Padre de bebé milagroso prematuro “no cambiaría su experiencia por nada del mundo”

Por Simon Veazey - La Gran Época
06 de Julio de 2019 Actualizado: 06 de Julio de 2019

El padre de un “bebé milagroso” que sobrevivió a un parto prematuro en cuatro meses y luchó contra la sepsis, septicemia y enfermedades óseas dijo que, a pesar de sus temores, no cambiaría su experiencia por nada del mundo.

Ahora que su hijo está prosperando en casa, Ryan Harrison está tan agradecido con el hospital británico que lo crió cuando nació pesando menos de i kilo, que está recaudando fondos para comprar un nuevo equipo para la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN), y lo hace con sus propios puños.

Ollie Harrison nació el 30 de octubre, cuatro meses antes de la fecha prevista de parto para el 5 de febrero, a las 26 semanas y pesando 520 gramos, informó Hull Live. El personal del hospital de Hull Royal Infirmary advirtió a sus padres que Ollie podría no volver a casa.

“Durante las primeras cuatro a seis semanas hubo un riesgo de que Ollie no lo logre”, dijo Harrison a HullLive. “Si cogía una infección, existía la posibilidad de que no fuera capaz de luchar contra ella”.

“Fueron tiempos difíciles para nosotros y ambos nos quedamos a su lado”.

Ahora Harrison sube al cuadrilátero para un encuentro de boxeo benéfico con el fin de recaudar fondos para un nuevo equipo para la unidad de cuidados intensivos neonatales de la Enfermería Real de Hull, que ayudó a salvar la vida de su hijo.

“Sin todo el increíble personal de esta sala, no tendría a este hermoso niño y realmente quiero devolver algo”, escribió Harrison en la página de la campaña de recaudación de fondos Just Giving. “Pasar por esta experiencia realmente me ha abierto los ojos y realmente queremos retribuir”.

El nuevo padre ya ha reunido más de 2000 euros (aproximadamente 2500 dólares) en la recaudación de fondos en línea.

También explicó en la página que el personal del hospital había atendido a su hijo a través de numerosas afecciones, incluyendo sepsis, septicemia, síndrome de dificultad respiratoria, enfermedad pulmonar crónica, enfermedad ósea metabólica (osteopenia) y retinopatía de la prematuridad, y conducto arterioso persistente.

El conducto arterial persistente es una afección cardíaca que afecta a los bebés prematuros. El conducto arterial es un vaso sanguíneo extra que se encuentra en el feto y que normalmente se cierra al nacer. Permite que la sangre pase por alto los pulmones no funcionales llenos de líquido del feto mientras aún está en el útero.

Captura de pantalla muestra la página de recaudación de fondos JustGiving de Ryan Harrison, con la esperanza de recaudar fondos para la unidad de cuidados intensivos neonatales de Hull Royal Infirmary después de salvar a su hijo prematuro (en la foto). (Captura de pantalla/Sólo Dar)

En los bebés prematuros, ese vaso a veces no se cierra como debería, alterando la circulación de la sangre entre las cámaras del corazón y los pulmones.

Durante las 15 semanas de estancia en el hospital, el bebé fue trasladado de un respirador al siguiente, todo lo cual ayudó a mantenerlo hasta que finalmente pudo respirar por sí mismo, explicó su padre en la página de la campaña.

“Cuando nació, cabía en la palma de mi mano y es una locura mirar atrás para ver lo pequeño que era”.

“Fue una cosa aterradora, pero no cambiaría mi experiencia por nada del mundo”, dijo Harrison a Hull Live. “Tener a mi primer hijo fue increíble, no pensé que estuviera listo, pero ahora tener a Ollie en mi vida es lo mejor que me ha pasado.

El bebé más pequeño de la historia en sobrevivir

En febrero, un niño japonés se convirtió en el bebé más pequeño que sobrevivió en el mundo, regresando a casa desde el hospital donde había nacido, con un peso de apenas 260 gramos.

El bebé, cuyo nombre no es dado a conocer en los informes, nació por cesárea el pasado mes de agosto, después de que no lograra aumentar de peso durante el embarazo y los médicos temieran que su vida corriera peligro después de su exploración de 24 semanas.

Frágil bebita prematura que nació con 3 y medio meses de gestación y medio kg de peso supera con ayuda del amor de sus padres la batalla por su vida y es un milagro de supervivencia. Imagen ilustrativa. (Crédito: Kristina Bessolova/Shutterstock)
Imagen de archivo de un bebé prematuro. (Crédito: Kristina Bessolova/Shutterstock)

Según el hospital de la Universidad de Keio, estuvo en cuidados intensivos hasta que llegó a pesar 3,2 kilos, y luego fue enviado a casa el 20 de febrero.

“Estoy agradecida de que haya crecido tanto porque, honestamente, no estaba segura de que pudiera sobrevivir”, dijo la madre del niño a Reuters.

*****

Te presentamos:

Una introducción a Falun Dafa

A través de sus principios Verdad, Benevolencia y Tolerancia, es posible mejorarse como persona y elevarse continuamente dentro del ambiente de la sociedad. Más información http://es.falundafa.org

TE RECOMENDAMOS