algo destructivo para los árboles, comenzó a hacer su aparición en los parques de pino en España.

Algunas regiones emitieron la alerta e iniciaron un proceso de eliminación y desinfección.

Los más fisgones las pueden ver caminando en una curiosa fila, pero ojo con acercarse. Cuando se sienten amenazadas, sus pelos más finos liberan un potente agente urticante e inflamatorio.

Oruga Procesionaria. Imagen de Archivo. Viarias comarcas de España se encuentran en alertanpor el incremente de su presencia en los parques de pino. (Wikimedia Commons)

En estos días se las ve bajando de los pinos y desplazándose en fila, unidos entre sí hasta encontrar un lugar donde enterrarse de modo individual. Los que sobrevivan, en verano saldrán de su crisálida convertidos en mariposas y pondrán nuevos huevos en los árboles.

Ramón González, profesor de Zoología en la Universidad de Jaén, dijo que este año la plaga será algo mayor que en 2018 como consecuencia de las temperaturas suaves, informó el Diario Jaen. La falta de frío invernal ha hecho que la especie se multiplique.

La alerta de la procesionaria, explica González, es en las zonas con pinos, el árbol favorito de la especie. En su fase de larva hacia oruga se encuentra dentro de un saco visibles en las ramas.

Pinos piñoneros de España (Wikimedia Commons)

Aunque el experto sostiene que que “no afecta mucho a la vegetación, sí puede ser un problema para la salud de personas y también de mascotas”.

La toxicidad de la procesionaria proviene de sus pelos más cortos y menos visibles. “tanto que, en las personas, puede causar una serie de cuadros alérgicos, choques anafilácticos, eczemas o ronchas, y si tienen contacto con los ojos: conjuntivitis o rinitis”.

Los síntomas usualmente involucran congestión nasal o taponamiento, ardor o picazón en los ojos, lagrimeo, ojos enrojecidos, picazón en la nariz, moco acuoso y estornudos. (Wikimedia-Commons)

Las mascotas que son curiosas son las que se llevan la peor parte. “Si un cánido llega a comerse una de estas orugas podría, incluso, llegar a morir, y en el caso de que la escupa, hay casos en los que hubo que cortar parte de la lengua”.

Los perros y gatos cuando se las comen y se tragan todo el tóxico “llegan a sufrir una necrosis en la garganta y en la lengua”, declaró el veterinario Jose Luis Blázquez a La Provincia.

(Wikimedia Commons)

Como en la ciudad las autoridades tienen que controlar la plaga, el mayor problema de esta especie es en el campo y la sierra.

La procesionaria se diferencia de las restantes orugas porque en vez de formar grandes grupos y al bajar de los árboles se mueven en fila una tras de otra.

Nido de Procesionarias. (Wikimedia Commons)

El Ayuntamiento de Elda comunicó esta semana que una brigada municipal y la empresa concesionaria de Jardines se están dedicando de manera exclusiva durante dos semanas “a combatir la plaga”.

Esta “se ha extendido por los pinos de toda la comarca”.

Con grúas de gran altura, las brigadas están retirando los nidos de los árboles municipales, sobre todo los de gran altura. En su interior decenas de larvas se están formando como orugas y están a punto de bajar. Son bastante visibles.

“La campaña comenzó el pasado lunes y se prolongará hasta finales de la semana que viene. En la ciudad de Elda hay un censo de unos 1.500 pinos, de los cuales 450 ejemplares se encuentran en zona urbana”, escribió el Ayuntamiento el 15 de febrero.

(Ayuntamiento de Elda)

Como ocurre en otras zonas de España, durante los últimos años la aparición de esta plaga en los pinares se ha intensificado. De hecho, la plaga ha aparecido con más virulencia y se ha extendido por la comarca”, concluye el Ayuntamiento.

Otros métodos usados para eliminar o controlar la procesionaria es la fumigación o inyección de pesticidas en los troncos de los árboles, los que actuarán eliminando las larvas mientras estas se están alimentando.

¿Qué hacer ante una picadura o contacto?

Como primeras medidas, “retira a la oruga si aún se encuentra en el cuerpo. Utiliza pinzas, o guantes, pero no lo hagas con las manos desnudas”.

“Coloca una cinta adhesiva sobre el lugar de la picadura. Pégala y quítala repetidamente. Así retiramos las espinas, pelos y toxinas”, dice la doctora Cristina Villegas de Sanitas, de acuerdo al reporte de Hola.

Luego “lava el área lesionada con agua y jabón neutro, y retira la ropa contaminada.

A continuación es necesario consultar al médico en caso de requerir antihistamínicos orales para reducir la sensación de prurito, o corticoides.

“Si hubiera afectación general, con dificultad respiratoria, acude a un servicio de Urgencias”, advierte la especialista.

***

A continuación

Una desesperada nota de SOS de un disidente chino encarcelado se descubre en un paquete comprado en un Kmart de Oregón y desencadena un peligroso viaje para exponer los continuos abusos contra los derechos humanos. El documental “Carta de Masanjia” presenta imágenes ocultas de la persecución en China, donde los realizadores arriesgaron todo para obtener las tomas y éstas te mantendrán al borde de tu asiento.

TE RECOMENDAMOS