Otros 5 estados y territorios se unen a la demanda antimonopolio de Texas contra Google

Por Janita Kan
17 de Marzo de 2021 1:42 PM Actualizado: 17 de Marzo de 2021 2:08 PM

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, dijo el martes que otros cinco estados y territorios se unieron a su demanda antimonopolio contra Google, la que denuncia violaciones antimonopolio y actos engañosos por parte del gigante  tecnológico.

Los fiscales generales de Alaska, Florida, Montana, Nevada y Puerto Rico se unieron a la demanda multiestatal, la cual fue liderada por Texas y presentada originalmente por una coalición de 10 estados. La oficina de Paxton presentó el lunes una demanda enmendada (pdf) que refleja los cambios.

“La presentación de hoy subraya el amplio consenso de que las prácticas de Google requieren una revisión y una acción rápida en virtud de las leyes antimonopolio y de protección del consumidor”, dijo Paxton a través de una declaración.

La demanda acusa a Google de recopilar miles de datos sobre personas y utilizar esa información en su propio beneficio y de “mentir a los anunciantes, editores y consumidores” sobre su conducta y sus motivos.

Google ha “monopolizado o intentado monopolizar” los productos y servicios utilizados por los anunciantes y editores en la publicidad en línea, dice la demanda. Estas prácticas, agrega, reducen la capacidad de los editores para monetizar los contenidos, aumentan los costes de los anunciantes para anunciarse y perjudican directamente a los consumidores.

“No permitiremos que continúe esta conducta ilegal sin precedentes. Nuestra coalición espera hacer responsable a Google de su conducta ilegal y reformar las prácticas de Google en el futuro. Estamos seguros de que Google se verá obligado a pagar por su mala conducta mediante importantes sanciones económicas”, añadió.

Entre las acusaciones figura un acuerdo anticompetitivo que Google firmó con Facebook. Según una versión redactada de la demanda (pdf) presentada en diciembre de 2020, Facebook anunció en 2017 que probaría un nuevo método de venta de publicidad online llamado “header bidding”, el cual actuaría como una amenazadora competencia para Google. La demanda sugiere que Facebook finalmente “redujo su participación” en el proyecto después de que Google le diera a Facebook “información, velocidad y otras ventajas en las [redactadas] subastas que Google realiza para la aplicación móvil de inventario publicitario cada mes en Estados Unidos”.

The Wall Street Journal y The New York Times, que dicen haber revisado una versión no redactada de la demanda, informaron que el supuesto acuerdo secreto al que se refiere la demanda recibió de Google el nombre en clave de “Jedi Blue”.

Oficinas de Google en el centro de Manhattan en la ciudad de Nueva York, Nueva York, el 20 de octubre de 2020. (Spencer Platt/Getty Images)

En una reciente entrevista, Paxton expresó su confianza en el avance de su demanda, afirmando que cree que hay una alta probabilidad de éxito.

“Hemos demandado a Google por violaciones antimonopolio, y pensamos que tenemos absolutamente un caso que ganará, y muy probablemente, habrá otras compañías [haciendo] este proceso [que] sabremos que les ha ocurrido lo mismo [y] que están en la misma posición”, dijo Paxton a Breitbart.

Además argumentó que el modelo de negocio de publicidad digital de Google presenta un conflicto de intereses porque representa tanto a los compradores como a los vendedores de publicidad online.

“Google representa a los compradores y los vendedores de publicidad, y controla el intercambio”, dijo Paxton al medio de comunicación.

“Sería como si Goldman Sachs fuera el único dueño de la bolsa y represente a todos los compradores y vendedores al mismo tiempo, conociendo toda la información, y por lo tanto permitiéndose beneficiarse masivamente a expensas de estos propietarios de empresas que luego tienen que trasladar esos costes a los consumidores. Así que los consumidores están pagando un precio exorbitantemente alto por el uso de Internet sin siquiera saberlo”.

Otros estados que se han unido a la demanda de Texas son Arkansas, Idaho, Indiana, Kentucky, Mississippi, Misuri, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Utah.

El estado de la Estrella Solitaria, Texas, tomó medidas contra las formas de monopolio de las empresas de Silicon Valley, incluida la forma en que las grandes empresas tecnológicas moderan el contenido de los usuarios.

Estas empresas han sido objeto de reiterados escrutinios por su percibida parcialidad política y su supuesta moderación desequilibrada de los contenidos de los usuarios. Los críticos dicen que gran parte de la moderación de las empresas en el último año se ha centrado en el discurso conservador y en el de las personas consideradas partidarias al expresidente Donald Trump.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo anteriormente que está trabajando con legisladores estatales en un proyecto de ley para evitar que las grandes empresas tecnológicas tomen medidas para moderar el contenido de los usuarios en función de sus puntos de vista políticos.

Del mismo modo, Florida también propuso medidas que penalizarían a las empresas de redes sociales que desplacen a los candidatos durante las elecciones. La legislación multaría a las empresas con 100,000 dólares al día hasta que se restablezca el acceso del candidato a la plataforma.

El estado del Sol, Florida, también exigiría a las empresas que promocionen a un candidato que registren esos apoyos como una contribución a la campaña política en la comisión electoral del estado.

Siga a Janita en Twitter: @janitakan


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.