Padre de la niña hondureña en la portada de la revista Time revela que ella nunca fue separada de su madre

Por Bowen Xiao - La Gran Época
22 de Junio de 2018 Actualizado: 23 de Junio de 2018

El padre de la niña llorando, cuya foto fue capturada y colocada ante una imagen del presidente Donald Trump en una portada de la próxima revista Time, reveló que no es lo que parece ser.

La fotografía original, tomada el 12 de junio por el fotógrafo de Getty Images, John Moore, en la frontera de Estados Unidos con México, en McAllen, Texas, fue utilizada por muchas importantes organizaciones de noticias en medio de un torbellino de cobertura mediática centrada en la separación de familias de inmigrantes ilegales.

La foto muestra a una niña hondureña de dos años junto a su madre, que está siendo registrada por agentes de la Patrulla Fronteriza.

Múltiples periódicos y revistas, incluidos The New York Times, CNN, Daily News y NPR, usaron la foto en sus reportajes, añadiendo más energía al fuego mediático contra el estricto cumplimiento de la Administración Trump de las leyes de inmigración aprobadas por los gobiernos anteriores.

Sin embargo, la verdadera historia detrás de la foto no es lo que se retrató.

“Mi hija se ha convertido en un símbolo de … la separación de niños en el límite con los Estados Unidos. Puede que incluso haya tocado el corazón del presidente Trump”, dijo a Reuters Denis Valera, el padre de la pequeña, el 21 de junio.

El día anterior, Trump firmó una orden ejecutiva anunciando que las familias ya no podían separarse después de la detención en la frontera.

El padre declaró que la niña y su madre, Sandra Sánchez, habían sido detenidas juntas en la ciudad fronteriza de McAllen en Texas. Fue allí donde Sánchez solicitó asilo. Explicó además que nunca estuvieron separadas la una de la otra durante la detención.

La vicecanciller hondureña, Nelly Jerez, confirmó la versión que dijo Valera sobre los hechos, según Reuters.

La foto también se usó en una recaudación de fondos de Facebook que juntó más de USD 17 millones en donaciones de cerca de medio millón de personas para el Centro de Refugiados e Inmigrantes para Servicios Educativos y Legales (RAICES), una organización sin fines de lucro con sede en Texas, que provee servicios de defensa legal a inmigrantes y refugiados.

Valera dijo que su hija y su madre se fueron de Honduras sin decirle a él ni a sus otros tres hijos. Salieron de Puerto Cortés, un importante puerto hondureño al norte de la capital, Tegucigalpa. El creía que su mujer se había ido a Estados Unidos, donde tiene parientes, en busca de mejores oportunidades económicas.

“Si son deportados, está bien, siempre y cuando no dejen a la niña sin su madre”, dijo Valera a Reuters. “Estoy esperando ver qué pasa con ellas”.

El fotógrafo John Moore, manifestó que en el momento de la foto, la madre le dijo que las dos habían estado viajando durante un mes para llegar a Estados Unidos. El tomó una serie de imágenes en un paseo que hizo junto con la Patrulla Fronteriza.

TE RECOMENDAMOS